Conectáte con nosotros

Mundo

Oposición taiwanesa gana cómodamente elecciones locales

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán. Foto: DW

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán. Foto: DW

El principal partido de la oposición de Taiwán, el Kuomintang (KMT), fue el gran triunfador de los comicios locales celebrados este sábado (26.11.2022), lo que provocó que la presidenta del país, Tsai Ing-wen, anunciase su dimisión como líder del gobernante Partido Democrático Progresista (PDP).

Con la mayoría de los votos escrutados, el nacionalista KMT se hizo con la alcaldía en cuatro de las seis mayores ciudades del país -entre ellas, la capital, Taipéi-, mientras que las otras dos fueron a manos del PDP. De las quince ciudades de mayor tamaño, el KMT se llevó nueve; el PDP, tres; el tercer partido en liza, el Partido Popular de Taiwán (TPP), una, y en las otras dos restantes resultaron elegidos candidatos independientes, aunque cercanos al KMT.

Durante la semana anterior a los comicios, Tsai había centrado su discurso en la importancia de la votación en el marco de las tensiones con China y la posición de Taiwán en el plano internacional. Sin embargo, los votantes dieron la espalda a este planteamiento, ya que ninguno de los cargos elegidos están relacionados con la gestión de los asuntos exteriores. Ese enfoque fallido gatilló la renuncia de la mandataria como jefa de su partido.

“Nos levantaremos”

Las elecciones de alcaldes y otras autoridades locales están más relacionados con asuntos domésticos, como la pandemia del coronavirus y la delincuencia. “Los resultados no se condicen con nuestras expectativas. Aceptamos la decisión del pueblo taiwanés”, dijo la mandataria, que seguirá como presidenta hasta 2024, cuando finaliza su segundo período. “Sentimos la derrota, pero nos levantaremos”, agregó.

Tsai explicó que rechazó la renuncia del premier Su Tseng-chang, también un alto mando del PDP, señalando que era necesario que se mantuviera en el puesto para asegurarse que las políticas del gobierno sean implementadas. El gabinete también se mantendrá en su totalidad, atendiendo a la compleja situación internacional que enfrenta el país.

China, que sostiene que Taiwán es una provincia rebelde que recuperará incluso usando la fuerza, reaccionó señalando que los resultados de la elección muestran que la ciudadanía está por la paz, la estabilidad y la “buena vida”, y agregó que Pekín seguirá trabajando por mantener una relación pacífica con Taiwán y oponiéndose a su independencia, así como a la injerencia foránea.

Fuente: DW.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!