Connect with us

Lifestyle

Vicky Prayones y Santiago Da Ponte: “No hay que tener miedo a soltar”

Vicky Prayones y Santiago Da Ponte abrazaron el minimalismo y eso los llevó a impulsar la Feria Mburukuyá que se repite el 29 y 30 de enero.

Vicky y Santiago ponen como objetivo que impulsa sus ventas, ir juntando para sus viajes. Foto: Gentileza.

Vicky y Santiago ponen como objetivo que impulsa sus ventas, ir juntando para sus viajes. Foto: Gentileza.

Vicky Prayones y Santiago Da Ponte abrazaron el minimalismo y eso desató todo. Hoy son los impulsores de Feria Mburukuyá, que se repite el 29 y 30 de enero.

Ella es licenciada en Comunicación con énfasis en publicidad. Trabajó casi 14 años como wedding planner y, a la par, 9 años en eventos de marketing, BTL, bares y boliches. Santiago es ingeniero en Marketing. Trabajó muchos años como brand manager de varias marcas para rubros de entretenimiento y eventos.

Ambos abrazaron el minimalismo y eso desató todo.

-¿Cómo llegan al minismalismo?

-Teníamos un viaje a Barcelona para hacer una maestría en Project Management. En ese momento nos estábamos internalizando más en el movimiento del minimalismo, una corriente que es empujada por Marie Kondo y The Minimalists (Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus). Vimos un documental en Netflix sobre personas que vivían con pocas cosas, pero cosas que realmente amaban. Por eso antes de ir a Barcelona decidimos empezar a vender todas nuestras cosas con el propósito de definir qué es realmente importante.

-¿Cómo fue esa primera venta?

-Vendimos desde ropa y vajilla hasta souvenirs que teníamos guardados hace años en cajas. Fue un sentimiento bastante enriquecedor. Ahí fue cuando nos enteramos de que había un grupo de personas que también querían vender sus cosas, hacer un extra y empezar a liberarse de cosas materiales.

-¿Cómo surge la Feria Mburukuja?

-La primera Feria Mburukuyá nace el 2 de febrero de 2019. Tuvo 30 expositores y casi 300 compradores. Hoy ya estamos con más de 20 ediciones. Hay un equipo de 12 personas trabajando en la organización, montaje, comunicación, seguridad, limpieza, gastronomía y más. Tenemos más de 110 stands, 220 expositores por fin de semana, una vez al mes. Nos visitan más de 1 000 compradores por fin de semana y el promedio de ganancia es entre ₲ 500 000 a ₲ 1 500 000 por stand.

-¿Qué se puede vender?

-Siempre decimos que la gente que busca artículos de segunda mano, busca cosas usadas, pero de buena calidad. Nadie quiere la basura de otro. Nosotros personalmente dividimos lo que está apto para vender, lo que está apto para donar; y lo que ya está muy utilizado lo llevamos al ecopunto de Texciclo, una empresa B con la que trabajamos en alianza, se encargan del acopio y el reciclado de textiles.

¿Qué busca la gente a la hora de comprar?

-La ropa deportiva es lo más buscado en la feria. Lo segundo, es la ropa de hombre y lo tercero es la ropa casual en talles varios para hombres y mujeres. De igual manera, lo más importante para tener una venta exitosa es la actitud de venta y esto lo decimos siempre, siempre, siempre.

Colocar los precios en cada artículo facilita la venta. Foto: Gentileza.

Colocar los precios en cada artículo facilita la venta. Foto: Gentileza.

-¿Cómo sería esa “actitud de venta”?

-Tuvimos el caso de una expositora que estaba sentada en su mesa leyendo, no interactuaba con los clientes. Le dimos unos tips de venta, como poner el precio a todas sus prendas (unos cintillos que tenemos y unos tickets con el precio impreso). En 90 minutos vendió un promedio de 500 000 guaraníes. La actitud de venta, la calidad de los productos, ir preparado con sencillo, tereré y bolsas reutilizadas son otros tips que les damos a nuestros expositores.

-¿Pensás que hay una mayor conciencia en el consumo?

-Creemos que la gente está cada vez más y más cómoda utilizando ropa pre-loved o de segunda mano. Muchos buscan buenos precios, se han vendido championes Nike casi sin uso por ₲ 50 000. Todo esto tiene un impacto tremendo sobre la manera en la cual consumimos. La industria textil/moda es la segunda más contaminante del mundo.

-Y este tipo de ferias busca dar una alternativa…

-Mientras podamos combatir los prejuicios que hay sobre utilizar prendas de otras personas, dándoles una segunda oportunidad, indirectamente estaremos trabajando todos en una solución que necesitamos.

-¿Cómo les ayuda en esto ser parte del movimiento minimalista?

-El movimiento minimalista impulsa: “no es tener más, es tener mejor”; y que a su vez sean cosas que realmente usamos y amamos. Si no son así, soltemos y démosles una nueva vida con un nuevo propietario. También impulsamos la consciencia con alianzas como Texciclo, así como premiando e incentivando a los compradores que traen donaciones o bolsas reutilizables.

-¿Cuál es el proceso que siguen ustedes?

-Santiago y yo personalmente ya tenemos una rutina cada tres a seis meses. Si tenemos cosas que usamos solamente una o dos veces ese año, se tienen que ir. Si es algo que de verdad nos gusta le damos una segunda oportunidad, pero nos volvemos conscientes y tratamos de darle el mayor uso posible. Si pasados los tres meses sigue guardado en el ropero sin uso, es momento de soltarlo.

-¿Cómo encontrar motivación para sacar lo que ya no usás y que puede servir a otras personas?

-No hay que tener miedo a soltar. Sabemos que todo puede volver en algún momento. Algo material no puede tener tanto poder sobre nosotros. Somos fan de viajar y todo lo que entra en las valijas que se vende en la feria va destinado a un ahorro para un viaje ese año. Entonces vamos con más y más ganas a vender. Porque nuestras ganancias están destinadas a un objetivo puntual.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos