Prendas minimalistas, que sean durables, respetuosas con el medioambiente, que apuesten al estilo y no las tendencias. Esas son las que cuelgan de las perchas de un armario consciente y chic. De eso habla Denise Genit, co-fundadora y directora de la marca Oh!Sí, y da sus claves.
Conectáte con nosotros

Lifestyle

Moda que no se tira, el nuevo chic

Líneas limpias, simples, prendas combinables, como una camisa blanca, son parte de esa moda que dura, según Denise Genit. Foto: Gentileza.

Líneas limpias, simples, prendas combinables, como una camisa blanca, son parte de esa moda que dura, según Denise Genit. Foto: Gentileza.

POR Natalia Santos
Periodista

Prendas minimalistas, que sean durables, respetuosas con el medioambiente, que apuesten al estilo y no las tendencias. Esas son las que cuelgan de las perchas de un armario consciente y chic. De eso habla Denise Genit, co-fundadora y directora de la marca Oh!Sí, y da sus claves.

– “Comprar para tirar, es tan 90”. Esa idea, ¿traduce la evolución que buscan en la moda?

– Random comentario: el otro día sacamos un post para ver quién tenía la Oh!Sí con más tiempo y una chica nos contó que tenía una remera que seguía usando hace 7 años. Con esto hablamos de la calidad de la confección, de los nuevos tejidos y textiles que vamos testeando, de reusar nuestra retacería, de reciclar lo que usamos nosotras y medir nuestra huella para compensarla. Además de nuestro amor desde siempre a lo minimal.

– ¿El nuevo chic es el consumo ético?

– Nos gusta pensar a la moda consciente como algo que ya vino a instalarse. Como acá el concepto es un poco nuevo todavía, está como en esa fase de moda, pero creo que para muchas marcas en el mundo ya es una vara para tomar todas las decisiones. Ojalá pronto ni siquiera sea un diferencial y sea algo implícito, algo que se exige y se espera de todas las empresas.

-Un armario básico creado por ustedes, ¿cómo sería?

– La magia está en la mentalidad de lego, que aprendés a hacer que todas las piezas trabajen juntas. Siempre buscamos líneas limpias, simples, un par de prendas cuyo volumen haga todo, prendas muy combinables entre ellas, como por ejemplo: una camisa blanca para cualquier ocasión, alguna pollera pencil con un poquito de edge, como cuero, por ejemplo, un par de vestidos simples, minimales, tops que puedas usar de varias maneras, una prenda go-to que te haga feliz, no importa que sea demasiado, pero sí o sí necesitás ese levanta ánimo instantáneo, accesorios y algunas piezas con prints felices, un par de jeans buenos (no elastizados), un traje a medida, mejor si es de algún color, zapatos con personalidad, pero siempre cómodos.

-¿Cómo le imprimís tu personalidad a este gusto por lo minimal?

-Yo estoy ahora en una fase donde me encanta buscar prendas de mi mamá, de mis tías, de mujeres de mi vida. Es muy inspirador y empoderador al mismo tiempo. Sentís como que le hacés un tributo a todas esas mujeres tan importantes, y al mismo tiempo vas sumando joyitas de distintas épocas a tu armario para volverlo más tuyo.

-¿Alguna clave de moda y estilo para compartir?

– Una guía mía muy personal es comprar blanco y negro (o tener una paleta base) y jugar con las texturas, me encanta sumar algo inesperado para romper con los pre-conceptos que pudiera estar enviando a través de cómo me veo. La moda es para divertirse, sino, no lo estás haciendo bien.

Los básicos. Foto: Oh!Sí

Closet ideal armado con moda ética. Foto: Oh!Sí

 ESTILO, NO TENDENCIAS

– ¿Qué es moda lenta?

– La moda lenta o moda consciente nace como contrapartida al híper consumismo del fast fashion. Tiene como objetivo producir con mejores materiales (reusar, materiales upcycled, mejores fibras y textiles), ubicar en el centro a las personas que realizan el trabajo (mejores condiciones de trabajo y mejores remuneraciones, para toda la cadena de producción, no sólo los confeccionistas) y busca generar prendas que duren en el tiempo, pensando siempre en el ambiente, desde una lógica de que las cosas buenas se toman su tiempo.

– En Paraguay, ¿cómo estamos con esto?

– Es muy interesante ver la creatividad aplicada a ser mejores en el uso de recursos, en el desarrollo de soluciones o nuevos textiles, en la forma de encarar el diseño. Lo significativo que veo a nivel nacional es como esta nueva tendencia está uniendo muchísimo a las marcas (nuevas y antiguas) que quieren tomar ese camino. Eso es un gran plus y me parece que acelera el proceso, porque no crece sólo una marca, sino que todo el clúster. Esto es como una maratón. Cada marca tiene su serie de combinaciones que usa para promover una moda más ética y consciente, no hay una sola forma de hacerlo, sino que creo que la clave está en mejorar continuamente las prácticas.

– ¿Cómo traducen su política de sostenibilidad en la elección de materiales y en la tipología de las prendas para que duren?

– Oh Sí! es una marca de moda lenta, orgullosamente paraguaya que tiene un especial compromiso con el empoderamiento de las chicas. El año pasado certificó como Empresa B, como manera de reforzar su compromiso social y ambiental. Buscamos adoptar más medidas que sean amigables con el ambiente, producir mejor, producir menos. Nunca fuimos demasiado fans de las tendencias y ahora eso se ve mucho más en las prendas, si no va a sobrevivir el paso del tiempo (mucho, mucho tiempo) directamente no las producimos.

VESTIR CON VALOR

– En medio de la velocidad y el low cost, tomaron el tren hacia lo slow, ¿cómo recibe eso el mercado local?

– Es súper reconfortante ver como para una parte de las nuevas generaciones esto es un requisito. Me encanta esta nueva generación, tiene súper en claro qué es lo que quiere y lo persigue activamente. Podemos ver cómo cada vez hay más tiendas de segunda mano, o más marcas que ya nacen con el valor de la sostenibilidad, más amigos haciendo intercambios.

 – Es una filosofía que tiene presencia, pero aún no está demasiado extendida…

– Para el mercado masivo creo que todavía nos falta un poco. Acceder a productos de marcas que cuidan más sus materiales, como por ejemplo el algodón pima orgánico o que tienen certificaciones, es una inversión que no es para todos los bolsillos, pero, por otro lado, tenés el aval de la calidad. Sabés que te van a durar muchos años, es una cuestión de aprender a consumir menos, pero mejor, de cuestionarnos y entender el poder que tenemos como consumidores.

 – ¿Para quiénes hacen su ropa y cuál es el valor que encuentran estas personas en la propuesta?

– Amamos a nuestras chicas Oh! Son libres, no les gusta encasillarse. Consumen arte, cultura, moda, están informadas sobre qué pasa en el mundo. Viajan mucho y no tienen miedo de vivir según sus reglas. Tienen mucha conciencia social y ambiental. Ellas son las que nos dicen que quieren. Creo que además del estilo que ofrecemos, nos encontramos con ellas en ese lugar donde abogamos por lo mismo, donde buscamos valores que queremos ver en nuestra ciudad. Estamos muy agradecidas con toda la comunidad que se formó alrededor de la marca, Oh!Sí nos hizo conocer a personas interesantísimas que nos ayudaron a subir la apuesta.

 

Denise muestra su look: Mono heredado de una tía, aros que fueron de su mamá, zapatos Felicia. Foto: Gentileza.

Denise muestra su look: Mono heredado de una tía, aros que fueron de su mamá, zapatos Felicia, de Cori, la co-fundadora de Oh!Sí Foto: Gentileza.

Ficha personal

Nombre: Denise Genit Gonzales-Daly

Profesión: Comunicadora y diseñadora autodidacta

Cargo: Co-Fundadora y Directora de Marca en Oh!Sí

Qué es lo que más te emociona de tu trabajo: La magia del diseño, el potencial que tiene de cambiar realidades.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos