Conectáte con nosotros

Lifestyle

Mel Núñez Honzi: “Si podés soñarlo, podés construirlo”

Mel Núñez Honzi es una apasionada por su trabajo. Le fascina encontrar cosas nuevas y siempre está dispuesta a crear ese producto innovador que a ella le gustaría usar.

POR Natalia Santos
Periodista

Una mala decoloración la puso en el camino de la cosmética capilar. Como chica de rulos –que en la adolescencia pasaba horas con la planchita- Melissa Núñez Honzi es hoy una apasionada por su trabajo. Le fascina encontrar cosas nuevas y siempre está dispuesta a crear ese producto innovador que a ella le gustaría usar.

“Mi experiencia personal me ayuda en lo que hago hoy. Yo ya estuve horas con la planchita, ya me hicieron chicle el pelo en una decoloración, ya tuve extensiones, ya fui rubia… Pasé por todos esos procesos, entonces me identifico y sé exactamente cuál es tu problema”, dice la creadora de Blondas y tiene una gran presencia en redes como referente en cuestiones de cabello.

– ¿Qué es el cabello en la imagen de persona?

Siempre digo que el cabello es nuestra corona. Un cabello sano y bien cuidado hace que nos veamos y nos sintamos bien. Eleva nuestra autoestima hasta el cielo.  El cabello es el marco de nuestro rostro, es nuestra imagen, nos ayuda a resaltar mucho más nuestra belleza.

– ¿Cuándo empezaste a darte cuenta que te apasiona el cabello?

-Siempre amé cuidar mi cabello, teñirlo, arreglarlo… Pero mi pasión por el cuidado capilar realmente comenzó cuando hace unos años un colorista literalmente me destruyó el cabello con una mala decoloración. Me hicieron “chicle” el cabello. Después de eso fue que comencé a investigar, probar, experimentar con todo tipo de cosméticos, productos, ingredientes, marcas, para poder recuperar la salud de mi pelo.

– Tenés rulos, pero ¿qué te llevó a crear una comunidad virtual para personas con rizos en un país obsesionado con el lacio?

-Justamente mi mala experiencia con este colorista. Comencé creando un grupo en Facebook que se llamaba Secretos de belleza. En un principio era sólo para debatir y hablar con mis amigas, pero de a poco, más chicas se fueron uniendo hasta que formamos una comunidad. Hablábamos, debatíamos todo lo que tenga que ver con belleza y cuidado del cabello especialmente. Contábamos nuestras experiencias y compartíamos nuestros tips de cuidados capilares. Todo para recuperar la salud de nuestro cabello natural.

Mel emprendedora
– ¿Eso cómo te llevó a emprender?

-La gente empezó a preguntarme: ¿Vos vendés? Y ahí me dije: Podría vender. Tenías cien dólares, esto era quinientos mil guaraníes en esa época. Fui al mercado y compré cosas de góndola a los que le recargué un poco el precio, en menos de una semana había duplicado mi dinero. Así empezó a empresa, empecé a vender. Yo misma iba a entregar a mis clientes. En ese momento estaba en el preparatorio de Arquitectura y tuve que decidir si me quedaba a estudiar eso o me ponía a hacer lo que me gusta y empezar mi negocio. Me di cuenta que podía hacerlo.

– ¿Cómo fue tu proceso?

-Durante dos años trabajé sola, dos años más trabajé con un deliverista que entregaba en una zona, mientras yo entregaba en otra zona. Después decidí abrir una oficina porque lo mío siempre fue digital. De apoco fui contratando asesoras, a personas de diseño que me ayudaron con los posteos, a sacar las fotos y todo lo demás. Hace dos años dimos el gran salto y ahora estamos inaugurando una industria cosmética paraguaya.

-¿Cómo era antes ese proceso de producción?

-Hace tiempo venimos creando marcas que se producen en el exterior. Tengo un gran equipo que incluye a las personas de laboratorio con quienes vamos permanente desarrollando productos.  Además de los canales de distribución y ventas tenemos un club de emprendedoras Blondas, que hacen ventas a partir de una caja de cosméticos inicial. Yo no quiero venderles una vez, sino que ellas creen una empresa como la que yo creé.

– ¿Qué es Blondas para vos?

-El proyecto que siempre soñé y que hoy es una realidad. Desde que empecé este proyecto de negocios supe que quería ayudar a otras mujeres como yo, soñadoras, emprendedoras a que ellas también puedan lograr sus metas, su independencia. Hoy por hoy formamos un club donde ya somos más de 250 emprendedoras en todo el país.

– ¿Qué pasó en la pandemia con el auge que hubo de ventas y compras online?

-Yo creo que el éxito de Blondas se dio con que yo creé esto hace seis años y medio. En esa época nadie vendía cosméticos en las redes. Fui una de las primeras que empezó a traer productos de Brasil para vender, cuando acá todavía la gente no conocía para qué servía y demás. El marketing digital es parte de nuestro ADN. Y cuando llegó la pandemia, las tiendas físicas se empezaron a cerrar y todo el mundo contrató delivery, nosotros ya estábamos en nuestro hábitat natural.

– ¿Entonces no significó una reinvención?

-Fue algo normal. Las chicas podían trabajar desde su casa tomando los pedidos… esa transición no nos costó mucho. Crecimos mucho en esa etapa. A eso se suma que las chicas estaban en sus casas, tenían más tiempo con el celular, todo el tiempo viendo qué comprar, querían cuidarse, arreglarse las uñas, el pelo… hacer pasar de alguna manera ese tiempo y pedían muchos cosméticos.  Vimos que, a raíz de eso, muchos se animaron a crear su empresa digital.

Mel Núñez Honzi ama viajar y aprende de cada experiencia. Foto: Gentileza.

Mel Núñez Honzi ama viajar y aprende de cada experiencia. Foto: Gentileza.

Mel apasionada
– ¿Cuál considerás que es una característica tuya que hace que esto sea lo que es?

-Creo que se debe a la pasión que tengo por los cosméticos y que se refleja en mi equipo, en todas las cosas que hago y en los productos que creo. Yo cuando iba a los laboratorios iba y decía: “Yo quiero que mi producto tenga esta fragancia, estos componentes, que haga esto, que tenga esta textura”. Soy una apasionada de los cosméticos. Yo me compro todo. Me encanta usar y probar. Más allá de las formulaciones, está el amor. Yo amo mi trabajo y me apasiona lo que hago.

– ¿Cómo es una chica Blonda?

-Para que una chica esté en Blondas tiene que amar los cosméticos. En el equipo todas acceden a los productos, todas pueden usar, tienen que usar. Porque, ¿cómo te van a recomendar a vos? Tienen que usar y con conocimiento te tienen que poder explicar. Tienen que ser expertas en cosméticos y expertas en los productos que están vendiendo. Yo les insisto mucho en que se vean lindas, pero verte linda no es necesariamente que te llenes de maquillaje, sino que, aunque no tengas maquillaje, te veas, linda, fresca, impecable.

– ¿Qué soñás?

-Poder siempre innovar. Unir lo natural con lo que hay en laboratorios para crear cosmética de tecnología superior. Algunas de las marcas que hacíamos en Brasil se van a producir acá y va a dar trabajo a mano de obra paraguaya, materia prima importada de primera calidad. Yo investigo muchísimo y me encanta descubrir propiedades medicinales en diferentes extractos naturales. La empresa nace con ese corazón. Quiero crear algo que sea de acá para el mundo. Por ejemplo, Rizos Lala es una marca brasileña que es mía, la fabrica la elabora solo para mí y tenemos un acuerdo de exclusividad. La esencia, la personalidad de la marca, todo lo creé yo. No fue la primera marca creada, pero sí la que más se internacionalizó. Nos contactan personas de Ecuador, Perú, México. Estamos ansiosos por traer aquí la producción, revolucionar este mercado y poder exportar para el mundo productos orgullosamente Paraguayos

– Te gusta viajar ¿eso de qué manera marca todo lo que hacés?               

-Amo viajar, me gusta conocer. Yo en cada lugar que voy, me tomo uno o dos días para recorrer y preguntar en tiendas de cosméticos, vivir la experiencia. Me gusta mucho mirar el tipo de personas que hay en cada lugar del mundo. Las mujeres aquí en Paraguay somos más arregladas, nos maquillamos más, algo que no se da en todas partes del mundo. Y en mi cabeza –es inevitable- ya estoy viendo qué productos podría llegar a vender y el modelo de negocios que podría llevar a cada país.  Todo eso rescato y traigo para que, con las chicas, armemos nuestro mapa de experiencias para brindar al cliente. Viajar para mí es un aprendizaje constante.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rizos Lala (@rizoslala)

A puro volumen
– ¿Cuáles serían las recomendaciones para las que no conocen la textura de su pelo, ni cómo cuidarlo?

-Lacio, con ondas leves, ondas abiertas, rizo apretado y rizo en zigzag, existen varias texturas de cabellos… identificarlo es el primer paso para saber y conocer sus necesidades y como cuidarlo. Para reconocer cual es la tuya es recomendable acudir con un experto. En Blondas & Cia nuestras expertas en cosméticos realizan el diagnóstico capilar totalmente gratis.

– ¿Qué recomendás para el cuidado total del pelo?

-Sin duda el cronograma capilar. Básicamente es un calendario que se crea para recuperar la salud del cabello. El cronograma se arma de acuerdo a las necesidades del pelo y consta de 3 pasos: hidratación, nutrición y reconstrucción. Este tratamiento es para todo tipo de cabellos, en especial para los muy maltratados por químicos, decoloraciones, alisados, o si tan sólo te gusta mantener tu cabello sano este tratamiento es el ideal.

Mel Núñez Honzi. Foto: Gentileza.

“Soy una persona que quiere traer siempre cosas nunca antes vistas. Tengo un millón de cosas en la cabeza”, dice Mel Núñez Honzi. Foto: Gentileza.

Soñar y construir
– ¿Cómo se define a sí misma Mel?

-Amo el arte. Las cosas sorprendentes. Soy una persona que quiere traer siempre cosas nunca antes vistas. Tengo un millón de cosas en la cabeza. Quiero revolucionar el mercado de los cosméticos en Paraguay. Para mí 24 horas es muy corto para todo lo que quiero hacer.

-La innovación está presente en tu trabajo, pero ¿en qué otro sentido te considerás innovadora?

-Yo te diría que prácticamente es mi esencia. Todo lo que soy, como me visto, las cosas que quiero para mi hija y en la vida en general.

– ¿Qué es lo que querés dejarle a tu hija?

-El espíritu de que puede tener lo que sueñe. Que si le gusta la cosmética –como me dijo muchas veces a mí, aunque tenga solo 6 años-  pueda crear ella misma y desde joven su propio “imperio”. Quiero formarle para que ella pueda hacer y tener lo que ella quiera.

– Tenés proyecciones varias y hasta heredera ya…

– Quiero que me dé el tiempo para todo lo que quiero hacer. Yo creo que la raíz de cualquier cosa es siempre la investigación. Paso horas, madrugadas buscando y anotando en mi agendita. Entonces cuando encuentro algo que me gustaría ver cómo funciona, mando a hacer en preparados magistrales y ya pruebo. Quiero diversificar hacia los suplementos alimentarios, quiero hacer una marca de lencería… Tengo tantos sueños que creo que las cosas se van dando. Yo creo que si vos podés soñarlo, podés construirlo.

Mel Núñez Honzi. Foto: Gentileza.

“Quiero que me dé el tiempo para todo lo que quiero hacer”, menciona Mel Núñez Honzi. Foto: Gentileza.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos