Connect with us

Nacionales

Becaria del Chaco y su lucha por seguir formándose

Vicenta Carolina Vera Portillo terminó su bachillerato en el Centro de Jóvenes y Adultos de Villa Hayes, a los 31 años, cuando ya tenía tres hijos. Después siguió su primera carrera que es Licenciatura en Matemáticas, cosa que siempre le gustó. Luego estudió Pedagogía, en el Centro de Formación Docente de Villa Hayes.

Posteriormente, realizó su segunda carrera en Ciencias de la Educación. También estudió Didáctica Universitaria y Tecnicatura en Educación Permanente para enfocarse en lo que es la educación permanente de jóvenes y adultos. Hoy, mediante el Programa de Becas Carlos Antonio López (Becal) hará una Maestría en Humanidades Digitales en modalidad virtual, en el Instituto Técnico Superior de Monterrey, México.

La flamante becaria cuenta su historia de vida y recuerda que cuando a sus 11 años quedó huérfana de padre, ella y sus 9 hermanos tuvieron que dejar de estudiar, por lo que  postergó por varios años sus estudios secundarios. Se casó, tuvo hijos, pero sus ganas de formarme nunca desaparecieron, por lo que retomó con todas las fuerzas sus estudios. Primero, pensando en que necesitará ayudar a sus hijos cuando vayan a la escuela.

Superación constante

Desde que retomó sus estudios, no paró. En 2009 ingresó como instructora de informática en el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), dependiente del Ministerio del Trabajo. En 2012 fue asignada a enseñar informática en el Centro Educativo Domingo Masi, una institución que trabaja con indígenas del Pueblo Qom, de Villa Hayes. Contó que sus experiencias en esa ocasión fueron increíbles. «Los pueblos originarios tienen la misma capacidad que nosotros de aprender. Cuando yo llegué a la comunidad, ellos tenían celular que yo no tenía. Sabían lo que es prender la máquina, exploraron ellos, era impresionante la forma como ellos aprendían».

Para Vicenta, la población más prioritaria son los jóvenes y adultos, porque a diferencia de los niños y adolescentes que van a los colegios obligados por sus padres, los jóvenes y adultos van por iniciativa propia y por la necesidad que cada uno tiene. «Yo tenía hijos que estaban en la escuela, en el colegio y yo me quedé en stand by y cómo les iba a ayudar a mis hijos si yo no estaba capacitada. Todo eso me motivó para seguir».

Adjudicada de Becal

Se enteró de la convocatoria de Becal a través de la directora de Formación Docente de Villa Hayes, Beatriz Zárate, una de las personas que la motivó a presentarse. Ella siempre la motiva, porque sabe todo el proceso que Vicenta pasó desde siempre para llegar a sus metas. «Ella me dijo ‘Carolina, hay una beca de Maestría para Monterrey, México, postulate, vos sos muy capa y vas a ganar’». En ese momento, mediados de 2021, ella estaba haciendo un curso de capacitación en TIC para jóvenes y adultos. en medio de la pérdida de su madre, quien falleció a causa del Covid-19.

Su mayor sueño fue estudiar tecnología e informática. «Siempre quise seguir ingeniería informática, pero tiene su costo también y teniendo los hijos uno ya no puede costear eso, porque debe cubrir también los costos de ellos» aseveró.

Finalmente, ella decidió postularse a la beca para la Maestría en Humanidades Digitales, ofrecida por el Instituto Tecnológico de Monterrey, México. Dijo que lo que primero que pensó fue que si tuviera la oportunidad de capacitarse más quería hacerlo para enseñar a la misma comunidad.

Cuenta que tiene alumnos en distintas situaciones, empezando por las económicas, sociales, y de otras de quienes también aprende mucho. «Hay personas que estudian para luego seguir estudiando, otras para ascender en su trabajo, y otras para ayudar a sus hijos y no tienen cuadernos o lápiz. Me tocó muchas veces enseñar bajo árboles»  cuenta la misma.

Expresó su sorpresa cuando fue notificada de su adjudicación con la beca. «Me llamó la Directora de Formación Docente de Villa Hayes y, me dijo: ‘¡Felicidades Carolina!, fuiste adjudicada’. Fui la única seleccionada de mi departamento. Había compañeras que tenían maestrías inclusive», comentó emocionada.

Un sueño para la comunidad

Vicenta pasó muchas situaciones con el proceso de su postulación a la beca. Por ejemplo, en el día del examen, realizado en la segunda semana de noviembre del 2021, su internet fallaba, porque ella estaba en Filadelfia, de visita en la casa de su hijo. Pero pese a esa dificultad tecnológica pudo dar un buen examen, que le hizo acreedora de la beca para estudiar online en una de las mejores universidades de Latinoamérica, como es el Tecnológico de Monterrey.

Contó que no paró de prepararse desde 2008, año en que terminó su bachillerato, después de tener a su tercer hijo, y otro después de terminar su Licenciatura en Matemáticas. Ahora sus hijos tienen 25, 23, 21 y 10 años, respectivamente.

Entre sus sueños pendientes queda aún su interés de unir lo que es la formación de jóvenes y adultos con el mando medio para que salgan ya con una profesión, ya que en el departamento de Villa Hayes hay muchas etnias, y se cuenta con mando medio. «Vienen a estudiar panadería, otros se dedican a la agricultura y la gastronomía. Mi idea es ayudarles para que tengan una profesión y salgan ya con trabajo, que puedan hacer desde su casa, por ejemplo», señaló.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!