Conectáte con nosotros

Opinión

Hagamito y otros super héroes

UNO

El bípedo implume y orondo, vuela, inclaudicable, por el prístino cielo capiateño. Mientras elucubra, en voz alta, algunas de las infracciones de los pobladores. Traje celeste, hecho de tela –Made in China”- no de licra (los superhéroes no son maricas).

Inspirado, posiblemente, por el líder de “Hagamos” (quien formó parte de una de las agrupaciones cómicas de los últimos 25 años). Y que ahora, son parte de la cofradía de los “No Comunes”. Mejoraron su status quo y defienden el modelo actual. Sin atisbos. Si a ellos les resultó. ¿Por qué no a Hagamito?

Claro, habría que aclarar que Ismael Colman, primero perteneció al Partido Colorado (del tronco de HC). Y luego, inteligentemente, captó que la gente cansada de la corruptela política, e ineficaz manejo de la pandemia, busca nuevas opciones. ¿Pero y la doctrina? Pues es lo de menos. Dícese que el siglo XXI enterró las ideologías. Que yo sepa el partido Hagamos no tiene una ideología, a la cual aferrarse. ¿Y la ANR hace mucho la enterró, o no?

DOS

Emergiendo raudamente de un bache-cráter de la ciudad, con el puño levantado, el joven con pinta de nerd, estudiante de derecho y candidato a Concejal, se presenta. Luego de una perorata burda, desaparece con la inmediatez del ridículo. Un millenial que, sin muchos recursos, perteneciente también al partido “Hagamos”, se dio a conocer por la vacuidad hecha vídeo.

Mbatará, así le llaman. Con un cuerpo de fisicoculturista y la predisposición a flor de piel. Hombre de pocas palabras, tal como su ídolo “Rambo”; varios candidatos, ignotos y otros no tanto, lo usaron en sus propagandas. Ya que Mbatará-Rambo representa la justicia. Llegó a vivir en el monte donde se alimentó de víboras. La campaña le brindó ingresos insospechados. Ahora, el actor, en la placidez del hogar, espera el llamado de más candidatos con pocas luces. De esos abundan.

El cargo de Concejal, tiene dos ventajas: contás con una dieta aproximada de 20 millones y cierto anonimato; esto es, nadie te conoce. Podes hacer una carrera como concejal: tener un salario asegurado y no hacer un joraca. O sea, apoyar indiscriminadamente al Intendente y aprobar cualquier cojudez que se le ocurra a la Junta Municipal. Así muchos hicieron carrera. Sé de varios que frisan las 2 décadas en el mismo cargo, y luego dieron el salto cualitativo (¿?) al Parlamento.

Son harto conocidas las propuestas bizarras de muchos concejales, acá algunas:

  • Que los programas “Yingo, Rojo y Calle 13” sean declarados de Interés Municipal
  • Prohibir la venta de Ouija
  • Obligatoriedad de emitir Polcas y Guaranias en los Moteles, mientas los adúlteros refocilan salvajemente.
  • Prohibir la Orgias.
  • En 2013 un concejal quiso declarar a Justin Bieber, hijo dilecto de Asunción. Ante la consulta, el concejal, indicó que era el ídolo de su hija adolescente; por lo tanto, correspondía. “No entiendo tanto problema, si cuando John Lennon vino (¿?), también se le declaró ciudadano ilustre, ¿no?” (¿poco más y confundía a Paul McCartney con MickJagger o el Monchi Papa?).
  • A inicios del siglo XXI, un Intendente y su Junta Municipal, redujeron los horarios nocturnos de fiestas y expendio de bebidas. Dícese que los jóvenes estaban muy eufóricos y hacían desmanes. Pues y la policía ¿para qué estaba? ¿No podía hacer respetar las leyes? Si bien los pro-familia y conservadores lo aplaudieron; perjudicaron enormemente a los locales nocturnos y a sus trabajadores.

¿Tenemos entre los candidatos a Intendentes y Concejales discusiones de Ideas y Propuestas para el mejoramiento de la Ciudad? o el debate está adjetivado?

TRES

Una de las grandes decepciones, indudablemente, fue Mario Ferreiro. ¿Para eso ingresó a la política?, ¿Mantener el mismo esquema corrupto?, ¿No cambiar nada?; y al final: ¿estar acusado también de corrupción? y ¿haber sido sobornado también por HC? (¿hay alguien, en este país, que no haya comprado Cartes?). De ahí, que muchos colorados, esgrimen sus cruces imaginarias, denostando: “Ellos también son corruptos”. Y es cierto.

La Municipalidad de Asunción cuenta con 8,549 funcionarios. Tiene exceso de personal. Hay doce sindicatos. Típica escena de la política paraguaya: Los intendentes y concejales hicieron ingresar a sus adherentes y/o familiares: prebendarismo y nepotismo.

Sin la ANR no hay cielo, sin infierno: Cesar Ojeda (actual alfil de Nenecho) en una maniobra demagoga, solicitó un aumento del presupuesto de 7 mil millones, solo para pago de salarios.

La Comuna está pidiendo prestado para pagar a sus funcionarios.

A eso llegamos.

Dícese que la política y, por ende, los políticos son el reflejo de su sociedad.

Cuanto más conozco a los políticos, más quiero a mi perro (Jaime Bedoya dixit).

 

 

Sigfrido Letal

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos