Conectáte con nosotros

Opinión

Me quebré varias veces

Alfredo Guachiré, periodista de investigación. Foto: Gentileza

Alfredo Guachiré, periodista de investigación. Foto: Gentileza

Hace una semana publiqué audios que comprueban la conexión de un conocido, ahora exdiputado, con el narcotráfico, días después grabaciones que vinculan a instituciones del Estado con el contrabando.

Desde un principio asumí que estas publicaciones tendrían repercusiones; para los implicados y para mí. Dejar al descubierto redes que operan por fuera de lo legal casi nunca es gratuito para quienes nos animamos a hacerlo. Y hace días estoy sintiendo el rigor de esa realidad.

Al escribir estas palabras estoy cumpliendo una semana de encierro, con resguardo policial facilitado por la fiscalía dentro del programa de protección de testigos. Una semana sin ver a mi familia, con miedo a salir, dificultades para conciliar el sueño y una angustia permanente.

Y las consecuencias no solo son psicológicas. Apenas horas después de mis publicaciones me cancelaron contratos laborales y varias personas me cortaron la comunicación.

También fui acusado en redes de todo tipo de cosas, desde que respondo a ciertos grupos políticos hasta que recibo información interna de instituciones públicas. Nada de eso es real.

Quienes me conocen pueden asegurar que mis motivaciones son personales, no están guiadas ni determinadas por voluntades externas a mí. Quiero que la verdad sea pública, que este sistema de corruptela, injusticias e impunidad caiga, porque fue el mismo que me sometió a 10 años de sufrimiento y angustia sin una sola prueba en mi contra.

A pesar de todo lo descrito también quiero resaltar lo bueno. La inmensa demostración de apoyo y solidaridad de una cantidad enorme de personas que desde el primer momento y de diferentes maneras me hicieron sentir acompañado y protegido.

Agradezco a los amigos que me visitan, a las autoridades públicas que recibí en los últimos días, a políticos de todos los sectores que vinieron a dar su solidaridad y abrazos, a artistas conocidos, a periodistas que como gremio me están dando una contención incluso a nivel internacional, a cada persona que hace que el miedo sea más llevadero.

El día de ayer, sábado, me quebré dos veces, por los motivos citados y otros más que no estoy en condiciones de exponer públicamente. Detrás de una cuenta en redes, existe también una persona que puede verse sumamente afectada por todo lo que hoy le toca; sin embargo, esta experiencia me sirve para aumentar mi determinación, asegurarme de que estoy en el camino adecuado y saber sin dudas que muy pronto los decentes vamos a poder vivir sin miedos ni penas.

1 Comment

1 Comentario

  1. Sergio Raúl

    6 de marzo de 2022 at 12:08

    Guachi, por gente como vos y solamente por gente como vos este país podría salir adelante.

    Espero que te mantengas así, inflexible, incorruptible!

    Saludos.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!