Conectáte con nosotros

Mundo

Angustia y temor en Italia: se avecina una Navidad sin abuelos por el Covid-19

En Italia, el 15% de las camas disponibles en cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con Covid-19. Foto: Rai.

En Italia, el 15% de las camas disponibles en cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con Covid-19. Foto: Rai.

Navidad es la fiesta más amada por los italianos, en la que se reúne toda la familia, como quiere la tradición. “Natale con i tuoi, Capodanno con chi vuoi”, es el lema obligatorio que todos siguen. Navidad con los tuyos, Año Nuevo con quién quieras. Este 2020 “il Natale” vivirá la tragedia de la pandemia de coronavirus, con una cifra probable para entonces de más de 50 mil muertos (hoy suman 44.000), un estrago que no se vive desde la Segunda Guerra Mundial.

La familia unida no podrá estar junta y la prioridad es salvar a los nonos de cercanías familiares que pueden convertirse fácilmente en un contagio fatal. La gran mayoría de los muertos por el virus son ancianos, los más frágiles frente al ensañamiento del coronavirus. ¿Qué hacer para que no falten los queridos viejos? ¿Cómo salvar la Navidad?

Todos los medios de comunicación hablan o escriben sobre el tema porque captan el sentimiento nacional tan bajoneado por la pandemia. Predomina en todos la esperanza de que Navidad demuestre que hay un futuro y que “andrá tutto bene”, como cantaban en marzo y abril, dándose coraje desde los balcones mientras el país vivía el encierro total de la cuarentena en la primera oleada que duró 72 días y tuvo un óptimo resultado.

Este sábado los contagios diarios fueron 37.255, con 544 muertos en 24 horas. Los italianos están más angustiados, más asustados, más enojados y más bajoneados, porque el respiro del verano duró poco y la segunda oleada parece no acabar nunca.

Ocupación de camas

El quince por ciento de las plazas disponibles en las unidades de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes infectados por la Covid-19. Está previsto que el porcentaje descienda al once ante las 1.660 plazas adicionales que se han establecido para dar respiro en los hospitales del país.

El Gobierno italiano ha decretado algunos cierres de actividades, como gimnasios, teatros y cines, e impuesto el horario de cierre a las 18.00 horas para restaurantes y bares con el objetivo de frenar la curva de infecciones en un momento en el que se registran cerca de 20.000 casos diarios y con las unidades de cuidados intensivos que empiezan poco a poco a llenarse en toda Italia.

Actualmente los pacientes en las UCI italianas a causa de la Covid-19 son 1.284 y crecen una media de 90 personas al día, lo que hace temer que en pocas semanas a pesar del aumento de plazas vuelvan a estar colapsadas, como ocurrió en marzo. Preocupa no sólo el número insuficiente de camas, sino también la falta de personal.

Por otra parte, la pasada noche se vivieron escenas de guerrilla urbana en varias ciudades italianas, como Milán y Turín, durante las protestas contra el cierre a las 18.00 horas de algunas actividades y de los bares y restaurantes, decretado por el Gobierno para frenar los contagios por coronavirus.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!