Conectáte con nosotros

Nacionales

Vuelta a clases: protocolo de imposible cumplimiento y reglas nada claras

El Ministerio de Educación (MEC) sigue sin escuchar las voces de los profesionales y sin el consenso de varios actores en la educación presentó su protocolo el cual dista mucho de la realidad que viven varias instituciones públicas. Pareciera que el MEC bajo la dirección del ministro Eduardo Petta, sólo desea ver que niños y adolescentes vuelvan a clases de una forma u otra, sin notar que esto podría generar un aluvión de contagios.

El documento fue elaborado con la participación de profesionales del Ministerio de Salud, del Ministerio de la Niñez (Minna), UNICEF y de las sociedades de pediatría y psicología. El mismo fue presentado hoy y establece un sistema de clases con grupos de hasta 15 alumnos, que tendrán clases presenciales y virtuales de forma intercalada.

La principal medida es volver a las clases presenciales el próximo 2 de marzo en las escuelas y colegios públicos, para lo cual el MEC habilitó el registro para los padres desde hace unas semanas. Los alumnos registrados para clases presenciales serán divididos en burbujas de hasta 15 personas para el desarrollo de clases.

En caso de secciones con más de una burbuja, por ejemplo con 30 alumnos o más, se dividirán en burbujas que tendrán clases de forma intercalada, con días de presencia y días de clases virtuales.

Para las clases virtuales se creó la figura del “Docente Nacional”, que corresponde a un plantel de docentes que grabarán las clases que corresponden a lo que se desarrollará cada día para las clases virtuales.

Dentro de las aulas de clases se aplicarán cuatro medidas fundamentales para el comportamiento de los alumnos. La primera será el uso obligatorio de tapabocas, el lavado de manos, el distanciamiento físico entre alumnos (de mínimo 1,5 metros) y asegurar la ventilación de las aulas.

La presidenta de la Sociedad Paraguaya de Pediatría, Mónica Rodríguez, expresó que están de acuerdo con el protocolo e instó a los padres a analizar la situación particular de cada alumno, “pero que envíen a los niños a clases porque necesitan un espacio para intercambiar y socializar”.

La sicóloga Alexandra Vuyk coincidió en la vuelta a clases presenciales en grupos burbujas indicando que es importante para el relacionamiento de la vida diaria. Ambas profesionales expresaron que se tiene que poner creatividad en el uso de tapabocas de los niños y con el ejemplo de los adultos.

El viceministro Robert Cano sostuvo que el protocolo sanitario del sector educativo se enfoca también en el uso obligatorio de tapabocas.  Indicaron que es primordial garantizar el uso entre los 3 y 11 años bajo supervisión de adultos.

Hecho difícil ya que ni los adultos pueden ni están tanto tiempo con los tapabocas y no se explica como atenderán que los niños no se los saquen durante varios momentos  de las clases o los recesos.

Alentaron a docentes a participar de clases al aire libre, en el patio, bajo los árboles o en corredores. Otro punto que desdice de la vuelta a clases, ya que no lo harán adecuadamente.

El director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, explicó que desde el Ministerio de Salud harán un mapeo de todos los distritos del país y, si se generan aumento de contagios en una determinada localidad, se va a suspender dos o tres semanas las clases presenciales en las respectivas instituciones educativas.

“Si hay que retroceder, vamos a retroceder, pero las clases tienen que empezar y vamos a tener en cuenta todos los elementos necesarios”, detalló.

Protocolo incumplible

Lo primordial es el uso obligatorio de tapabocas en los espacios cerrados, la ventilación de las aulas con puertas y ventanas abiertas para garantizar la circulación del aire en todo momento. Y aclaran que no se deben usar ventiladores para evitar la propagación del virus.

El protocolo también incluirá la toma de temperatura, el lavado de manos para el ingreso a los centros educativos y el distanciamiento físico. Los controles se mantendrán en la hora del recreo y la salida. Esto es lo imposible de cumplir ya que las instituciones públicas apenas cuentan con baños para su población educativa y no cuentan con esos lavamanos en las entradas, las cuales también podrán ser causa de aglomeración.

Lo mismo ocurre con el distanciamiento, siendo que no todas las escuelas y colegios cuentan con grandes patios ni amplias aulas, aún así el MEC no da respuestas a ninguno de estos puntos.

El MEC a través de sus directores de escuelas podrán informar de las cuadrillas que entren en cuarentena de 10 días en caso de que alguno de los miembros del grupo presente síntomas del coronavirus.

Ante las consultas sobre la cantidad de instituciones que no pueden volver a clases debido a la situación precaria de su edificación indicaron que informarán una lista de colegios en riesgo de derrumbe, en las siguientes semanas.

En otro momento expresaron que no “hacía falta realizar una constante limpieza” sino solo airear los espacios, otro punto que condice con otros protocolos donde se debe eliminar el virus con la limpieza constante de los espacios, aún más cuando son lugares donde estarán niños.

En el plan se contempla también que el sector del nivel Inicial arranque clases recién el 15 de marzo y que los estudiantes de educación inclusiva se ciñan al protocolo según cada nivel.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos