Conectáte con nosotros

Opinión

Primero de mayo, día del obrero

Prof. Dr. Alan L. Redick

Prof. Dr. Alan L. Redick

El 1º de mayo se celebra internacionalmente el “día del trabajador”, aunque curiosamente, en Estados Unidos, que es donde empezó todo, el “día del trabajador” se celebra el 1º de septiembre. La razón es simple, fue un día lúgubre para la historia, ya que la huelga de trabajadores en 1889, en Chicago, tuvo un final trágico.

Los socialistas reclamaban justamente mejores condiciones laborales. Los movimientos de izquierda, tanto socialistas como comunistas fueron los que organizaron las protestas. Más adelante, otros grupos de la izquierda, como los del movimiento nacional socialista alemán (nazi), declararon en 1933 “día del trabajador” y así se fue extendiendo la celebración por todo el mundo.

La Iglesia católica para no asociarse directamente con las tendencias siniestras de la izquierda, decidió en 1955, con el Papa Pío XII, establecer la celebración de San José Obrero, patrono de los trabajadores, el 1º de mayo. Así, tanto tirios como troyanos, coincidieron en celebrar al obrero en un día que se volvió internacional.

Hoy es bueno no solo recordar, pero también aclarar que “el día del trabajador” es el “día del obrero”. Es un día en el que se reconoce el trabajo del proletario, del jornalero, del obrero, no así el de todos los trabajadores.

Convengamos que tanto Elon Musk como Bill Gates son trabajadores, pero no es a este tipo de trabajadores a quienes se los conmemora el 1º de mayo. En Estados Unidos se distingue a los trabajadores en dos grandes grupos: los de cuello blanco y los de cuello azul; haciendo alusión al tipo de camisas que suelen usar en sus trabajos. Es al obrero de ‘cuello azul’ a quien se celebra el 1º de mayo.

Hoy se ha trivializado bastante esta celebración y se ha desvirtuado su sentido original, pero es fundamental volver a recordar y celebrar a aquellos que con el sudor y mucho sacrificio se ganan el pan, y muchos de ellos a penas llegan a fin de mes.

Esta pandemia sin duda ha golpeado a los trabajadores más que a nadie. En Paraguay se sigue midiendo a la economía con herramientas equivocadas, como si se tomara la temperatura con una brújula. Sí, es cierto, en cierta forma unos pocos ganaron mucho más dinero con esta pandemia, especialmente los políticos y algunos empresarios, pero los trabajadores que viven el día a día son los que más se han perjudicado a causa de las malas decisiones del gobierno.

El 1º de mayo (may day) es un día para recordar y agradecer a tantos trabajadores que hacen posible que nuestra vida comunitaria sea más fácil. Quizás sea bueno cambiar las palabras y llamar al feriado “día del obrero”.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos