Conectáte con nosotros

Opinión

Haciendo negocios en Paraguay

POR (*) Víctor Vázquez
Columnista

Desde hace más de 15 años el Banco Mundial viene publicando un reporte anual sobre el clima de negocios que existe en 190 países. Este reporte, junto al Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, son documentos periódicos que muchos analistas utilizan para evaluar el clima de negocios en diferentes países y regiones.

Estos índices son criticados por algunos y son tomados como referencia por otros. Pero en general, son documentos consultados por analistas al momento de decidir la localización de nuevos negocios o dónde iniciar nuevas operaciones, sean estas comerciales, industriales o de servicios.

Por supuesto que un inversionista realizará estudios más específicos y costosos antes de tomar la decisión final, pero ambos reportes (“Doing Business[1]” y el “Índice Global de Competitividad[2]”) son en muchos casos las primeras referencias que se toman sobre un país.

La última versión del reporte Haciendo Negocios ubica a Paraguay en la posición 125 entre 190 economías (Banco Mundial). Visto de otra manera, se puede deducir que el reporte del Banco Mundial (2020) señala que hay 124 economías que obtienen mayor puntaje en materia de ambiente de negocios.

“Haciendo Negocios” llegó a posicionar a Paraguay en el lugar número 92 en el año 2014, la mejor ubicación alcanzada desde el inicio de las mediciones.  Desde el año 2014 en adelante la posición del país volvió a deteriorarse. La actual ubicación (125 de 190) obedece a que, por una parte, ingresaron al índice varias economías que se encuentran mejor posicionadas, y por otra parte, a que los avances en materia de mejoras del clima de negocios han sido relativamente lentos.

Para mantener un posicionamiento alto en este tipo de rankings se requieren progresos constantes, pues si las reformas se detienen, los demás te sobrepasan. En este punto es importante recordar la anécdota del grupo de personas que son atacados por un león. Cuando todos salen corriendo, no es tan importante ser el primero, sino evitar a toda costa ser el último.

Observación: Chile (posición global 59) no figura entre los países de LAC porque juega otro campeonato. El Banco Mundial lo incluye entre los países de la OCDE.

La tabla anterior muestra que Paraguay se encuentra a mitad de tabla en Sudamérica, donde Colombia y Perú lideran. Al comparar Paraguay con los socios del MERCOSUR, contra quienes compite para atraer inversiones, la situación no es buena. Lidera Uruguay, y los tres restantes socios tienen casi los mismos puntajes. Si aplicamos el criterio de no ser los últimos, el león se comería hoy a Argentina, y luego iría por Paraguay. O, en términos positivos, los inversionistas elegirían primero a Uruguay y luego a Brasil.

¿Qué factores determinan el ambiente de negocios, desde la mirada del Banco Mundial? Hay 10 criterios. Comparativamente, los resultados para los países del MERCOSUR fueron los siguientes:

Las perspectivas económicas para el año 2021 posicionan a Paraguay entre los países con mejor desempeño en la región. Sin embargo, la tabla anterior nos ubica entre Argentina y Brasil. Esto reconfirma lo que siempre se dice: “estamos bien en lo macro, pero hay oportunidades de mejora en lo micro”.

Si se tuviera que elegir por donde empezar, el cuadro anterior muestra las acciones que podrían ayudar a mejorar el clima de negocios y atraer inversiones.

Una buena estrategia para mejorar el clima de negocios apuntaría a medidas, si es posible agresivas, sobre los siguientes indicadores: apertura de negocios, protección de los inversionistas mayoritarios, comercio transfronterizo y obtención de electricidad. El último punto suena a un mal chiste, siendo el mayor exportador per cápita de energía eléctrica. Además, se debe considerar que podría contradecir la intención de usar la energía de Itaipú, uno de los temas que podría ser negociado en el año 2023.

Focalizar acciones en esas áreas podría ayudar a Paraguay a mejorar el ambiente de negocios, fortalecer la microeconomía y poner a esta a la altura de los resultados macro. En realidad, para usar términos futboleros, avanzar con esas medidas podría ayudar al país a alcanzar una mejor ubicación en la tabla y, por qué no, a buscar el campeonato.

[1] Disponible en: https://espanol.doingbusiness.org/content/dam/doingBusiness/country/p/paraguay/PRY.pdf

[2] http://www3.weforum.org/docs/WEF_TheGlobalCompetitivenessReport2019.pdf; páginas 454-7

 

 

(*) Investigación para el Desarrollo

https://desarrollo.org.py/

Twitter: @idesarrollopy

 

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos