Conectáte con nosotros

Nacionales

Violencia en los colegios puede ser reflejo de violencia familiar o contexto social

Arma de fuego. Foto ilustrativa

Arma de fuego. Foto ilustrativa

Tras el hallazgo de manuscritos en el que se realizaban amenazas de tiroteo, tanto en el Colegio Cristo Rey como en el Colegio Lumen de Asunción, por la gravedad de los hechos, intervinieron la Policía Nacional y el Ministerio Público para evitar una tragedia en ambas instituciones educativas. Los sospechosos serían niños y adolescentes de menos de 14 años que, por tales condiciones, serían inimputables.

Hablamos con la psicóloga Rocío Paredes para arrojar un poco de luz sobre este tipo de comportamientos, por qué ocurren e identificar cómo la violencia está presente en todos lados, desde la TV, las redes sociales y a veces en simples juegos de niños.

-¿Por qué surge la violencia entre pares o alumnos en una institución?

-Existen varios factores, es una combinación de situaciones muchas veces, puede ser reflejo de violencia familiar o del contexto social; vivimos en una sociedad violenta. Tiene que ver también la edad, la etapa en que se encuentran, hay como una necesidad de pertenecer a un grupo, la influencia de los pares define ciertas conductas.

-¿Tendría algo que ver lo que consumen en videojuegos o redes sociales?

-Puede ser que sí, recuerdo que en los últimos casos varios jóvenes imitaron ciertos juegos y tirotearon sus colegios, creo que fue Brasil y EE.UU.

-¿Es algo que podrían cambiar? ¿Cómo se podría ayudar con eso?

-Para el cambio se debería trabajar en varios frentes, desde la familia, los grupos sociales, integrar hábitos saludables para la resolución de conflictos que no impliquen tanta violencia. Hay teorías que explican cómo nos afecta el entorno y que somos muchas veces producto de lo que consumimos, películas, libros, series, notas rojas. El cambio también debe partir de la sociedad, que sea menos violenta o mostrar también el otro lado que se puede imitar, porque somos seres humanos que aprendemos normas, reglas y valores de convivencia.

-¿Y en el colegio cómo se les podría ayudar?

-Tengo una teoría, pero es muy particular. Creo que a veces los jóvenes necesitan ser escuchados. Hay buenísimos colegios con una excelente malla curricular, docentes impecables, pero muchas veces los chicos buscan en el colegio lo que no tienen en la casa, contención, empatía, bajar un poco a su nivel para saber en qué podemos orientarlos, cómo podemos ayudarlos, fortalecer el potencial, que sepan que son como hojas blancas donde pueden escribir su mejor versión. A veces los grandes se concentran más en las calificaciones que en formar al ser humano, no es una crítica al docente, sino es nuestro mismo sistema educativo. Son otros tiempos, pero nosotros seguimos embarcados en el pasado.

-¿Y cuáles serían los signos de alarma que los padres deben tomar en cuenta?

-Y eso lo ves desde chicos en su conducta, el trato con las personas, animales, plantas. La violencia es una reacción al entorno, es como nos comunicamos con el entorno. No sé si es alarma, es enfocarse en el niño, cómo está su nivel de frustración, cómo podemos ayudarlo a liberar estrés, haciendo otras actividades para su formación, deportes, arte, grupos. Algunas podrían no querer ir a la escuela, se aíslan, tienen reacciones agresivas, pero lo ideal es actuar antes de que se den estás señales. Respetando sus tiempos, su personalidad y su edad, su etapa.

-¿Y qué actividades son más recomendables?

-Toda actividad que motive y ayude a crecer al niño o adolescente, tampoco hay que obligarlos, tiene que haber como una estrategia de los padres para que ellos practiquen deportes, o compartir más con ellos también podría ser. Pintar, escribir, que se expresen. El tema de los jueguitos es todo un tema, que desarrollen sus habilidades. Muchas veces de esos hobbies salen sus futuros ingresos o profesiones.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!