Conectáte con nosotros

Mundo

Bolsonaro resucita Ministerio de Trabajo y reduce el poder de Economía de cara a su reelección

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recortó los superpoderes que gozaba desde el inicio de su gestión el ultraliberal ministro de Economía, Paulo Guedes, al recrear el Ministerio de Trabajo que había eliminado en 2019, en el marco de la reconfiguración de su Gabinete, que estará controlado por la llamada “vieja política”.

Según fue publicado en el Diario Oficial de la Unión, el Ministerio de Trabajo será ocupado por Onyx Lorenzoni, del partido Demócratas, secretario general de la Presidencia hasta ahora y exjefe de Gabinete, un bolsonarista que era un aliado del exjuez y exministro de Justicia Sérgio Moro.

El decreto del presidente oficializa también la designación del senador Ciro Nogueira, del Partido Progresista (PP), como jefe de Gabinete, en un cambio de rumbo destinado a ganar cuerpo con el bloque del “Centrao” o “vieja política” en el Congreso, de cara a su reelección en las elecciones de octubre de 2022 y hacia el bloqueo de los pedidos de juicio político en su contra.

El presidente sacó de la jefatura de Gabinete a su amigo personal y general retirado Luiz Ramos, quien pasará a la secretaría general de la Presidencia que deja Lorenzoni al pasar al Ministerio de Trabajo.

Con más del 14% de desempleo y casi un 50% de subempleo, Bolsonaro busca reactivar sus políticas sociales con el Ministerio de Trabajo que él mismo había eliminado al asumir.

La cartera laboral fue creada en 1930 tras la revolución encabezada por Getulio Vargas al ponerle fin ala Vieja República de los estancieros de San Pablo y Minas Gerais.

Guedes, un financista que trabajó para la dictadura chilena de Augusto Pinochet en los años ochenta, sufrió el recorte de su superministerio, en virtud de las presiones del ala política para dar algún tipo de resultados sociales expresivos a la gestión de cara a las elecciones de 2022, para las cuales aparece favorito el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

El presidente defendió la designación de Nogueira, presidente del PP y dijo que podría afiliarse a ese partido al que perteneció casi dos décadas para poder competir en las elecciones.

En diálogo con una radio del estado de Bahía, incluso afirmó que su candidatura no está garantizada ya que no tiene partido político que lo acoja, luego de haber abandonado en 2019 el Partido Social Liberal con el cual fue elegido en 2018.

“Tengo que tener un partido político. No sé si disputaré las elecciones del año que viene. Debo ser candidato pero nada está garantizado. He conversado con varios partidos entre ellos el PP, al cual pertenecí durante 20 años”, dijo Bolsonaro.

Cuando asumió, el mandatario repudió al “Centrao” (bloque que siempre fue oficialista en todas las gestiones desde 1995 a cambio de puestos en ministerios y empresas estatales) y prometió el cese del modelo brasileño de presidencialismo de coalición, pero su poderío político con militares y ultraderechistas trumpistas no le alcanzó, al punto que puso a Nogueira como jefe de Gabinete.

Lula de cara a la campaña

Lula le recordó a Bolsonaro sus contradicciones de campaña en 2018 cuando estaba preso por una condena de la Operación Lava Jato que lo inhabilitó a participar de esos comicios.

“Bolsonaro se la pasó hablando que iba a terminar con la vieja política. ¿Cuál es la nueva política de Bolsonaro, ser rehén del Centrao? Bolsonaro no cumplió ni una promesa de campaña”, dijo Lula, favorito en las encuestas.

Con el aumento de poder del ala política bolsonarista, el presidente dependerá cada vez más de Nogueira y sus aliados para que bloqueen los más de 125 pedidos de juicio político presentados en su contra.

El presidente de Diputados, Arthur Lira, es del PP y aliado de Bolsonaro y se negó a aceptarlos.

 

Fuente: Télam.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos