Conectáte con nosotros

Opinión

Imitemos las exitosas experiencias en educación: universidades populares de Alemania

En Alemania existe un sistema de educación no formal, entiéndase por esto, fuera de la regulación o control estatal del sistema educativo oficial. El nombre que recibe este fructífero y novedoso sistema educativo-formativo, y que fuera iniciado en el año 1878 por la Humboldt- Akademie, por el Ministerio de Educación de Frankfurt en 1890 y la Universidad Libre de Berlín en 1902, es Volkhochschule, que significa en castellano “Universidad popular” o “Universidad para el pueblo”.

Desde sus orígenes hasta hoy en día, este sistema formativo-vocacional sigue vigente y se ha actualizado, modernizado y digitalizado.  El concepto de este sistema es muy simple, que consiste básicamente en capacitar o entrenar a la población en un sinnúmero de oficios o especialidades que son esenciales, lo cual apura el progreso del país y por ende la certificación de competencias en diversas disciplinas de su población.

Los cursos que se ofrecen en esta popular casa de estudios van desde tejido a dos agujas hasta complicados y complejos cursos de robótica. Recuerdo que yo había hecho un curso de cine y radio en dicha universidad popular.

La efectividad que ha demostrado este sistema ha hecho que dichas universidades sigan siendo muy “populares”. Los costos son accesibles, los materiales didácticos y docentes son de excelente nivel, pues el personal docente es variado, la mayoría son profesionales técnicos jubilados y otros activos que están apasionados por la enseñanza, dedican su valioso tiempo en transmitir sus conocimientos. El salario no es muy alto, es solo a modo de gratificación por el esfuerzo y tiempo que dedican en impartir clases en esta novedosa universidad.

Inclusiva

Los participantes son de todas las esferas sociales y la franja etaria va desde niños hasta mayores de edad. Personalmente me cupo impartir clases en estas universidades populares por un buen tiempo, esto me permitió conocer el mecanismo, estructura, filosofía y todo lo que implica el funcionamiento de este sistema formativo.

Si comparásemos con lo que actualmente tenemos en Paraguay, sería como los cursos que ofrece el Sistema Nacional de Promoción Profesional (SNPP) y, en otra variante, similar a los cursos brindados por el Centro Vocacional Carlos Antonio López. Hoy en día, la universidad popular está más que arraigada en el corazón del pueblo alemán, en lo que respecta a la educación no formal para adultos.

Con esta breve y escueta contextualización sobre las universidades populares de Alemania, aterricemos en nuestro querido Paraguay y analicemos lo que tenemos para dar pie al desarrollo de este novedoso sistema educativo no formal. El SNPP ya tiene su espacio y arraigo ganado en el país, pero aún debe pasar por un proceso de transformación para lograr que se inserte como elemento esencial en la formación de adultos en diferentes disciplinas y que esta capacitación se vuelque en el verdadero cambio y desarrollo del país.

Me detengo en nuestra capital, Nuestra Señora de la Asunción, en que la Municipalidad es la institución que la administra hoy en día, en puja clientelista y populista de los partidos políticos que quieren llegar a dirigirla, y no precisamente para potenciarla y modernizarla, sino con la intención de los partidos políticos de utilizarla como puente electoralista para ocupar o exigir cargos en el Congreso, puestos jugosos en las binacionales o el sillón presidencial.

Actualmente, en la Municipalidad de Asunción existen 11 centros, no sabría decir con certeza cuál de estos están en pleno funcionamiento; lo concreto es que cada uno de ellos tiene sus funciones específicas y orientadas hacia acciones sociales en los barrios.

Reconstruir

Una forma para reconstruir una nueva Capital y República es la de revitalizar, potenciar y optimizar todos los centros municipales de Asunción. Fomentar las capacitaciones vocacionales y, por qué no, emular el modelo de las universidades populares muy exitosas en Alemania.  Fortaleciendo estos centros, con el ofrecimiento de diversas especialidades, se elevará el nivel de formación de las personas que no han tenido acceso a la educación formal, al final, se potenciará el talento humano y, por ende, el sector empresarial se verá beneficiado al contar con mano de obra calificada y certificada, además de crear conciencia democrática y cívica en la capital del país.

Repliquemos fórmulas exitosas para el desarrollo de nuestros conciudadanos a fin de que tengan una mejor y digna calidad de vida.

*Martín Ramírez Machuca – Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica. Universidad de Kiel, Alemania.
Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos