Conectáte con nosotros

Destacado

El Parque Caballero, una “mina de oro” en el corazón de Asunción

Una mina de oro, de riqueza incuantificable, uno de los espacios verdes más aristocráticos en la historia del Paraguay. Así es como describe el señor Ramón Alonso, un antiguo guía turístico, al Parque “General Bernardino Caballero”, quien compartió en una nota especial con El Nacional un breve relato sobre la historia que atañe al pulmón del corazón de Asunción.

En el museo del legendario sitio, se conserva como una joya muy preciada, parte de la rica Historia del Paraguay. Muebles de procedencia inglesa, libros, artefactos de aquella era, e incluso los más añejos árboles, dan “testimonio” de esa florida época, donde se gestaron acontecimientos emblemáticos, que determinaron el futuro del país.

“El parque caballero antiguamente era una quinta que existió desde la época del dominio español. Los dos primeros dueños fueron españoles, el primer título data de año 1720, el primer dueño fue don José Pereira. Los libros de historia cuentan que a la vera del río esto era una chaca grande, de ahí viene el nombre de la chacharita”, empezó.

“Era una tierra ancha, en sus inicios tenía 19 hectáreas. Pero don José Pereira (español) compra esta parte que hoy le pertenece ya al parque y se disminuye la extensión territorial. Luego don José Pereira vende la quinta a otro español y así luego pasa en manos de un paraguayo”, narró.

“Adviene la Independencia Nacional en 1811 y ya luego pasa a manos del general Bernardino Caballero que llegó a vivir en este lugar desde los años 1880 hasta el día de su fallecimiento acaecido en 1912”, describió.

El señor Alonso, dentro del museo histórico del parque. (Foto Tatiana Moreno).

Como una huella imborrable, quedaron en la memoria del señor Alonso, los relatos de los libros de historia. Aquellos que lo “alimentaron” por varios años. Aquella quinta que existió mucho antes de ser un parque. Aquella caballeriza que hoy ya no está, aquellos tallarines que al general le encantaba deleitar.

“La caballeriza, el pequeño taller donde se arreglaban los carros, carretas del general. La casa de la servidumbre, la casa de la mayordomía, la casa de los personales, todo eso desapareció cuando esto pasa a ser un parque. Quedó el casco, o sea la leyenda, esto quedó (la infraestructura donde funcionan el museo y otras oficinas). Acá sus hijos crecieron”, aseguró.

Quinta Caballero

Desde el momento que el general Caballero se hace dueño de lugar, ya lo llamaron “Quinta Caballero”. Alonso cuenta que las visitas de los ciudadanos eran cada vez más, era todo un acontecimiento, tanto así que ya luego de su fallecimiento, la quinta pasa a ser comprada por un intendente de esa época y se forma el gran Parque General Bernardino Caballero.

“El general cuando ya iba envejeciendo, le pide a su esposa, doña Julia que si él primero muere, su deseo es que alguna vez la quinta se convierta en Parque ya que era un lugar muy frecuentado y apreciado”, narró.

Cuando ya el histórico ex presidente muere en 1912, varios años después, su viuda, acude junto al intendente de la municipalidad de Asunción porque la quinta estaba hipotecada por una cantidad extraordinaria de dinero. Él accede a comprar y desde ahí comienza la carrera por convertirlo en parque en el año 1925.

El museo donde se encuentran elementos históricos. (Foto Tatiana Moreno).

Cancha del Club Olimpia

Algo que quedó para la historia es que la primera cancha del Club Olimpia funcionó allí. “Esto fue así porque uno de sus hijos que fue Pancholo o Francisco Caballero Álvarez que luego también fue general, él era jugador de Olimpia y en esa época tenía una cancha en un lugar no muy adecuado, era una zanja”, apuntó.

“La cancha funcionó acá hasta el año 1923. Pero mucho antes, en 1911 se hizo un encuentro deportivo internacional y en el equipo paraguayo jugó una mujer, la primera futbolista del Paraguay, era todo un acontecimiento”, siguió.

Comentó que “todas las manifestaciones sociales y políticas desde el momento en que el general Bernardino Caballero se alberga en la quinta, sucedieron aquí. Las grandes reuniones políticas, las manifestaciones deportivas, la rueda del baile de las alegres kygua vera comenzó aquí”.

El general Caballero tuvo 10 hijos de su segunda esposa Julia, por lo que todo el tiempo había fiesta. “Cada mes había una fiesta acá, era el cumpleaños de alguna de sus hijas, sus hijos. Se hacían los bailes de día porque no había corriente eléctrica”, finalizó.

Actualmente existe un proyecto de recuperación del Parque Caballero, que busca hacer de él un lugar propicio y seguro para las visitas de los turistas. Técnicos de la Municipalidad de Asunción y del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, están conversaciones sobre el proyecto, aunque aún no se han dado avances concretos. El objetivo es recuperar este espacio verde con tanta historia, que hoy está abandonado y muy depredado.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos