Conectáte con nosotros

Nacionales

Nuevas protestas frente a consulados en Argentina por niñas abatidas en Yby Yaú

Manifestantes llegan al consulado paraguayo en Buenos Aires esta mañana. Foto: Gentileza

Manifestantes llegan al consulado paraguayo en Buenos Aires esta mañana. Foto: Gentileza

Al cumplirse dos meses del supuesto enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en Yby Yaú, Concepción, donde fueron abatidas las dos niñas argentinas de la familia Villalba, Lilian y María, se renovaron hoy las protestas frente a los consulados paraguayos en Argentina.

Decenas de personas se concentraron frente a las legaciones diplomáticas paraguayas en Rosario, Córdoba, Salta, Buenos Aires y Posadas, exigiendo una investigación de los hechos y que el gobierno de nuestro país permita el ingreso de un equipo forense argentino para la exhumación de los cuerpos y una nueva autopsia.

Miriam Villalba habla a los medios esta mañana en Posadas. Foto: Gentileza

“Nuevamente estamos acá movilizándonos, exigiendo justicia para Lilian y María, que se cumplen dos meses de la cruel tortura y ejecución de mi hija Lilian y mi sobrina María”, señaló a la prensa Miriam Villalba, madre de una de las pequeñas abatidas, quien participó del grupo que se concentró frente al Consulado paraguayo en esa ciudad fronteriza con Encarnación.

“La causa no avanzó absolutamente en nada, se abrió una carpeta fiscal en la Fiscalía de Derechos Humanos de Paraguay, pero no investigan, sino que obstaculizan a la familia; no nos dan acceso, ni copia de la carpeta fiscal; no nos reconocen como víctimas; no existe ninguna persona privada de libertad, procesada por este crimen; al contrario lo que buscan es impunidad para todos los autores materiales y morales, encabezados por el propio presidente Mario Abdo Benítez”, afirmó la hermana de la principal líder del EPP Carmen Villalba, recluida desde hace años en la cárcel de mujeres en Asunción.

“La versión del Estado paraguayo es la misma, nos acusan a la familia de ser responsables, cuando fueron las fuerzas militares las que torturaron y ejecutaron a nuestras niñas”, agregó la mujer, que junto al resto de los Villalba viven en la localidad argentina de San Javier, en la provincia de Misiones, y se encuentran actualmente gestionando el estatus de refugiados políticos.

“No nos queda más que reclamar, seguir luchando, denunciar frente al pueblo, en la justicia internacional; en Paraguay es común que los matones asesinen a los campesinos; allá, las vacas tienen más valor que un ser humano”, ilustró Villalba, quien entregó una nota al Consulado en Posadas.

Las protestas no tuvieron la tónica del mes pasado, cuando varias legaciones diplomáticas de nuestro país sufrieron ataques de los manifestantes, con piedras y baldes de pintura arrojadas a los edificios, que provocaron destrozos en las sedes de Buenos Aires y Resistencia, en la provincia del Chaco.

Los hechos

El 2 de septiembre pasado, el gobierno informaba de un enfrentamiento en un supuesto campamento del EPP en Yby Yaú, y hablaba de la muerte en combate de dos mujeres jóvenes pertenecientes al grupo guerrillero.

La noticia tuvo amplio destaque en los medios, e incluso el presidente Abdo Benítez voló a la zona de operaciones y se fotografió junto a los uniformados, en una imagen donde se lo ve armado, en el campamento capturado por la FTC.

Horas más tarde, el gobierno empezó a cambiar su versión de los hechos, puntualmente en lo relacionado a las mujeres abatidas, de quienes incluso el fiscal Federico Delfino presentó los cuerpos vestidos con ropas camuflayadas, que después mandó a incinerar, como también ordenó sepultar los cadáveres casi inmediatamente, sin mayor revisión, con el argumento de los protocolos por la pandemia de Covid-19.

Las manifestaciones se produjeron también en Córdoba. Foto: Gentileza

La presión de la familia Villalba y del gobierno argentino, por cuanto ambas niñas eran ciudadanas del vecino país, hizo que la Justicia ordenara la exhumación de los cuerpos para la realización de una autopsia, y se abriera una investigación en la Fiscalía de Derechos Humanos, que es la carpeta que menciona Miriam Villalba más arriba, que aparentemente está frizada.

Entretanto, la Gremial de Abogados y Abogadas de Argentina, una organización de Derechos Humanos, asumió la representación de la familia de las niñas en el país vecino y consiguió que el gobierno argentino pidiera formalmente a través de Cancillería el ingreso a Paraguay de un equipo forense, pedido que hasta ahora no fue atendido por el Ministerio Público paraguayo.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!