Conectáte con nosotros

Mundo

Bruselas apuesta por un nuevo comienzo con Brasil

El nuevo presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tras darse a conocer el resultado de las elecciones. Foto: DW.

El nuevo presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, tras darse a conocer el resultado de las elecciones. Foto: DW.

Para la UE, no todo será mejor con Lula, pero muchas cosas serán más fáciles que con Bolsonaro. Desde el punto de vista de Bruselas, el cambio de poder en Brasil probablemente dará un nuevo impulso a la diplomacia.

La Presidenta de la Comisión de la Unión Europea (UE), Ursula von der Leyen, felicitó al ganador de las elecciones en Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, como es habitual a nivel internacional entre demócratas. “Estoy deseando trabajar con usted para hacer frente a los apremiantes retos mundiales, desde la seguridad alimentaria hasta el comercio y el cambio climático”, escribió von der Leyen en Twitter desde Bruselas. Probablemente habría elegido palabras similares si el resultado electoral hubiese sido otro.

Aunque no lo digan expresamente, es probable que la elección de Luiz Inácio Lula da Silva como nuevo presidente de Brasil haya causado alivio entre los líderes de la UE, dice a DW Jamie Shea, experto en América Latina del laboratorio de ideas Friends of Europe. Sin embargo, Lula también trae sus sombras.

La UE espera un cambio

“Hay esperanza de cambio. Lula ya ha estado en el cargo y conoce muy bien la UE. Por otro lado, también es un populista en el sentido de que se ha comprometido a realizar grandes gastos sociales”, dice Jamie Shea. El presidente de izquierdas que regresa al poder siempre ha sido crítico con Occidente y con lo que él considera las grandes potencias capitalistas. Esto no cambiará de repente ahora. Posicionará a Brasil geopolíticamente en algún punto intermedio entre Estados Unidos, Rusia y China, cree Jamie Shea. La vicepresidenta de la delegación del Parlamento Europeo que se ocupa de Brasil, la eurodiputada de los Verdes Anna Cavazzini, opina lo mismo: “Lula no ha ocultado que no quiere una cooperación más estrecha con Estados Unidos. Se mantendrá más neutral y no se sumará a la política de sanciones europeas y estadounidenses contra Rusia. Pero creo que Lula presta más atención a las preocupaciones de la Unión Europea y será más abierto y pragmático que Bolsonaro.”

¿Fin de la deforestación?

De todas formas, Anna Cavazzini se alegra de que el candidato de izquierda haya ganado las elecciones. Está especialmente esperanzada ante la perspectiva de una mayor protección de la selva tropical en la cuenca del Amazonas. “Estoy muy contenta de que Lula haya ganado las elecciones. Otro mandato de Bolsonaro habría significado realmente un desastre para la protección de los bosques y también para la democracia en Brasil”, dice La eurodiputada espera que el nuevo presidente restablezca las restricciones a la deforestación de la selva, tan importantes para la protección del clima.

Relanzamiento del acuerdo de libre comercio

Para enfrentarse al lobby agrícola y poder hacer una política económica diferente, Lula da Silva necesita planteamientos de reforma en Brasil, afirma Jamie Shea, experto en América Latina del laboratoria de ideas Friends of Europe. Dice que el presidente debe permitir más comercio y atraer la inversión extranjera. “Eso significa que tiene que abrir más la economía brasileña. Sus programas sociales también tendrán que soportar un golpe de realidad”. Al parecer, el nuevo presidente de Brasil quiere renegociar el acuerdo de libre comercio de la UE con el Mercosur, que lleva 20 años negociándose pero no ha entrado en vigor. No se sabe si la Unión Europea, que aún no ha ratificado el acuerdo, hará lo mismo. Según la eurodiputada Anna Cavazzini, se necesita mejorar las normas medioambientales, la sostenibilidad y la protección de los bosques en el Mercosur. El objetivo más importante para la UE debe ser convertir la protección del clima en una política prioritaria en Brasil, opina la experta: “Espero que la Unión Europea pueda prestar un gran apoyo, a través de medios financieros, de cooperación, pero también de presión política”.

Fuente: DW.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!