Conectáte con nosotros

Nacionales

Paraguay: Un gigante en energía eléctrica, pero pobre en gestionar su tesoro

Pablo Zuccolillo fundador de Heliotec. Foto: Gentileza.

Pablo Zuccolillo fundador de Heliotec. Foto: Gentileza.

Paraguay es un país muy rico, tiene en su haber tres hidroeléctricas que, si las gestionara como debiera ser todos los paraguayos tendríamos una calidad de vida similar, o quizás mejor, que muchos países europeos; sin embargo, la realidad es totalmente otra.

Actualmente, se abre una nueva polémica y mucho debate sobre la deuda ilegal que Paraguay debe pagar a Itaipú.

A pesar de tener tres potencias generadoras de energía, esta es un lujo para muchos y, en consecuencia, aparecen alternativas de energía renovable para paliar el déficit paradójico de la energía eléctrica el país.

El Nacional conversó con Pablo Zuccolillo, asunceno, que aunque pasó mucho tiempo en el Chaco Paraguayo, hecho que lo conectó de forma especial con las necesidades y a la vez con las riquezas tan características de la región occidental. Pablo es egresado de la Universidad de Queensland, Australia, 2012. Ya en el 2010, como un joven emprendedor junto con algunos amigos, decidió incursionar en el mundo de los paneles solares en Australia. Al volver a Paraguay, luego de observar las oportunidades de crecimiento en este sector, fundó Heliotec SRL en el 2013.

Parece una broma que un país con tres hidroeléctricas tenga que volcarse a otras fuentes de energía eléctrica, ¿qué opina al respecto?

En realidad, creo que ese es el camino correcto ya que la matriz energética debe ser diversificada. Es un tema incluso de seguridad nacional. La broma, desde mi punto de vista, es que no se haya diversificado antes. ¿Aparte de las 3 hidroeléctricas, cuándo más invirtió el gobierno en fuentes de generación de energía? Todas las fuentes de energía tienen influencias externas y una de las más preponderantes es el climático, ya que puede afectar al suministro. Es de suma importancia señalar que casi todas las fuentes de energía están ubicadas en el este y sur del país, mientras que en el norte, la región más grande de Paraguay, no existen fuentes de energía.

Las diferentes fuentes alternativas de energía eléctrica, como la solar y la eólica, ¿son soluciones parches ante la precaria gestión gubernamental ante el tratado de Itaipú y Yacyretá?

No necesariamente pueden verse como soluciones parches, son soluciones válidas pero que necesitan una planificación estratégica a largo plazo para que sean una solución real para la gente. Estas fuentes de energía como la solar y la eólica no tienen nada que ver con la gestión gubernamental ni con la renegociación del Tratado de Itaipú, son alternativas que la gente está empezando a adoptar.

Hablanos de los paneles solares, ¿por qué pueden ser una solución para los lugares alejados de los cascos urbanos?

Para que la energía llegue a la gente se necesitan tres componentes: Generación, transmisión y distribución. Paraguay tiene aproximadamente 20% de pérdida en la distribución de energía en el casco urbano. Esto en las zonas alejadas aumenta aproximadamente un tercio del costo. En el proceso de estirar el cable los costos de estos componentes suben por lo que es más seguro y económico tener micro centrales de generación de energía en zonas alejadas. Para el Chaco se calcula una pérdida aún mayor por la distancia, pero utilizando el sistema solar, una familia se ahorra los costos de la transmisión mientras genera la energía dentro de su propia casa, sin depender de nadie más.

Una familia modelo clase media, ¿puede instalar paneles solares en su vivienda?, ¿costo-beneficio?

Sí puede y es rentable como una alternativa para tener seguridad de que no tendrá problemas de acceso a energía. Cada familia es particular y existen muchos factores que deben ser analizados por los especialistas a la hora de implementar un sistema de paneles solares. Para la instalación de sistemas solares se tienen en cuenta detalles como la ubicación de la casa, el consumo de energía, si hay espacio suficiente en la casa para ubicar los paneles, entre otros aspectos. Esto, en conjunto con la tecnología EDNA, ayuda a las familias para que cuando se corte el suministro de la energía eléctrica, el sistema EDNA arranque y tengan la seguridad de que van a tener acceso a energía. Con los paneles el sistema aumenta la autonomía a 2 a 3 días sin recarga de ANDE, que permite seguir utilizando energía durante ese tiempo. Además de todo esto, contribuye a bajar el nivel de requerimiento a la ANDE.
Sería interesante que el Estado paraguayo ofrezca incentivos para promover el uso de otras alternativas de energía como la solar en los hogares, y de esa forma empezar descomprimir la demanda a la ANDE durante el día y reducir la demanda de electricidad existente a través de la diversificación de las fuentes de energía.

Actualmente, ¿en qué área está centrada la demanda de paneles solares?

La demanda está centrada en las zonas rurales donde los sistemas convencionales no llegan, pero cada vez más gente dentro de Asunción opta por este tipo de alternativa de energía. Hace 8 años esta realidad era impensable. Hoy en día tenemos trabajos de instalación todas las semanas en zonas urbanas, el favorito es el sistema de respaldo EDNA.

¿Hay ayuda estatal para las empresas que quieran aventurarse en la producción de energía alternativa?

De parte del Gobierno no existen incentivos, no hay exento de IVA ni aranceles, pero hay un consejo de construcción sostenible que está trabajando para conseguir una reducción de impuestos en las propiedades que tengan eficiencia energética y/o buenas prácticas de construcción. Es más, estamos esperando que la ANDE nos ayude a crear una regulación para la industria, ya que lastimosamente existen personas que importan materiales de mala calidad y esto podría ocasionar daños a las instalaciones y peor aún accidentes que pongan en riesgo a las personas. Por este motivo, es de suma urgencia que el Gobierno certifique y regule el mercado a modo de garantizar la seguridad de las personas.

¿La tan mentada industrialización del país puede llegar de la mano de la energía solar?

Sí puede llegar, ya que las industrias en su mayoría trabajan durante el día. La energía solar puede ayudar a bajar el consumo en momentos de mayor utilización, pero lo más importante para la industrialización y su desarrollo es crear la infraestructura para una distribución eficaz de energía. Sin más líneas de distribución no es posible pensar en el crecimiento de la industria y tampoco en una industria de energía. Particularmente creo que la base de la industrialización es crear infraestructura para las líneas de transmisión, tal como lo hizo Brasil desde la creación de Itaipú. No podemos siquiera pensar en hacer buen uso o comercialización de nuestra energía si no se invierte en la tan necesaria infraestructura ya que solamente podemos transportar la energía hasta Brasil porque no existen líneas de transmisión para exportar la energía.

En cuanto a los insumos para la instalación de los paneles, ¿son todos importados, o algunos materiales podrían ser fabricados en el país?

Cuando hablamos de paneles en realidad hablamos de todo un sistema. Existen insumos que ya son fabricados en el país y otros que se podrían fabricar con el apoyo del Gobierno porque representan una gran inversión. De igual forma, gran parte de los materiales siguen siendo importados de Alemania, Estados Unidos, China y Taiwán. El apoyo de entidades gubernamentales y alianzas internacionales nos están ayudando a poder ir de a poco fabricando los distintos componentes de los sistemas solares.

El Chaco paraguayo, una zona por décadas ignorada, ¿la energía solar lo sacará de la oscuridad?

Sí, y de hecho, que ya lo estamos haciendo desde hace varios años. Es una inversión que las industrias ganaderas y agrícolas están realizando de motu propio para garantizar la seguridad energética de sus establecimientos y mejorar la calidad de vida de las personas que trabajan y viven allí. En realidad, son ellos los responsables de impulsar las energías renovables en Paraguay.

¿Qué le diría Ud. a los presidentes de Itaipú y Yacyretä, si tuviera unos 5 minutos con cada uno de ellos?

Primero: que es hora de diversificar la matriz energética. Necesitamos que utilicen sus recursos para impulsar a las pymes que hoy invierten en los distintos componentes para el acceso a la energía.
Segundo: deben generar un plan real y a escala para descomprimir el estrés energético que tienen a fin de dar mayor seguridad energética a la gente. Esto nos daría la oportunidad de generar más empleo. Es hora de direccionar los recursos hacia políticas a largo plazo para asegurar el acceso a la energía para todos los paraguayos, y también para apostar al desarrollo teniendo en cuenta nuestros beneficios climáticos y el bono demográfico. Por último, les diría que deben mirar a las binacionales como una de las mayores industrias y de la cual todos los paraguayos somos socios; motivo por el cual están en la obligación de crear de manera estratégica las cláusulas de los contratos e invertir en comunicar esas estrategias a la población para que sirva de incentivo para el desarrollo nacional.

 

Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica.
Universidad de Kiel, Alemania.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos