Conectáte con nosotros

Lifestyle

Volver a la cultura de patio

Con Cultura de Patio, El Arenero habilitó su espacio al aire libre para disfrutar de las plantas. Foto: Natalia Santos.

Con Cultura de Patio, El Arenero habilitó su espacio al aire libre para disfrutar de las plantas. Foto: Natalia Santos.

POR Natalia Santos
Periodista

Al arquitecto Alejandro Patiño siempre le gustó el aire libre, las plantas y los momentos para compartir. Con El Arenero, decidió honrar la cultura de patio y poner el toque verde a las experiencias.

"La presencia de las plantas mejoran la calidad de vida", menciona Alejandro Patiño.

“La presencia de las plantas mejoran la calidad de vida”, menciona Alejandro Patiño.

– ¿Qué es El Arenero?

-El arenero es un estudio de paisajismo en principio. Está relacionado a todas las actividades que tengan que ver con plantas, todos los eventos en los que una planta sea la protagonista.  Tanto si la planta está en lo que nos rodea, como si se trata de un elemento escultórico principal.

– ¿Qué lugar ocupan las plantas en tu vida?

– En principio soy arquitecto de profesión y las plantas como que siempre me llenaron más.  Siempre fueron parte de mis hobbies y pasatiempos. Siempre me gustó estar en contacto con ellas al aire libre. Creo que la pandemia ahora nos obliga a estar al aire libre y siempre me gustó mucho compartir y las plantas, entonces quería hacer algo.

– ¿Así nació Cultura de Patio?

-Después de mucho pensar en qué hacer decidí inventar un espacio donde podés ver plantas y compartir diferentes tipos de creaciones.  Es algo que está abierto a miles de posibilidades. Puede ser una galería de arte un día, escenario de un toque de blues en otro momento, o una feria de plantas. Es más que el lugar, la experiencia. La idea es inspirar a las personas a que tengan un espacio verde.

– Después de todo lo que nos hizo ver el estar confinados, ¿tener espacio suficiente es un lujo?

-El espacio es cualquier superficie en la que estamos presentes y viviendo. Podemos tener un metro cuadrado o trescientos, o mil, eso no importa, porque es el que usás de acuerdo a tus necesidades.  Yo creo que todos los espacios siempre pueden estar relacionados al verde.

– ¿Cómo podemos crear ese espacio propio y disfrutar de la cultura de patio?

-Algo que nos enseñó el confinamiento es que podemos hacer que nuestro espacio sea lo que nosotros queremos. Podemos condicionar ese espacio para tener una mejor calidad de vida. La presencia una planta en cualquier espacio ya mejora todo por el solo hecho de verla y estar en contacto con esa sensación de vida.

Unos espejos, sillones, planteras y una vieja reja ya pueden transformar cualquier espacio en algo original. Foto: Natalia Santos.

Un espejo, un sillón, planteras y una vieja reja transforman el espacio en algo original. Foto: Natalia Santos.

– ¿Cualquier espacio es bueno para tener plantas?

-La gente piensa que, porque vive en un departamento cerrado sin tanta iluminación o ventilación, o porque no puede estar tan pendiente, no puede tener plantas directamente. Eso es un tabú que está más que probado. Las redes vos mirás y ves departamentos de 2×2 lleno de plantas en donde las personas casi no entran.  Es algo que se volvió tendencia también con la pandemia.

– ¿Las plantas nos hacen felices?

-Todos queremos vivir en un lugar agradable, acogedor. Las plantas tienen un montón de propiedades. Otorgan desde el bienestar psicológico del que hablamos hasta oxigeno del aire. Un hábitat se vuelve saludable con el solo hecho de tener una planta al lado.

– ¿Qué pensás de recuperar la costumbre de tener plantas nativas en nuestros espacios?

-Yo creo que eso es ser inteligentes. No podemos obligar a la naturaleza a pertenecer a un lugar que no es el suyo. Si queremos una planta en todo su auge, entonces optemos por una planta autóctona que esté preparada para nuestras condiciones climáticas externas.  Lo autóctono es importante primero porque es fácil de cuidar, la planta crece en mejores condiciones que cualquier planta importada y económicamente es muchísima la diferencia a la hora del mantenimiento.

– ¿La generación de paisajes diseñados es hoy más accesible?

-Hoy en día, las unidades habitacionales son cada vez más reducidas en superficies. La realidad es que vos misma podés hacer estructuras que cuelguen de tu loza, hacer estantes que no ocupen espacio y así siempre puede estar el verde presente. Todo esto sin que te saque el lugar funcionalmente hablando. Hay miles de maneras de involucrar el verde, es solo cuestión de darle vuelta a lo que tenés.

– ¿Reusar, decís?

-Eso es algo que mucho nos representa como El Arenero, porque buscamos partir con la propuesta desde lo que hay. Buscamos reciclar, reutilizar y darle la vuelta para que, de alguna manera original, te sirva. Si te das cuenta de una reja vieja, restos de andamios, tenderos para la ropa se pueden hacer estructuras que sujetan plantas para que tengan un lugar en el que no molesten y se luzcan.

– ¿Hay mayor consciencia?

– Hay una mayor consciencia sobre lo obsoleto que se vuelve todo y de cómo estamos cubriendo el mundo con nuestros residuos, entonces cualquier residuo puede convertirse en contenedor de vida y de naturaleza es cuestión de ser creativos y darle vuelta a las cosas.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos