Conectáte con nosotros

Nacionales

La Academia de la Lengua Guaraní repudia afrenta a la soberanía lingüística

Los manifestantes frente a la vivienda de la ciudadana extranjera. Foto: Gentileza

Los manifestantes frente a la vivienda de la ciudadana extranjera. Foto: Gentileza

A tres días de las manifestaciones en contra de la ciudadana brasileña, Janice Neukamp Haverroth, quien prohibió el uso del guaraní en su establecimiento ubicado en Curuguaty, la Academia de la Lengua Guaraní se pronunció con un comunicado en el que reafirma que el guaraní es un idioma oficial del Paraguay y su posición detallada en 9 puntos.

Esta determinación llega después de que la empresaria haya hecho un pedido de disculpas públicas y —según dijo—  fue un malentendido la distribución del audio en el que ella prohibía el uso del guaraní a los empleados. La empresaria sostuvo que vive en el país hace más de 23 años y se siente paraguaya.

La Academia de la Lengua Guaraní fue creada por la Ley 4251/10 de Lenguas como institución que representa la soberanía lingüística, y según el documento, la Secretaría de Políticas Públicas tiene un presupuesto asignado para este 2021 de 4 000 millones de guaraníes.

Reproducimos los puntos más importantes:

“Repudiamos la violación de los derechos de los hablantes de la lengua guaraní, lengua mayoritaria y propia del país, que se ha dado en esta ocasión, más aún proviniendo de una ciudadana extranjera que se atreve a imponer que “A partir de hoy está prohibido hablar el guaraní en la estancia. Prohibido ¿Me escucharon?… Si vamos a hablar, usamos el portugués o el español que es idioma de acá del Paraguay”. Ninguna institución o persona, sea connacional o extranjera, tiene derecho a prohibir el uso de las lenguas oficiales, más aún del guaraní, que en el campo es lengua predominante y única».

«Basta de perseguir a la lengua guaraní. Basta de prohibirla, de desdeñarla como en épocas pasadas. Basta de amordazar a sus hablantes, de presionarlos compulsivamente para que dejen esta lengua y abracen el castellano como lengua única. El bilingüismo y el multilingüismo enriquecen la mente y perfecciona la personalidad de los ciudadanos. Basta de políticas lingüísticas que en tiempos pasados ha sumido al país en el mutismo social y lacerado profundamente la autoestima de millones de guaraní hablantes. Queremos vivir en Paraguay en la lengua guaraní, sin soslayar la lengua castellana, también idioma oficial del país»

«Estamos convencidos de que es posible construir un país bilingüe guaraní-castellano, sin dejar de aprender otras lenguas.

Llamamos a la reflexión de las autoridades y a la ciudadanía acerca de la necesidad de normalizar el uso oral de la lengua guaraní en todos los ámbitos de interacción social, de manera para fortalecerla y garantizar su vitalidad futura. Ya es hora de superar racionalidades, usos y costumbres que apuntan a la eliminación de esta lengua y su estigmatización social. Es hora de modernizarla; es hora de que los tres poderes del Estado, las gobernaciones, los municipios, todos los entes públicos y las organizaciones de la sociedad civil vivan en ella y la usen en forma oral y escrita, equitativamente, con el castellano. Solo así se asegurará buena salud y larga vida para este idioma que representa la quintaesencia de la identidad de la nación».

«Invitamos a desterrar para siempre aquel decreto del 7 de marzo de 1870, firmado por un gobierno de marioneta a tan solo seis días de la culminación de la Guerra de la Triple Alianza, que rezaba en el Art. 10°: “Se prohíbe también a los maestros, que no permitan hablarse en las escuelas el idioma guaraní, sino únicamente español”. En la práctica, este decreto sigue vigente en el sistema educativo. En la realidad, el modelo de educación bilingüe implementado en el país sigue siendo de transición y no de mantenimiento como exigen las leyes».

«En la realidad, los niños, adolescentes, jóvenes y personas mayores guaraní hablantes siguen siendo presionados en el sistema educativo a abandonar su lengua y abrazar el castellano como lengua única. Exigimos al Ministerio de Educación y Ciencias a replantear la educación bilingüe, a deponer en la administración actitudes y prácticas adversar a la normalización de la lengua guaraní. Exigimos que esta cartera, como responsable de la educación bilingüe, sea bilingüizada, que emita documentos e informaciones en las dos lenguas y que las direcciones departamentales, supervisiones e instituciones educativas utilicen equitativamente el guaraní y el castellano en sus documentos. De lo contrario, el modelo de educación bilingüe será siempre monolingüista castellanista y guaranicida».

«Solicitamos a los tres poderes del Estado, especialmente a los ministerios, secretarias y entes autárquicos dependientes del Poder Ejecutivo que inicien un proceso de aplicación de la Ley de Lenguas. A partir del 22 de junio de este año, según el Art. 55 de la Ley de Lenguas, serán exigibles las obligaciones derivadas de esta ley. Para garantizar los derechos lingüísticos y asegurar el cumplimiento de la Ley de Lenguas, todos los entes deben contar con profesionales de la lengua competentes en el uso oral y escrito del guaraní y castellano, traductores y redactores bilingües. Preguntamos al Poder Ejecutivo cómo se está preparando para responder a la ciudadanía en las dos lenguas a partir de esa fecha».

«Es inconcebible que esta cartera, después de contar en su segundo año de vida institucional (2012) con un presupuesto de 8.000 millones de guaraníes, en el 2021 haya bajado 4.000 millones. Este magro presupuesto representa un desaire para la lengua guaraní y la diversidad lingüística paraguaya. La SPL no podrá jamás cumplir sus objetivos misionales con este exiguo presupuesto”.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos