Conectáte con nosotros

Opinión

El letal bipartidismo está aniquilando a la Nación

Martín Ramírez Machuca.

Martín Ramírez Machuca.

El bipartidismo local, ANR y PLRA, se ha apoderado del país por varias décadas, aunque la ANR se lleva el trofeo de permanencia en el poder, excepto de un breve periodo, en tiempos modernos, en el cual el equipo político de Frente Guasú ha llegado al poder gracias al liderazgo, de ese tiempo, de Fernando Lugo.

Hoy en día, ese movimiento está visibilizado por contados referentes que son tildados por la sociedad como izquierdistas, izquierdosos, socialistas, etc., todo lo que tenga que ver con la izquierda. Personalmente, no estoy tan seguro de que estos adalides que fomentan la izquierda estén totalmente convencidos de sus ideologías, especialmente ahora que Cuba se prepara para respirar otros aires.

Muchos hablan de cambio de hombres para sanear a los partidos. Desde los inicios de la joven democracia nuestra, estos partidos han cambiado de rostros en sus filas varias veces, no obstante, sigue el viejo vicio de la corrupción, más que nunca en estos tiempos, pues la sociedad misma se ha despertado y se ha percatado que la corrupción está hundiendo al país.

Diariamente, se leen denuncias de todo tipo de corrupción en varios estamentos del Estado. Entonces, cambiar hombres no es la solución para los males políticos que aquejan al país, ¿cuál sería la clave para el cambio del rumbo político del país? Algunos me dirán que en democracia se gana con votos de los electores, ¿es así en Paraguay?, ¿se ganan o se compran las elecciones? Estas interrogantes parecen ser simples, pero encierran toda una cultura político-partidaria que se practica por décadas en Paraguay, el famoso “Cerro-Olimpia”, o “Colorado-Liberal”.

El bipartidismo es letal cuando los hombres que dirigen estos partidos tradicionales están sospechados de corrupción, que solamente llevan aguas a sus propios molinos, que dejan de lado las esperanzas y sueños de la población. Treinta y dos años de “democracia” y aún Paraguay no levanta vuelo, somos el país trasero y encerrado de Sudamérica, a merced de dos grandes colosos: Brasil y Argentina, que no nos dejan respirar, ni tan siquiera usar toda nuestra propia energía eléctrica.

¿Quiénes son los responsables directos de esta acongojada transición hacia la democracia y a una mejor calidad de vida? Los izquierdistas, comunistas, la pléyade de movimientos políticos que pululan en el escenario político actual, o el mortal bipartidismo que por décadas se enfrentan para luego, como arte de magia, armoniosamente gobiernan el país con algunas estrategias de pactos poco caballerosos.

Definitivamente, los partidos hegemónicos: ANR y PLRA deben ir a la llanura, para desintoxicar, airear y dar oportunidad a nuevas figuras con el fin de sanear sus ideologías. La generación nueva, la juventud de ahora puede ir hilvanando nuevas ideas sanas, patriotas y leales a la Nación.

Es hora que los de la vieja república desaparezcan o se diluyan de la mente de los paraguayos. Construir una Nueva República debe ser el norte de cada paraguayo de bien. Basta de elecciones amañadas, basta de subsidiar campañas políticas con plata del sacrificado pueblo.

Se vienen las elecciones municipales generales, y los dos partidos tradicionales deben buscar sus mejores estrategias para seguir en el poder. En Asunción, la puja está en estos dos partidos tradicionales, como siempre, pero también emergen figuras nuevas de otros movimientos que intentarán derrocar al bipartidismo abúlico, traicionero y con tufos de corrupción.

Los procesos políticos tienen fecha de caducidad, y para este tipo de práctica política articulada por el letal bipartidismo, lentamente llega a su final, claro, es mi oráculo. La moral de la Nación está en las mentes brillantes de los jóvenes que buscan un mejor país, una mejor calidad de vida para sí mismos y para sus propios padres.

 

Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica.
Universidad de Kiel, Alemania.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos