Connect with us

Nacionales

El historiador que salvó la Casa de la Independencia

Casa de la Independencia.

Casa de la Independencia.

Situada en pleno centro de Asunción, la Casa de la Independencia es uno de los edificios coloniales más emblemáticos del Paraguay. Pero  pocos saben que el historiador Juan Gill Aguinaga evitó que este acervo edilicio, donde se forjó la independencia de Paraguay, en 1811, fuera demolido. Esto sucedió hace más de medio siglo.

Gill enfrentó al gobierno de Alfredo Stroessner (1954-1989) para frenar el derribo del histórico sitio, donde se quería construir un establecimiento de venta de coches.

La historiadora Ana Barreto señaló que Gill tomó esa decisión “bajo su entera responsabilidad” en junio de 1960. Elevó una petición pública ante las autoridades municipales y nacionales para anular el derrumbe. “El legado de Gill habla por sí solo”, dijo Barreto, en referencia a la declaración de la Casa de la Independencia como patrimonio histórico nacional, lo que le ha permitido sobrevivir hasta hoy.

¿Quién fue Gill?

El historiador Juan Bautista Gill Aguinaga (1910-1982) fue tataranieto de Juan Miguel Gill, miembro del Congreso de 1811, y bisnieto de Juan Andrés Gill, ministro de Carlos Antonio López y primer diplomático paraguayo.

Juan Bautista Gill Aguinaga. Foto: Gentileza

También fue nieto del expresidente Juan Bautista Gill. Esta ascendencia vinculó -en gran medida- a Juan Bautista Gill Aguinaga a su pasado histórico, que lo percibió como una cantera de “grandes vacíos” que debía ser rellenada con pruebas contundentes.

Según su nieta, la experta en museología, Alejandra Peña Gill, su interés por el coleccionismo lo convirtió en gran defensor del patrimonio cultural. Comentó que recuperó objetos y documentos que rescatan la memoria de la Guerra Grande, además de salvar la Casa de la Independencia de la destrucción.

Indicó que la mayor colección de numismática, recolectada por su abuelo, se resguarda actualmente en el Banco Central del Paraguay.

Los demás documentos se encuentran en el Archivo del Ministerio de Defensa Nacional, que incluye una importante catalogación fotográfica.

“Tuvo la clara conciencia de que el patrimonio cultural pertenece a todos”, aseguró Alejandra Peña Gill. Además, reveló que la última legislación sobre el tema data de hace 30 años, tras la última promulgación de la ley paraguaya 946, De protección de bienes culturales, de 1982.

Peña Gill también citó otros aspectos vinculados a su pasión por la historia. “Una de las facetas que se destaca en Gill Aguinaga es su capacidad gremial, para adherirse y unirse a sujetos y causas, ya que era miembro de numerosas academias locales e internacionales”, dijo.

Subrayó su faceta de coleccionista, “donde demostró una gran responsabilidad cultural en la protección del patrimonio público, siendo parte de una generación de historiadores dedicados a ello”.

Explicó que Gill Aguinaga estaba convencido de que el Paraguay, para recuperarse en su memoria como nación, en su capacidad de soberanía, “debía recuperar su memoria histórica, vinculada esencialmente a documentos, objetos y otros valores del patrimonio cultural”.

Acervo independentista

Era el sitio donde los próceres se reunían para planificar la conspiración independentista de mayo de 1811. La llamada Casa de la Independencia pertenecía a don Antonio Martínez Sáenz y a su esposa, doña Petrona Caballero Bazán. Según las escrituras obrantes en el Registro de la Propiedad, el inmueble adquirido por don Antonio Martínez Sáenz constaba de “un lance de casa y otro medio de sitio por permuta que hizo don Juan José Sánchez, el 22 de octubre de 1772; un lance por compra a doña María Josefa Sánchez y a doña María Ana Martínez, el 6 de julio de 1778; y de cuatro varas de frente por merced que le hizo a nombre del Rey, don Pedro Melo de Portugal, el 22 de diciembre de 1778”.

“Se le dio posesión y fue amojonado el 1 de febrero de 1779, resultando diez y ocho y tres cuartas varas de frente sobre la calle del Norte, su costado Este de cuarenta y siete y cuarta varas sobre otra calle; su contra frente al Sud, sobre un callejón de diez y siete y tres cuartas varas, y su contracostado al Oeste que linda con derechos de don Mariano Bedoya, de cuarenta y tres y dos tercios varas”.

Foto antigua de la Casa de la Independencia. Foto: Gentileza.

La céntrica casa asuncena, construida en 1772, fue luego heredada por los hermanos Pedro Pablo y Sebastián Antonio Martínez Sáenz. En sus salones se reunían los patriotas para organizar la conspiración independentista de la Corona española. Y fue en la noche del 14 y madrugada del 15 de Mayo de 1811 que Pedro Juan Caballero, Vicente Ignacio Iturbe, Fulgencio Yegros, Mauricio José Troche, José Gaspar Rodríguez de Francia, presbítero José Agustín Molas, presbítero Francisco Javier Bogarín, Fernando de la Mora, y otros próceres dieron la independencia al Paraguay.

Posteriormente, el 25 de enero de 1821, “Pedro Pablo vende su parte a su hermano Sebastián Antonio. A la muerte de este, queda como heredera doña Nicolasa Marín, esposa del fallecido dueño. Más tarde la posesión de la casa queda a manos de doña María Virginia”, según consta en una providencia de fecha 6 de diciembre de 1872, firmada por el señor Juez de Primera Instancia en lo Civil, don Juan Silvano Godoy.

Ya en 1943, la casa fue adquirida por el Estado paraguayo. Después del intento de demolición, ocurrido en julio de 1960, comenzaron los trabajos de restauración y por Decreto N.º 15689 del 2 de mayo de 1961 fue declarada Monumento Nacional. El mismo año se creó la Comisión Nacional de la Casa de la Independencia, bajo la dirección de don Carlos Alberto Pusineri Scala.

La Casa de la Independencia fue restaurada en 2014 como parte del plan maestro para revitalizar el casco histórico de Asunción y mantener viva la memoria histórica de Paraguay.

Ubicado en pleno centro de Asunción, el Museo Casa de la Independencia funciona en uno de los edificios coloniales más emblemáticos a nivel de patrimonio arquitectónico. Guarda en su interior objetos históricos relacionados con los patriotas que liberaron al Paraguay de la dependencia española en la noche del 14 y madrugada 15 de Mayo de 1811.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!