Conectáte con nosotros

Opinión

Radiografía política de Nakayama

 

La semana pasada publiqué dos encuestas en Twitter: “Nakayama vs. Galeano Grassi”, y “Nakayama vs. Seba García”. En ambas encuestas ganó Nakayama, candidato oficial designado del PLRA y Alianza. Ese hecho ya sería suficiente como para comenzar a conocer quién es Eduardo Nakayama, aunque confieso que lo que más me llamó la atención y me causó buena impresión fue ver a su hija Keiko tan amablemente hacer campaña por su padre.

Es cierto, no es la primera vez que los familiares acompañan a un candidato, pero esto no fue “acompañar”, sino que Keiko hacía campaña por su padre en las redes, lo cual dice mucho.

La idea de este artículo no es presentar la biografía ni propuestas de un candidato, sino la de presentar una especie de radiografía del pensamiento político de Nakayama de modo a que podamos ver tan solo su esqueleto ideológico, principalmente a través de metonimias.

Eduardo Nakayama parece tan bueno que hasta parece un “republicano en negación”, y la verdad es que se me hace difícil a mí como republicano que soy, escribir sobre un buen candidato de la oposición. Sin embargo, siempre digo que una oposición fuerte también fortalece, porque demanda más altura y competencia, de modo que no es contradictorio elevarnos levantando a otros. Y en eso sí coincidimos plenamente, que tanto a ambos partidos les hace falta depurarse.

Nakayama es católico, no al estilo Lugo ni tampoco habla frecuentemente con el Papa, pero está contra el aborto. ¿Globalista? Dice ser paraguayo y ciudadano del mundo. Pero aclara su disconformidad con los dos últimos gobiernos que tuvieron el mismo equipo económico globalista con Santi Peña y Benigno López: “La monstruosa deuda que el Paraguay vino acrecentando es responsabilidad directa de los últimos gobiernos, agravada por la falta de aplicación real en proyectos de infraestructura como originalmente debía acompañarse la emisión de bonos, casi se triplicó la deuda externa endeudando a generaciones enteras, sin una contraprestación equivalente ya que gran parte del dinero fue despilfarrado en gastos corrientes, pago del servicio de la deuda o a los bolsillos de políticos e intermediarios”.

¿China o Taiwán? Prefiere Taiwán. ¿Trump o Biden? -Biden; pero cuando le pregunté cómo quedaba su discurso de gobierno chico y menos gastos (considerando que Biden es lo opuesto), me respondió que prefiere a Biden porque lo ve más demócrata y amigable con América Latina.
Le pregunté también, un tanto en broma, si las elecciones municipales podían ser por correo, y a esto me respondió bien políticamente diciendo que el TSJE… en síntesis, no. No creo que esa haya sido una pregunta justa, ya que ni los periodistas que defendían las elecciones en EE. UU. están de acuerdo con que se den votaciones por correo en Paraguay, ni aunque tengamos un buen sistema de correos.

Con Javier Milei coincide en muchas cosas, especialmente en postulados del libre mercado, pero me aclaró que él es liberal y no libertario.
Escuché en varias partes que Nakayama quería limpiar al Partido Liberal de la mafia efrainista y otros ‘istas’ y hacer que el Partido Liberal vuelva a ser liberal.

Como siempre digo, el PLRA ya no es liberal, ni radical ni mucho menos auténtico. Se ha convertido en una plataforma electoralista a la que secuestran ciertos grupos abandonando totalmente el factor ideológico. En palabras de Nakayama: “Quiero renovar al Partido [Liberal] por encima de las disputas y enfrentamientos, ideológicamente quiero reencaminarlo hacia el liberalismo”.

Para Nakayama, el peor gobierno que tuvo el Paraguay después del 89 es el gobierno de Mario Abdo Benítez. Creo que ni Marito se atrevería a desmentir eso. Su posible respuesta: “Mo’o pio che aikuata”. Entre las ciudades que más admira urbanísticamente, están: Tokio, Moscú, Madrid, Barcelona y Filadelfia (en Pennsylvania). La ciudad a la que le gustaría que Asunción se parezca más, dentro de las posibilidades, es a la ciudad de Rosario, en Argentina. “Creo -sostiene- que podemos hacer un esfuerzo para que se asemeje a Rosario (Argentina)”.

