Conectáte con nosotros

Mundo

Bolsonaro apoya protestas de seguidores pero pide liberar carreteras

Los simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro salieron a las calles en rechazo al triunfo de Lula da Silva. Foto: DW.

Los simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro salieron a las calles en rechazo al triunfo de Lula da Silva. Foto: DW.

El presidente de Brasil pidió a sus simpatizantes que protesten de otra forma, contra la victoria de Lula da Silva, y que desbloqueen las carreteras por el bien del país.

El presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este miércoles (02.11.2022) a sus seguidores que desbloqueen las carreteras, pero apoyó las protestas “en otros lugares” que se han multiplicado en el país contra el triunfo en las urnas del izquierdista Lula da Silva.

“Quiero hacerles un llamamiento: desbloqueen las carreteras. Eso no me parece que forme parte de manifestaciones legítimas (…) Otras manifestaciones que se están realizando por todo Brasil, en plazas… son parte del juego democrático. Siéntanse a gusto”, dijo en un vídeo colgado en su cuenta de Twitter.

“Protesten de otra forma, en otros locales, eso es muy bienvenido”, agregó.

“Estoy con ustedes y estoy seguro de que ustedes están conmigo. Mi pedido es sobre las carreteras. Vamos a desbloquearlas por el bien de nuestra nación”, añadió Bolsonaro.

Miles de bolsonaristas se congregaron este miércoles frente a cuarteles en ciudades como Rio de Janeiro, Brasilia y Sao Paulo para pedir una intervención militar ante el triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva en el balotaje del domingo.

Bolsonaro no felicita a Lula

Al grito de “Yo autorizo” e “¡Intervención federal ya!” pedían la actuación de las fuerzas armadas contra la derrota de su líder por 49,1 por ciento de los votos, frente a 50,9 por ciento de Lula.

Las protestas en los cuarteles se dieron un día después de que el ultraderechista autorizó la transición con el equipo de Lula, sin mencionar no obstante la derrota ni felicitar a su adversario.

Durante dos días tras perder el balotaje, Jair Bolsonaro mantuvo al país en vilo al guardar silencio, una actitud que según sus críticos alimentó la proliferación de protestas.

En su primer discurso el martes prometió “cumplir la Constitución”.

Y si bien pidió que las manifestaciones fueran “pacíficas”, sin perjudicar “el derecho de ir y venir”, las justificó al atribuirlas a un sentimiento de “injusticia” por el proceso electoral.

Fuente: DW.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!