Conectáte con nosotros

Opinión

Este domingo: sé “valiente para usar la razón”

Hoy, domingo 20 de junio del año 2021, los ciudadanos se vuelcan a las urnas para ejercer el derecho al sufragio, para elegir a los candidatos que pugnarán por las distintas municipalidades del país. Paraguay es quizás el país de las eternas elecciones, pero esta vez, creo que son diferentes. Se inaugura una nueva era de las listas abiertas, con esto se tratará de sepultar la famosa, macabra y antidemocrática “lista sábana”. Con el sistema de lista sábana muchos políticos se han empotrado en sus curules y se han adueñado de las conciencias de sus electores y direccionando sus apetitosos intereses personales. Esta vez, las elecciones se harán en modo Covid-19 y con el aditamento de las máquinas electrónicas para sufragar.

En esta era democrática del país, no se pudo aún romper esta vieja estructura electoral que hasta ahora acompaña a este inacabado proceso hacia la democracia y libertad total. No existe actualmente una política nacional que proyecte el cambio del sistema electoral desde las ideologías mismas de los partidos políticos. No hay educación política ni formación ciudadana para que la sociedad paraguaya comprenda las diferentes ideologías políticas que abundan en el globo. Si se le pregunta a cualquier ciudadano qué entiende por derecha, izquierda, centro u otra variante o prolongación de esas ideologías, solo responderá con balbuceos incoherentes y sin sentido. A lo sumo, terminará diciendo que los políticos que lideran los partidos tradicionales son todos corruptos.

Este frío domingo, los ciudadanos tienen la responsabilidad de elegir a sus candidatos, de elegir a los más potables y honestos. En ese marco, en la ANR, hay una disputa un poco cansina entre tres candidatos visibilizados mediáticamente y un nuevo candidato outsider sin mucho ruido en la arena farandulesca partidaria, pero sí con una frondosa y vasta foja de servicio técnico con la cual puede llegar a realizar los cambios estructurales que necesita la ciudad de Asunción, que, por cierto, esta muy golpeada por tantos ensayos electorales que ha sufrido desde la apertura democrática del país.

En cuanto a la oposición, también se preparan para intentar despojar la hegemonía de la ANR de los espacios del poder, no hay mucho ruido en cuanto a propuestas concretas y realistas de cómo transformarían la ciudad de Asunción, sino el mismo cántico edulcorante para la ciudadanía que clama por mejores servicios: honestidad, infraestructura y transporte, etc. No se logra aún convencer al electorado que debe votar por el mejor proyecto realista y factible. Todo termina en una simple “propaganda” electoral que, luego al llegar al poder, se quedan en aguas de borraja, en palabras huecas y vanas.

Con este breve y sintético contexto, este domingo será un día especial para observar si los viejos vicios de los partidos tradicionales siguen vigentes en el folclórico día de elección. Se espera que sea una fiesta cívica y que la ciudadanía elija a la mejor opción de las tantas que encontrará en la urna electrónica. Ojalá no veamos políticos comprando cédulas, que no veamos distintivos alusivos a los partidos o movimientos en pugna cerca de los colegios electorales, que no veamos los típicos delitos electorales que luego quedan sin efecto al terminar la contienda electoral.

Personalmente, me fastidia que en el imaginario colectivo se sentencie que toda esta parafernalia política es parte de la cultura del país. Se debería erradicar este pensamiento retrógrado e irracionales, que solo nos llevan al caos, confusión y fomentan la corrupción.

Estimado elector: Que este domingo seas “valiente para usar la razón”, tal cual como lo había sentenciado Emmanuel Kant, ya hace varios siglos atrás.

 

 

* Martín Ramírez Machuca

Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica.

Universidad de Kiel, Alemania.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos