Connect with us

Nacionales

“La gente debe ayudar diciendo sí a la donación”, dice director de la INAT

Dr. Gustavo Melgarejo, director del INAT. Foto: Captura de video

Dr. Gustavo Melgarejo, director del INAT. Foto: Captura de video

Donar un órgano puede ser considerado uno de los actos de amor más grandes hacia el prójimo, ya que el donante lo hace siempre voluntariamente o a veces los mismos familiares toman la decisión en un momento difícil, pero lo que logran con esto es no solo entregar una parte de ellos, sino lograr vida en otro ser humano que lo necesita.

Ante casos como el reciente pedido de Nahiara, que espera por un corazón, y otros muchos casos tanto de niños como adultos que no lograron acceder a un órgano, solo resta la solidaridad… un sentimiento muy nuestro, pero que en estos casos debe ir arraigado en cada persona para ser donante e inculcar desde la educación lo que este acto significa.

El doctor Gustavo Melgarejo, director del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), habló con El Nacional y comentó que hay 250 personas en lista de espera y que actualmente por año se realizan entre 40 a 45 trasplantes, cuando la cifra debería llegar a 100 como mínimo, pero que esto depende de todos.

-¿Cómo una persona puede ser donante de órganos?

-Todos podemos ser donantes a partir de los 18 años, toda vez que no se manifieste oposición a ser donante. Se interpreta que toda persona que no manifieste oposición a ser donante, puede donar.

-¿Qué es lo que se puede donar?

-El equipo médico evalúa eso al momento de declararse el fallecimiento: riñones, hígado, depende de la condición de la persona en ese momento que se evalúa. Córnea y huesos, que son guardados en dos banco de tejidos. Aparte de eso, reserva de membrana amniótica.

-¿Los órganos se pueden almacenar?

-En el caso de órganos debe ser en el momento; por ejemplo, para el corazón tenemos 4 horas, pulmón 12 horas y después 24 horas en  riñon. Entonces debemos tener toda la logística necesaria para realizar en el momento ya que solo tenemos horas dependiendo de qué órgano se trate, y asignar al receptor según lista de espera.

Si una persona está enferma por más que esté en lista de espera no va recibir si no está en condiciones. La lista de espera es nacional y lo maneja el Instituto del Transplante.

-¿Cómo se accede a estar en lista de espera?

-Una vez que la persona cumpla con los requisitos, ya sea niño o adulto, el médico responsable lo anota en la lista de espera, y según sus características debe llenar un protocolo. Se realizan en el San Jorge y en el Acosta Ñu, luego IPS y Hospital de Clínicas. Para córneas, fundación Oca del Valle. Los hospitales y los profesionales deben estar habilitados para este procedimiento.

-¿Cuántas personas están ahora mismo en lista de espera y cuántos son niños?

-250 personas a nivel nacional, 10 son cardíacos, de los cuales 5 son niños. El promedio es de 4 a 16 años. Si hablamos de órganos vitales, corazón e hígado están en ese término. En el caso del riñón, tenemos tratamientos paliativos. La cantidad de donantes en el país sigue siendo muy baja.

Hicimos un estudio económico, como país deberíamos tener 100 trasplantes al año. El promedio hoy es de 40 a 45 al año, de hecho la pandemia vino a cambiar todo esto. Pero el sistema de trasplante es muy desafiante de por sí, por eso los países luchan por mantener su sistema de trasplantes y donantes. Pero todo parte del voluntariado, si no existe donación, por más inversión que haya, no habrá trasplantes.

-¿Hay equipos de urgencia listos para trasplantes?

-Nuestro equipo está operativo a cualquier hora. No existe eso de feriados ni domingos libres. Por eso, el equipo es altruista ya que no tienen honorario ni incentivo aparte, es una deuda del Estado. Son muchas horas en quirófano. Tenemos solo 43 personas habilitadas a nivel país a hacer trasplante. A nivel renal, necesitamos por lo menos 4 hospitales. Y para pacientes que ameritan trasplantes de corazón están bien de momento dos hospitales cabeceras. Clínicas está bien para trasplantes renales.

-En cuanto a leyes, ¿se avizora alguna solicitud para ampliar el margen de edad para donación?

-Creo que la ley actual es un modelo, pero estamos trabajando en algunos puntos, actualizar lo que se hizo en el 2018 acorde a nuestra realidad. Nuestra ley es muy apropiada. Tenemos estructurado un proyecto hasta el 2030. Si no le damos importancia, vamos a ser víctimas de nuestro propio sistema. Necesitamos de conciencia colectiva para que nuestra gente pueda seguir viviendo.

Vamos a insistir con los médicos: debido a la complejidad no todos tienen un conocimiento profundo de lo que implica ser donador. Se debe realizar análisis, estudios que a veces los hospitales no tienen y arriesgan la funcionalidad del órgano en el receptor. Es una cuestión de vida o muerte.

-¿Falta conocimiento de parte de todos para ser donante?

-El hospital debe socializar nuestro protocolo para que los profesionales puedan evaluar quién puede ser donante. Y los familiares deben entender que es un proceso y lleva su tiempo. Se deben hacer estudios para descartar infecciones, cáncer, etc. Lo que hace el sistema es proteger al que está en lista de espera. Evaluar el cuerpo para que el receptor no tenga consecuencias. La mortalidad es muy alta en los primeros 30 días de un trasplante. La gente debe ayudar diciendo sí a la donación. Por eso, ese es nuestro enfoque sobre los profesionales.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!