Para Nakayama, “Rosario es una ciudad que ha sabido armonizar su rica arquitectura del siglo XIX y principios del XX, con el crecimiento sostenido de su población, resguardando sus áreas y espacios verdes, plazas y peatonales con sus extensas avenidas, todo en un enclave paisajístico ligado al río”.

¿Harías alianzas con la izquierda para ganar la elección? –“Debemos hablar con todos los sectores manteniendo nuestros principios democráticos como condición irrenunciable, ya hemos conversado con Grassi y estamos avanzando también con referentes del Partido Patria Querida, ojalá podamos cerrar un frente opositor sobre una base programática, no meramente electoral”.

En definitivas, Nakayama es una persona preparada, a tal punto que yo ya quiero afiliarlo a la ANR. Pero creo que tenemos nuestras diferencias ideológicas y nuestra visión histórica también es diferente. Para mí, les guste o no a algunos, el Partido Republicano fue el artífice del Paraguay moderno, y no el Partido Liberal. Los colorados no vinieron a inventar nada, solo a implementarlas para el pueblo. Realmente me gustaría, ahora que por fin existe un liberal ‘liberal’, tener más debates sobre estos temas.

El desafío de Nakayama, en mi opinión, será convencer a la gente de que él no es otro tipo “preparado”, así como se vendió Martín Burt. Tampoco el discurso anti-ANR le servirá de mucho, ya que aún quedan frescas las mentiras de Mario Ferreiro. En ese sentido, Nenecho viene haciendo un buen papel en la práctica, y no en teoría. En cuanto a preparación, el Ing. Juan Roberto Salinas, candidato colorado por el Movimiento Nueva República, también tiene una excelente preparación. Pero los colorados decidirán su candidato democráticamente a través de internas.

Como en todo Résumé, no deben faltar quienes lo recomiendan. Al efecto, tres nombres dan fe del porqué votar Nakayama:

Alejandro Guggiari, empresario del sector hidrocarburos: “Eduardo Nakayama para mí es una persona que tiene un concepto totalmente distinto al que generalmente tenemos sobre la política tradicional, es una figura que transmite confianza, sabe muy bien lo que significa administrar y cuenta con mucha experiencia en ello”.

Dr. José Antonio Moreno Ruffinelli, ex Canciller Nacional, exparlamentario, jurista e intelectual: “Estando como Director de una Aseguradora, hace más de veinte años conocí a Eduardo Nakayama en su faceta profesional, donde pude comprobar su capacidad, eficiencia y dedicación al trabajo, lo que le llevó a sucesivas promociones hasta ocupar cargos ejecutivos; luego conocí su lado intelectual, su pasión por la historia y cuánto ha hecho en favor de ella en nuestro país, a pesar de su juventud: jornadas internacionales de primer nivel, libros escritos especialmente sobre la asoladora guerra que padeció nuestro país, son ejemplos de dedicación extrema e intensa a una disciplina como la historia que requiere mucha consagración a ella, y sobre todo capacidad para saber interpretar los hechos de la historia, cosa que Eduardo lo hace con solvencia. En fin, creo que es uno de los intelectuales jóvenes más importantes de nuestro país que espera de él aún mucho, y estoy seguro que lo hará”.

Jorge Leoz, empresario y ex candidato a intendente por el Partido Liberal: “Eduardo Nakayama es el mejor candidato a Intendente de la ciudad de Asunción; su pensamiento liberal le permitirá hacer grandes alianzas con el sector privado. Tiene ideas muy claras y firmes de lo que hay que hacer, sabe perfectamente que debe solucionar la superpoblación de funcionarios del ente que se lleva casi la totalidad del presupuesto, su experiencia en administración le ayudará en eso. Su origen le garantiza un fuerte apoyo del sector privado y de la ciudadanía en general”.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos