Unas ingenieras ambientales crearon ArtCycle, una alternativa ecofriendly para ayudar a dar un destino final a los residuos de maquillaje.
Conectáte con nosotros
Es importante tener información sobre los componentes del maquillaje, explican desde Artcycle. Foto: Ilustración. Es importante tener información sobre los componentes del maquillaje, explican desde Artcycle. Foto: Ilustración.

Lifestyle

Artcycle: El arte de reciclar maquillaje conscientemente

POR Natalia Santos
Periodista

Unas ingenieras ambientales crearon ArtCycle, una alternativa ecofriendly para ayudar a dar un destino final a los residuos generados por el mundo del maquillaje.

La apuesta científica busca reunir información sanitaria para que la gente pueda hacer elecciones con mayor conciencia ecológica, que generen arte y contribuyan a la economía circular.

La ingeniera ambiental Cintia Figueredo cuenta que una anécdota de su mamá fue el detonante de todo.   Como a ella no le gustaba como pintaban sus lápices, probó usar maquillaje que le habían regalado por sus 15 años y que ya llevaban años en desuso. Así logró colorear unas frutas que tenía que hacer para ilustrar una exposición en el colegio, en una época en que la impresión a color y el Power Point no eran lo habitual.

Con esto en la memoria, Cintia decidió replicar la experiencia con buenos resultados. Más tarde, ya estando en la universidad ahondó en el tema y se dio cuenta en la escasa información sobre la disposición final del maquillaje.

Fue así, que compartió su inquietud con una compañera que es artista y está siguiendo diseño de modas. Ella probó las posibilidades del maquillaje vencido como insumo alternativo para crear arte.

Es importante verificar los empaques para saber la fecha de caducidad. Foto. Ilustración.

Es importante verificar los empaques para saber la fecha de caducidad. Foto. Ilustración.

Ciencia y belleza

El proyecto que inicialmente reunió a más personas, terminó siendo una iniciativa de dos, que comparte con su colega Jazmín Patiño y un grupo de artistas.

“La idea era hacerlo como un trabajo de investigación. Iniciamos con una colecta piloto para testear si iba a funcionar o no, porque al final de cuentas eran los artistas los que iban a usar. Nosotras encargamos de la parte de gestión de residuos, colecta, categorización, separación, pesaje y medición. Todo lo que eso incluye, antes de distribuir entre los artistas para su uso”, menciona.

Iban a empezar en marzo de 2020. Ya tenían acuerdo con 8 facultades para poner puntos de colecta con voluntarios encargados de anotar patrones de consumo, cómo la gente elige el maquillaje y qué hace después de que termina su vida útil. Habían reservado en la Manzana de la Rivera para exponer las obras generadas con los insumos, pero no se pudo dar por la pandemia y la cuarentena. De a poco, van retomando la marcha.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ArtCycle-PY (@artcyclepy)

– ¿Qué es Artcycle?

-Artcycle es gestión de residuos de cosmética y producción de arte con maquillaje. Estamos en proceso de buscar otras maneras de dar uso a esos residuos, porque –lastimosamente- el arte no es considerado algo de primera necesidad, pero vimos en el arte la única disposición segura de estos materiales, de momento. No hay bibliografía. Nosotros vamos a ser los primeros en sacar una investigación con respecto a esto.

-¿Qué tienen en cuenta en esta investigación?

-Hay cuestiones no solo ambientales, sino también cuestiones psicológicas para evaluar, como por qué nos maquillamos, qué impacto tiene en nuestra autoestima. También guarda relación con la salud. Queremos saber por qué un producto que en teoría tiene que hacerte ver linda, a largo plazo afecta la salud física. Hay productos -que según bibliografía- no permiten usarse cuando estás embarazada. Los labiales -por ejemplo- contienen plomo y otros elementos que son bioacumulables, el cuerpo acumula y puede ser cancerígenos a largo plazo. Las sombras, la mayoría de los colores metálicos tienen muchos ingredientes idénticos a los que se usa para pintar paredes y que pueden afectar a la salud ocular, al igual que el rímel.

– ¿Qué podemos hablar sobre el proceso de producción del maquillaje que la gente no toma en cuenta al elegir qué usar?

-Hay marcas a nivel mundial que consiguen su materia prima mineral explotando indiscriminadamente canteras. Hay otras que dicen que son naturales, porque su material prima es natural, pero para obtenerlas van destruyendo áreas protegidas o no teniendo en cuenta las fuentes de manera responsable.

– ¿Qué es lo más sustentable?

-Utilizar productos locales, siempre. A partir de allí se pueden ver otras opciones. Ya hay marcas que apuntan a la cosmética natural. Todavía no encontramos marcas paraguayas con este concepto que apunten al maquillaje en sí. Vamos a ir haciendo conversatorios con marcas nacionales para que puedan tener en cuenta la sustentabilidad, y que sepan que nos tomamos en serio esto. De entrada, la gente puede pensar que es un proyectito nomás, pero es un trabajo con bagaje profesional detrás.

-En Paraguay, no hay mucha información sobre los materiales con los que están hechos los cosméticos.

-A nivel mundial se da el desconocimiento. Cada vez que hacemos posteos en redes sociales es tras una investigación sobre cada tipo de maquillaje. Así nos dimos cuenta que es muy difícil encontrar la información completa en un lugar. Hay pequeños blogs de periodistas que se animan a investigar. Lo más interesante, es que, si uno revisa los componentes del maquillaje, se encuentra con que toda la información está en inglés, sin importar su origen. Aunque sabemos que los nombres químicos no tienen mucha traducción, los datos están en letra pequeñita están impresos de manera poco visible para que se pueda saber, fecha de producción y de vencimiento, número de lote.

 – ¿Dónde buscar información entonces?

-Hay documentales que abordan el tema de manera más general. Es importante buscar información como consumidor, para poder diferenciar que no siempre lo vegano es sustentable. Hay productos que utilizan aceite de palma y derivados de la miel o la cera de abeja de manera industrial y a escala enorme. Lo sustentable es que los mecanismos de producción respeten el ambiente para que no afecte a la generación siguiente, y que los traslados no tengan una huella de carbono alta.

– ¿Cuál es el gran desafío?

-La disposición de los envases, que son pequeñitos y no todos dicen qué tipo de plásticos, vidrios son, hace que la disposición final o el reciclaje sea muy difícil. También están los espejos, que tampoco se reciclan. Por eso, de momento, con la tecnología y conocimientos que existen hoy a nivel local, el arte es el único que permite disponer de esto de manera segura.  Además, esperamos sumar puntos de colecta en varias ciudades para que esto pueda hacerse a una escala mayor. También, mostrar la importancia de lo ambiental, porque, aunque existen normativas o leyes, no siempre se cumplen.

– ¿Cuál es la proyección que tienen?

-Crear conciencia, brindar insumos a los artistas y proveer de un servicio a los profesionales de la belleza, tanto para la disposición final, como dándoles información sobre cómo almacenar sus productos para mantenerlos de manera óptima durante su vida útil. Esto va a ayudar que su uso no afecte de manera negativa a la salud de su clientela. Esta inversión les va a redituar a largo plazo, porque van a poder garantizar que brindan seguridad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ArtCycle-PY (@artcyclepy)

Más información en: https://linktr.ee/ARTCYCLE_PY

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos