Conectáte con nosotros
Jork Aveiro habla sobre cómo la pandemia le marcó su vuelta al arte. Foto: Gentileza. Jork Aveiro habla sobre cómo la pandemia le marcó su vuelta al arte. Foto: Gentileza.

Lifestyle

Jork Aveiro: “La vida es para la gente caradura”

Tomando distancia del mundo de la moda, con sus 45 años de edad recién cumplidos, Jork Aveiro nos habla sobre sus planes 2021. Con humor asegura que la persistencia y el atrevimiento son los que permiten vivir los sueños.

POR Natalia Santos
Periodista

Tomando distancia del mundo de la moda, con sus 45 años de edad recién cumplidos, Jork Aveiro nos habla sobre sus planes 2021. Con humor asegura que la persistencia y el atrevimiento son los que permiten vivir los sueños.

Jork Aveiro, moda y actuación siguen siendo pasiones en su vida. Foto: Gentileza.

Jork Aveiro, moda y actuación siguen siendo pasiones en su vida. Foto: Gentileza.

“Estoy un poco alejado del mundo de la moda.  Busco volcarme de lleno al arte, al teatro que es mi pasión”, manifiesta Jork Aveiro. El tiempo de la pandemia para el diseñador de moda, organizador de eventos como Asunción se viste fue decisivo. Le sirvió para asentarse y decir que lo que quiere realmente es hacer arte.  Fue jurado de la edición 2020 de Smart Films.

– ¿En qué está Jork Aveiro The Mode?

– Estoy un poco alejado de la moda, que es algo que me gusta mucho. Mi rubro es la sastrería para eventos altos y eso es lo que disminuyó en estos tiempos. El teatro es mi pasión y me quiero dedicar enteramente a eso. Aunque la moda aún está en mi vida, mi camino va hacia el arte.

– ¿Qué te lleva hacia ese lugar?

– Este año de la nada grabé un cortometraje con una directora de cine paraguaya-española que vive en Madrid, Cris Arana. Se llama “Y” y trata sobre la falta de agua en Paraguay. Sentí muchas cosas con el audiovisual que nunca sentí ni con el teatro. Me metí de lleno en el personaje y antes del preestreno que se vivió en Asunción el 9 de junio, no había visto nada.  Además, hay otros proyectos con Roberto Cardozo (7 cajas) y Juan Carlos Moreno. Las cosas se van dando. No vamos a pretender que todo se nos abra de una, después de tan difícil situación que estamos pasando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jork Aveiro (@jorkaveirothemode)

– ¿Estás viviendo tu sueño?

-Toda la vida a nivel profesional, desde que tengo uso de razón, quise vivir del arte, siempre amé el teatro, las tablas y ese contacto con el público, que un director me diga lo que tengo que hacer y que haya un diálogo en el que yo proponga.  Por algo ya no estudié dirección, a mí me gusta ser dirigido. Ahora descubrí que me gusta mucho el audiovisual, aunque antes había hecho algunos cortometrajes, ahora creo que tengo otra madurez.

– ¿Cómo te definís hoy?

– Hoy por hoy, por todo lo que pasé y cada vez estoy más afirmado en un dicho que siempre tuve en la cabeza, yo creo que la vida es para la gente caradura, para la gente que se atreve y que no tiene miedo a la hora de jugarse por lo que desea. Yo no sé de dónde saqué coraje de hacer eventos tan grandes de moda. Yo nunca dimensioné ni tuve en cuenta la idea de que iba a fracasar. Lo que me preguntás… bueno… ¿Cómo me definiría? Soy un caradura. En la vida, si no somos caraduras y nos quedamos en el molde, en algún momento nos arrepentimos de no haber hecho lo que amamos, de no haber procurado, de no haber intentado. Esa sensación, es algo que yo no tengo.

– ¿Cuál es tu deseo en esta etapa de tu vida?

