Conectáte con nosotros

Opinión

Triunfó la discordia en la ANR

Sin lugar a dudas la vida política del partido colorado tiene una repercusión más que importante en la sociedad paraguaya y como también, gran parte de la historia politica del Paraguay pasa por la Asociación Nacional República. Aunque esta afirmación puede causar disgusto para la oposición política, no se puede negar el peso que tiene este partido en las decisiones más importantes en instancias de los tres poderes del Estado.

Por eso es menester ineludible desarrollar análisis y evaluaciones sobre las fuerzas políticas dentro del Partido Colorado y su posible recomposición con miras a las elecciones generales del 2023.

De esta manera, el domingo pasado se celebraron las elecciones municipales en Paraguay y claramente el Partido Colorado lidera el mapa político, sin embargo, internamente se pueden observar que los resultados no fueron precisamente óptimos para los adherentes del movimiento Concordia Colorada.

Las designaciones de los candidatos a dedo y entre cuatro paredes no ayudaron al fortalecimiento de la vida política del Partido Colorado, resultando un total fracaso los candidatos impuestos por Concordia Colorada, demostrando los resultados que perdieron en casi la mitad de los 111 municipios donde se presentaron como movimiento de unidad.

Concordia Colorada, fue impulsada principalmente por Horacio Cartes y de acuerdo a los resultados ya oficiales ganaron sólo 61 municipios de los 111 localidades donde se presentaron con la chapa de “Concordia” dentro del Partido Colorado. Así se puede ver que el cartismo con Concordia logró solo el 23% del 261 municipios del país, el 37% de los 163 municipios que ganó la ANR.

De acuerdo a estos datos, la operación “cicatriz” resultó la gran perdedora, junto a Horacio Cartes, su articulador José Alderete y también Mario Abdo. Los movimientos que disputaron y prefirieron la discordia, pero sobretodo, la unidad en el disenso obtuvieron mayoría de los municipios logrando imponerse en 102, contra 61 de Concordia.

Estos datos demuestran que Concordia Colorada, maniobra cartista, resultó ser un gran cascarón inflado por el marketing, que a pesar de tener el control del Partido Colorado y la estructura estatal a su disposición demostró tener más debilidades que fortalezas, exhibiendo que la supuesta unidad al interior de la ANR fue un rotundo fracaso, dejando al desnudo que Horacio Cartes y Mario Abdo compraron un buzón ofertado por José Alderetez llamado Concordia Colorada.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos