Conectáte con nosotros

Nacionales

Angélica Otazú: “La estructura mental del paraguayo es guaraní”

La doctora Angélica Otazú durante una disertación sobre el idioma guaraní. Foto: Gentileza.

La doctora Angélica Otazú durante una disertación sobre el idioma guaraní. Foto: Gentileza.

El pasado 12 de octubre se celebró el Día de la Hispanidad, una fecha que revive el contacto de los primeros españoles que llegaron a tierras aborígenes. En Paraguay y en otras regiones americanas se ha tenido la suerte de llegar a un mestizaje entre los aborígenes y los recién llegados en esa época. Lo que nos hace diferentes a otros pueblos mestizos, es la lengua guaraní, heredada de nuestros antepasados aborígenes. Esta lengua hasta hoy en día está viva y activa y, por sobre todo, modernizándose, avanzando y penetrando en varios ámbitos del conocimiento, por ejemplo, en el ámbito de la justicia. Recientemente se han realizado simulaciones de juicios orales en idioma guaraní en varias circunscripciones judiciales del país.

El Nacional conversó con la doctora Angélica Otazú, para contextualizar, bajo su mirada, la problemática del idioma guaraní. Angélica Otazú Melgarejo tiene un doctorado en Philosophie en el área de Teología por la universidad Libre de Berlín; Lic. en Filosofía; Lic. en Ciencia Pastoral; Prof. en lengua guaraní. Es docente de filosofía y teología en la universidad católica de Asunción, es traductora de textos del castellano al guaraní y vice versa, experta en guaraní antiguo y ha colaborado en varios proyectos de revitalización del idioma guaraní en universidades de Alemania, Francia y Brasil. Investigadora categorizada de CONACYT.

Muchos presagian la muerte del idioma guaraní, ¿Cuál es su reflexión sobre este álgido tema?

La lengua guaraní es una lengua viva, aunque la planificación lingüística es lenta, existen instituciones y particulares que trabajan por la normativización. Dicho sea de paso, la Secretaría de Políticas Lingüísticas no cuenta con suficiente presupuesto, pues cada vez se le reduce más. Es la población guaraní hablante, la que mantiene viva la tradición y la lengua oralmente.

La biblia es el libro más traducido a nivel mundial. El guaraní también está incluido. ¿Nos puede relatar brevemente su experiencia en traducción?

Formé parte del equipo de traductores del Nuevos Testamento al guaraní, proyecto emprendido por la SOBICAIN – CEPAG (1993-2006). No es casualidad que se traduzca la biblia al guaraní, puesto que fue escogida como lengua general de la evangelización, desde finales del S. XVI. Por eso el catecismo limense fue traducido al guaraní, y otros textos religiosos. Ahora bien, eso no es un prestigio de la lengua, la tradición bíblica no es cultura guaraní. Aunque se haya tratado de reflejar la expresión guaraní, lo más natural posible, en la transmisión del mensaje de la biblia, sigue siendo una cultura importada y desde antaño se ha utilizado para sustituir la expresión espiritual nativa, su palabra sagrada, que constituye el alma de los guaraníes.

Se ha enterado probablemente de la realización de simulaciones de juicios orales en guaraní en el país, ¿es el salto que se esperaba para potenciar el idioma guaraní?

Considero fundamental este tipo de iniciativa, para avanzar en la democratización de la lengua. El proyecto de aprender a impartir la justicia en guaraní aliviará el sufrimiento de muchos paraguayos, desde hace siglos, y auguramos que se extienda a nivel nacional.

Bajo su mirada, ¿por qué el idioma guaraní aún no se instala en los medios de comunicación como vehículo de información masiva?

A mi juicio se debe a la falta de costumbre, este mismo cuestionario podría estar guaraní. Considero también que los programas, especialmente, de entretenimientos en TV son importados y no se toman el tiempo de traducir o adaptar a la cultura. Por tanto, es un signo de globalización, que pretende acabar con las culturas locales.

Se le ataca siempre al guaraní que se enseña en las escuelas, ¿cuál es su lectura sobre esta problemática?

En parte se debe a la ínfima carga horaria designada al guaraní, los profesores no pueden hacer milagro. Hay que explicar a los críticos que las reglas gramaticales son importantes y debe enseñar desde la etapa escolar. Guaraní tiene sus reglas gramaticales bien definidas, véase Arte de Antonio Ruiz de Montoya y de Restivo. El jopara no tiene aún regla…

El guaraní no tiene una madre a quién recurrir cuando hay problemas lingüísticos, ¿Cómo se solucionan esos problemas?

Al decir de Melià, de feliz memoria, las normativas de la lengua guaraní hay que buscar en la selva, es decir, debemos preguntar a los guaraníes. Además, existen los diccionarios bilingües guaraní-castellano de los siglos XVII y XVIII.

El mito urbano que se oye siempre es que el guaraní entorpece el aprendizaje del castellano, ¿Qué tan falso es ese mito?

Se debe a una falta de información y/o ignorancia. El ser humano está capacitado para ser políglota.

En zonas rurales, ¿deberían los niños iniciar la escolarización en idioma guaraní?

Se está intentando desde hace varias décadas. Los docentes ponen sus mejores esfuerzos para explicar la lección en guaraní. Hoy contamos incluso con más materiales escolares en guaraní.

La variedad del castellano paraguayo es un tanto diferente a los demás países de nuestra región, ¿se debería esta diferencia al contacto de lenguas?

Se debería en primer lugar, el castellano hablado por los conquistadores y su procedencia; aparte de eso, el castellano hablado en Paraguay es regional, posee características rioplantenses y obviamente el contacto con la lengua guaraní.

¿Cómo visiona Ud. el futuro del idioma guaraní en el país?

El idioma guaraní tiene un camino largo, por muchos motivos, porque nuestra estructura mental es guaraní, en esta lengua sentimos y pensamos, y además es la lengua de resistencia.

* Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica.

Universidad de Kiel, Alemania.

 

1 Comment

1 Comentario

  1. Silvio Tomas Sosa Alarcon

    19 de octubre de 2021 at 04:33

    Felicitaciones a El Nacional, por el articulo, para que el idioma sea mas fuerte en nuestro pais ademas de hablar y enseñar tambien deberiamos mantener viva, las tradiciones y costumbres ancestrales que en definitiva utiliza mucho del vocablo guarani engloba lo que somos los paraguayos, muy cierto Doctora, Ruiz de Montoya y Restivo aprenden el idioma de los ingigenas ellos son la fuente de sus fundamentos.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos