Conectáte con nosotros

Lifestyle

La masturbación y sus beneficios para la sexualidad

Foto: HuffPost.

Foto: HuffPost.

POR Sandra Lustgarten*
Psicóloga, sexóloga. Matrícula N.º 19529.

Los mitos y tabúes que siempre trajo aparejado el tema de la masturbación han hecho que muchas personas sufran graves consecuencias en su sexualidad y en los vínculos amorosos que mantienen. La idea es quitar todo miedo en cuanto a los daños que produce la masturbación; no resulta ser una receta de cocina, sino una recomendación para cambiar malos hábitos de la vida sexual y ver los beneficios sobre la necesidad de conocer mejor nuestro cuerpo y poder descubrir nuestras zonas erógenas, lo que hará que muchos de los conflictos y problemas en el área sexual se disipen.

El miedo a tocarse proviene de generaciones que han inculcado a sus hijos que eso es malo, asqueroso y que no debe hacerse. La educación moralista ha sido causa de muchos conflictos con su sexualidad de personas que creen en esos tabúes que solo han prolongado la agonía de su dificultad para llegar al clímax.

Muchos pacientes nos relatan sus infortunios a la hora de querer alcanzar el placer y sentir que no conocen su cuerpo, ni tan solo aquellos lugares que pueden estimular para conseguir ciertas sensaciones hasta el momento desconocidas. Sin ir más lejos, algunas parejas que piden permiso para estudiar los puntos de mayor sensibilidad y de esta forma conocerse mejor, llegan al consultorio con una extrañeza frente a cuál es el modo de iniciar esta manera de comunicarse y si es válida o no. La idea es transmitir que no es algo poco natural ni que esté mal visto, sino un medio para que la comunicación e interacción sexual de la pareja sea más exitosa. De esta manera, el varón debe entender que la previa es tan necesaria para que la mujer llegue más a prisa al placer y que eso sin duda va a beneficiarlo a él porque no va a necesitar pasar por la angustia que le produce pensar que pudiera eyacular antes de tiempo.

Motivos que podemos tener para auto estimularnos

Hay muchas causas por las cuales una persona puede querer masturbarse; algunas pueden experimentar una sensación de relax o pueden querer aliviar el estrés, o sienten deseos sexuales y no tienen una pareja con quien experimentar placer, o porque tan solo desean conocerse mejor. Algunas personas del género masculino utilizan la masturbación para poder controlar mejor la eyaculación, y es bastante común que utilicen esta técnica con el fin de mostrarse más relajados en el momento de la intimidad, por sobre todo cuando quieren evitar un desenlace rápido, el que por cierto los deja muy apesadumbrados por el hecho de no poder manejar sus tiempos. Entonces podemos entender que en estos casos la masturbación es una técnica que se utiliza para diferentes ocasiones o circunstancias. Es cierto que muchas personas desconocen cómo iniciar la técnica de auto estimulación, y en general los sexólogos acercamos técnicas diferentes para que se animen a experimentar sin pudor y que puedan acercarse a la experiencia en forma natural.

Algunas creencias erróneas, como pensar que autosatisfacerse frente a la mirada de la pareja es como dejarla fuera de la participación, o creer que si uno se satisface a sí mismo es porque no le gusta como lo hace la pareja, crea fantasías al respecto negativas y que no son ciertas. Nada más errado. Siempre en el ámbito de la pareja es fundamental incorporar el juego, el aspecto lúdico invita no solo a que se amplíe el abanico de propuestas íntimas en el escenario sexual, sino que además hace que la pareja pueda salir de la rutina, y que mejoren los canales de exploración de las sensaciones, lo que hace mágico el encuentro.

En la actualidad, la masturbación es una indicación muy común para cualquier diagnóstico que limite la satisfacción. Se ha comprobado que cuanto más se estimula la mujer, más deseo tiene o sea que es beneficioso para aumentar el deseo, la ayuda también para lograr el orgasmo más rápidamente y esto porque nuestro cuerpo también responde mejor ante la liberación de endorfinas. Lo que hay que dejar claro es que una persona puede experimentar placer con la masturbación a solas y también puede hacerlo estando en pareja, que una cosa no limita la otra.

Lo positivo en lo que respecta a las mujeres es que mejora la lubricación, aumenta la fantasía, disminuye la sequedad vaginal, lo cual es sumamente beneficioso para la penetración y además ayuda a llegar más rápido al clímax. Tener mayor contacto con uno mismo y conocerse mejor es muy positivo para luego poder relacionarse de otra manera con otras personas y esto es porque conocernos mejor ayuda a definir lo que nos gusta, a pedirlo, a comunicar al otro mejor para que sepa por donde obtendrá mejores resultados con nuestro cuerpo y forma de estimularnos. Además es importante porque ayuda a perder el miedo, a descargar las culpas y a conectarnos más con el placer.

En algunas ocasiones, las personas que están pasando por alguna situación conflictiva o emocional pueden abusar y darle una connotación poco saludable, creando una conducta obsesiva, las consultas al respecto por sobre todo en los varones suelen ser de un pedido de ayuda frente a esta obsesión, ya que la pasan mal, lo que empezó como un juego o con la idea de relajarse o poder durar más tiempo durante el acto sexual, o conectarse con el placer, terminó siendo una compulsión, ya que se ha transformado en una obsesión, solo en busca de eludir otros problemas que no se pueden enfrentar.

Muchas mujeres también consultan porque utilizan la masturbación para evitar sus momentos de soledad y la sensación de placer que experimentan hace que esta conducta se vuelva compulsiva. Esta tendencia hace que la persona empiece a evitar sus obligaciones con el afán de satisfacer su necesidad, entonces llegan tarde al trabajo, se ausentan, se desconectan de sus obligaciones y la vida se transforma en un padecimiento más que en una posibilidad de obtener mayor placer.

Cuál es el punto ideal de masturbación

Cada persona tiene su propia evaluación para determinar el punto perfecto en que el merengue se hace y no se pasa; este punto en que encuentra el clímax, pero hay personas que no pueden controlar la conducta, la que cada vez se vuelve más intensa, y esto se asocia a una conducta adictiva. Hay que tener cuidado cuándo deja de ser una conducta tendiente a la satisfacción y cuándo se hace una adicción propiamente dicha. Cuando nuestro cerebro recibe hormonas que producen placer, esto se vuelve una motivación. El problema se suscita cuando se vuelve imposible de controlar la necesidad o los pensamientos constantes, siendo un inconveniente para desenvolverse en todas las áreas.

La masturbación debe ser un camino para mejorar la sexualidad en la pareja, una vía de mayor conocimiento de nuestro propio cuerpo y sus posibilidades, una manera de reeducar a nuestro cuerpo para responder frente a los estimulos y un vínculo posible con la persona amada y que no sea utilizada como un medio para evitar conectarnos con la vida real y con nuestros problemas.

 

*Instagram: @IGSANDRALUSTG

*WhatsApp: +5491161827888

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!