Connect with us

Nacionales

Alrededor de 32.000 personas fueron beneficiadas con centros de derivados de soja

La primera Dama en uno de sus recorridos. (Foto Itaipú).

La primera Dama en uno de sus recorridos. (Foto Itaipú).

En total, nueve centros de producción de derivados de soja fueron habilitados durante el 2021. Esto benefició a 6.400 familias, lo que equivale a unas 32.000 personas en situación vulnerable que residen en Asunción y varios distritos del departamento Central. Para este año se tiene previsto inaugurar otros 10 centros, según publicó la página estatal IP.

Este proyecto, financiado por la Itaipú Binacional a través de su Asesoría de Responsabilidad Social, forma parte del programa Ñapu’ãke, liderado por la Oficina de la Primera Dama (OPD).

Hasta el día de hoy, se reportan entre 1.000 a 2.000 litros mensuales de leche de soja producidos por comunidad y entre 20 a 40 kilogramos mensuales de café de soja, también por comunidad beneficiada.

Este 2021 se tiene previsto inaugurar otros 10 centros en las mismas zonas geográficas en el marco de la iniciativa denominada “Seguridad alimentaria y nutrición a base de soja en comunidades vulnerables de Asunción y del departamento Central”, llevado adelante por la Fundación Comunitaria Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD).

El asesor de Responsabilidad Social de la Binacional, Daniel Ramírez, señaló que el objetivo de este proyecto social es contribuir con la seguridad alimentaria de las comunidades beneficiarias y al mismo tiempo instalar capacidades que permitan la sostenibilidad a futuro del proyecto.

Los primeros centros fueron entregados en febrero del año pasado, lo que generó un impacto bastante positivo en la Comisión Vecinal de Fomento Territorial Social “Cerro Corá”, de Luque, que aglutina a 650 familias; y en el Comité Oleros Unidos de Valle Pucú, situado en Areguá, en el cual se hallan agremiadas unas 500 familias.

Tres centros

IP informó que otros tres centros de las mismas características se habilitaron en el mes de agosto. Uno de ellos está ubicado en el barrio “Patria Nueva 1 y 2”, de Itauguá, donde habitan unas 300 familias. Otro se encuentra en el barrio “Santa Inés”, situado en Ybyraro de Capiatá, que posee una población meta de 3.000 familias. El último se instaló en el asentamiento “9 de Noviembre y Conavi”, de Itá, para beneficiar a otras 300 familias de escasos recursos.

A finales de octubre, con presencia de la Primera Dama de la Nación, Silvana Abdo, quedó habilitado un nuevo centro de producción de derivados de soja en Itá. Fueron beneficiadas familias indígenas de las comunidades “Mbokajatymiri” (Ava Guaraní) y Ñe Vanga Renda y Yary Miri (Mbya Guaraní). Mientras que en noviembre pasado, las habilitaciones se registraron en Lambaré, para ayudar a 600 familias agrupadas en la Asociación de Vecinos del Barrio San José; y en Mariano Roque Alonso.

El proyecto cerró el exitoso año 2021 con la habilitación de otra unidad procesadora en las instalaciones del Comité de Mujeres Kuña Guapa, situado en Limpio, que alcanzó a favorecer a otras 300 familias.

 

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!