Conectáte con nosotros

Nacionales

“Nuestra educación ya estaba en terapia intensiva”, indica referente de la UNE

Desde el Ministerio de Educación (MEC) se vuelve a establecer clases híbridas para inicios de agosto, mientras los docentes en su mayoría esperan recibir las segundas dosis anticovid para tener el esquema completo. Aun así, para Reinaldo Figueredo, docente y dirigente de la Unión Nacional de Educadores (UNE), no se podría dar clases 100% presenciales, ya que son muchas las precariedades en las instituciones educativas.

Desde el año pasado con la pandemia a nivel mundial, pero ya desde antes la educación se viene con miles de dificultades. La Unión Nacional de Educadores propuso no iniciar con las clases por la razón de que se exponía la vida de los docentes, quienes hicieron incluso una movilización por mejores  condiciones, una de ellos era el tema de la vacuna. Y se debía contar con la infraestructura necesaria, como los elementos de bioseguridad. El ministerio no estaba en condiciones de iniciar porque no se contaba con los protocolos.

Entonces se inició de manera híbrida. Con la opción de presencial y virtual, pero aumentaron los casos comunitarios; ahí todas las instituciones decidieron seguir virtual. Estamos en etapa de que los docentes en su mayoría ya tienen la primera dosis, y en agosto se prevé la segunda dosis. A partir de ahí se plantearía la experiencia de las clases híbridas. Se estudian las posibilidades. Con la entrada de la variante delta, pero los docentes ya están en condiciones de iniciar.

“Nuestra educación ya estaba en terapia intensiva antes del Covid, y esto vino a revelar la situación en la que estábamos; desarrollándose en muchas precariedades. No podemos esperar que sea óptimo. Si al menos se logra empatar los resultados anteriores, ya sería un éxito. Pero sabemos que las clases se desarrollaban con mucha precariedad. Es mucho desafío pero lo debemos convertir en oportunidad para invertir en educación para construir una educación más tolerante, más humanista”, expresó Figueredo.

Según el docente no está todo mal, la ley establece la modalidad a distancia, ya se usaba tecnología en educación, sólo nosotros estábamos atrasados, la virtualidad sirve para aquellos que están en condiciones, para otros no porque la desigualdad es preocupante. Muchas zonas no tienen cobertura, incluso zonas de gran Asunción, las familias debían arreglarse con un teléfono porque la tecnología vino para quedarse, pero nada reemplaza a las clases presenciales. “Deben volver lo antes posible para medir el proceso”, alegó el dirigente que cuenta con más de 25 mil de docentes en la UNE, dijo.

“Los chicos deben ser vacunados, por eso por este año ya no pensamos en clases completamente presenciales, y el gobierno tendrá que ver como avanzar con la vacunación, para pensar en una normalidad el año que viene”, indicó el dirigente.

Estirar el carro todos juntos

El docente comentó que ya tuvieron varias reuniones con el actual Ministro del MEC, Juan Manuel Brunetti, “no tenemos problema de relacionamiento, nos recibió en varias oportunidades. Nos escuchamos, analizamos propuestas. Hay demasiadas cosas que un Ministro y en esta circunstancia debe hacer, como estirar el carro todos juntos. Cooperar en todo lo que sea necesario para que esto funcione”, dijo.

“En cuanto a derechos laborales si seguimos firmes, la deuda con el magisterio continúa, la precarización laboral, los beneficios. Esperamos que este año podamos terminar en lo que se pueda avanzar y que los docentes en su totalidad estén vacunados, pero hay grupos esperando sus segundas dosis. Que este año nos permita terminar dentro del tiempo establecido y que los requerimientos del sector docente sean atendidos, nos preocupa de verdad. El Presupuesto General de la Nación fue recortado por segundo año y es muy preocupante”, manifiesta.

“También genera roces con Hacienda y parlamento, tenemos esperanzas que nos atienda. Los recortes afectan al docente y a los alumnos: alimentación, salario, infraestructura. Afecta integralmente a todos. En vez de avanzar, retrocedemos. Está en marcha  la transformación educativa y el Ministro dice transformación o alimentación, y es un error porque sin alimentación no hay educación, y es un problema sobre todo en las zonas pobres. No puede haber transformación de esa manera, sin recursos”, aseveró Figueredo.

Así mismo el Paraguay debe generar ingresos, el impuesto es muy inequitativo, sumado a otro recurso como Itaipú, que nunca se tomó en serio, dice el docente. “Se debe cambiar la historia, siendo patriotas”, afirma.

Reinaldo Figueredo, docente y dirigente de la UNE. Foto: Fb

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos