Conectáte con nosotros

Mundo

Alemania necesita mano de obra extranjera y quiere facilitar la inmigración

Alemania necesita no solo personal altamente cualificado. Foto: DW

Alemania necesita no solo personal altamente cualificado. Foto: DW

Las empresas necesitan cientos de miles de trabajadores cualificados. El gobierno alemán quiere reformar la inmigración y el proceso de nacionalización, creando oportunidades para las personas con residencia tolerada.

Alemania carece, cada vez más, de especialistas y trabajadores en diversos sectores: “Para muchas empresas, la búsqueda de trabajadores cualificados es ya una cuestión existencial”, advirtió el ministro de Trabajo, Hubertus Heil, en el marco de una conferencia sobre la materia.

Oportunidades para los inmigrantes y para Alemania

El gobierno formado por los socialdemócratas (SPD), Los Verdes y los liberales (FDP) anunció una remodelación de la ley de inmigración, para volverla más abierta y simple.

Se trata de tres paquetes relacionados con la migración: legislación de asilo y oportunidades para personas con residencia tolerada, inmigración de trabajadores cualificados y nacionalización.

Ya se debatió en el Bundestag un primer paquete de migración y se aprobará en breve.

Residencia tolerada

A fines de 2021, en Alemania vivían unas 240.000 personas cuya solicitud de asilo fue rechazada, pero su deportación fue suspendida temporalmente.

El gobierno quiere que toda persona que haya vivido en Alemania durante al menos cinco años hasta el 1 de octubre de 2022 y en estatus de residencia tolerada, pueda recibir un nuevo derecho de residencia por un año y medio.

Según la ministra del Interior, Nancy Faeser, se trataría de personas que “sobre todo puedan ganarse la vida por sí mismas, hablen alemán y puedan demostrar su identidad”. Si se han cumplido todos estos requisitos, recibirán un permiso de estancia permanente.

Los jóvenes bien integrados y los adultos jóvenes de hasta 27 años podrían obtener la residencia en Alemania después de solo tres años. Para el resto de personas con residencia tolerada y que se esfuerzan por integrarse, el tiempo de espera se reduce en dos años, a seis, o a cuatro años si tienen hijos menores viviendo con ellos.

Curso de integración para todos

Todos los solicitantes de asilo asistirán a cursos de integración y alemán de negocios, independientemente de sus perspectivas. El gobierno quiere así fomentar la cohesion social. Además el gobierno quiere la agilización del procedimiento de asilo.

Deportaciones

Las deportaciones se deben llevar a cabo de manera más consecuente, confirman desde el Ministerio del Interior. Sobre todo para delincuentes.

Reunificación familiar más fácil

La reunificación familiar será más fácil para los trabajadores cualificados de países no pertenecientes a la UE. Sus familiares no tendrán que mostrar tener conocimientos de alemán antes de entrar al país.

En la Oficina Federal de Empleo estiman que Alemania necesita unos 400.000 trabajadores del extranjero. Desde 2020, la inmigración de países fuera de la UE es reducida, también por la pandemia. En 2019, fueron solo 39.000 y en 2020, 29.000.

Muchos critican los obstáculos burocráticos, la lentitud de las autoridades alemanas y la carencia de digitalización.

Tarjeta azul para los universitarios de la UE

La tarjeta azul se introdujo en 2012 para personal cualificado y con estudios universitarios. No necesitan conocimientos de alemán, pero deben ganar un honorario mínimo, hasta ahora 50.000 euros anuales. Pero esta cifra también cambiará.

El gobierno quiere ampliar la tarjeta azul a profesiones como cuidadores, cocineros, etc. También existirá la posibilidad de digitalizar y entregar las convalidaciones en otros idiomas.

Más estudiantes extranjeros en Alemania

El gobierno quiere que haya más estudiantes, ya sean universitarios o de formación profesional, que quieran formarse en el país. Los estudiantes de países fuera de la UE podrán realizar prácticas de hasta 6 semanas sin el permiso, hasta ahora necesario, de la Oficina Federal de Empleo.

Migración con experiencia laboral

El gobierno planea aceptar a trabajadores sin convalidación de sus estudios de origen en Alemania, pero sí con un mínimo de dos años de experiencia y un diploma, ambos reconocidos oficialmente en su país. La prueba de alemán es responsabilidad del empleador, a excepción de algunas profesiones.

Nacionalización

La ministra alemana del Interior, quiere reducir el proceso de nacionalización a cinco años en vez de ocho. “Quien esté bien integrado puede reducir este período a tres años: personas que, por ejemplo, hablan alemán muy bien, obtienen excelentes resultados en la escuela o en el trabajo y realizan trabajo de voluntario”.

Además, ya no se obligará a las personas a renunciar a su antigua ciudadanía para convertirse en alemanas.

Fuente: DW.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!