– Quiero vivir y trabajar del arte en Paraguay, que es mi país amado, tanto le debo, le debemos a este país. Así como tantas cosas le criticamos.  A veces uno dice: me quiero ir a vivir a otro lugar porque estoy harto de este país y de sus miles de desgracias. Yo creo que en todos los países hay problemas. Yo valoro mucho nuestro país. Me siento orgulloso de mi país, de mi tierra, de mi guaraní. Este es un país hermoso que está mal gobernado.

– ¿En qué te vas a enfocar?

-Yo todavía quiero hacer cosas y apoyar a la cultura de Paraguay. Lo que veo en la cultura, amén de que se le da muy poca importancia, tampoco se crean muchas estrategias o vínculos para que podamos ser más visualizados. Yo creo que las alianzas estratégicas con marcas y empresas, son las que van a ayudar a posicionarnos en el tiempo. Quiero empezar a colaborar desde ese lado con la cultura. Y si ya me atreví a tanto con la moda, pienso que me voy a volver a atrever por el arte, que es lo que amo hacer. La idea es visibilizarnos con las marcas y empresas que tienen un rubro para cultura.

– ¿Cómo integrás esta nueva decisión de dedicarte enteramente al arte a tu estilo de vida?

– El arte tiene otro momento, otro análisis. Nunca cuando estuve vertiginosamente metido en otra cosa hice teatro. Mi ideal (en este momento en que busco dedicarme al arte) es levantarme todos los días hacer mi meditación, ensayar, entrenar, encargarme de mis cosas, colaborar con la producción de mi obra. Es un ideal. Quisiera al menos ensayar dos obras al mismo tiempo, cuando se está estrenando una, estar ensayando otra.

– ¿Pensás que se van marcando etapas en tu vida, Jork?

-Sí. Llegué a los 45 años y sigo vivo. Esto de volcarme al teatro, al arte, que es lo que más amo, es lo que necesito en este momento de mi vida para ir completando ciclos y llegando a nuevos espacios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jork Aveiro (@jorkaveirothemode)

En las redes
– ¿Te considerás un influenciador dentro la moda, a partir de tu presencia en redes?

-Yo no le doy mucha importancia a las redes sociales. La gente es la que te pone en un lugar de influenciador o influencer, yo no me doy yo ese título. A mí me gustan mis redes sociales, alzo y comparto lo que quiero, y sé que aunque yo no tenga ninguna intención con eso, puede que esté influenciando a la gente. Creo que nunca le di mucha importancia tampoco a eso y a la magnitud que pueda llegar a tener, porque dentro de mi esencia tampoco están las redes sociales.

-Pero sos activo en ellas

– Sí, porque sé que si no estoy en redes sociales tal vez voy a tener menos trabajo o voy a ser poco visualizado, en el sentido de que va a ser más difícil que me vea un director o directora. Lastimosamente, es algo que tenemos que tener, pero no es mi objetivo ni mi afán ser un influencer con millones de seguidores.

– Generaste algunos espacios de entrevistas y encuentros…

-Hice durante un tiempo -cuando estuvimos muy metidos en la pandemia- un ciclo de charlas. Fue muy bueno, pero un día dije basta. Lo que no me gusta 100% no le doy tampoco continuidad. La gente de mi generación se hizo antes de las redes y las usa como un complemento. Existe gente muy inteligente que utiliza las herramientas tecnológicas muy bien, pero no es lo que yo quiero. No quiero grabar todos los días vivos. Las redes sociales sirven para muchas cosas, pero yo no busco la exposición. No me siento referente de nada, aunque agradezco mucho cuando me consideran y lo tomo como un compromiso. El público que me sigue es al que le gusta lo que yo hago y consume lo que yo consumo y estoy feliz con eso.

– ¿Qué te falta hacer o qué querés hacer?

-Creo que a mis 45, la respuesta es: Ser feliz. No voy a forzar nada ni esforzarme por caprichos o por tener esto o aquello. Creo que la vida conmigo fue muy genial. Me puso en el camino las cosas y la gente correcta. Yo no puedo tener otra opinión de la vida, sino solo agradecer.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos