Conectáte con nosotros

Opinión

El SIPAP y las reglas de juego. Posibilidad de tarifas y responsabilidad por daños

¿Qué es el SIPAP? ¿Para qué sirve? ¿De quién es? ¿Quién está a su cargo? Estas y otras preguntas fueron interrogantes claves en las últimas horas, con la noticia de la solicitud de imposición de tarifas a las transferencias bancarias a través del SIPAP al Banco Central del Paraguay por parte de la ASOBAN (Asociación de Bancos del Paraguay) y de la ABAFI (Asociación de Bancos y Financieras Paraguayas).

¿Qué es el SIPAP?

El SIPAP es el acrónimo de “Sistemas de Pagos del Paraguay”, aunque el BCP haya sostenido que son únicamente pagos electrónicos -ver Resolución 15, Acta 82 del 22 de noviembre de 2013 disponible en https://www.bcp.gov.py/resolucion-n-15-acta-n-82-del-22-11-2013-sipap-puesta-en-vivo-i602 y el Reglamento General de los Sistemas de Pagos del Paraguay emitido en la Resolución 1, Acta 26 del 17 de mayo de 2022  disponible en https://www.bcp.gov.py/marco-normativo-i595.

Un Sistema de Pagos es así un conjunto de acuerdos, normas y procedimientos que tienen por objeto la ejecución, compensación y liquidación de transferencias de fondos y de valores. Como la fluidez y confiabilidad de los mecanismos empleados para transferir el dinero afectan al mercado financiero paraguayo, a la política monetaria nacional y a la liquidez administrada por el BCP, se ha puesto en funcionamiento, en virtud de un imperativo del regulador (el BCP), un sistema de pagos electrónicos avanzado y adecuado a los estándares internacionales conocido como SIPAP.

El SIPAP incluye a las siguientes soluciones tecnológicas: i) una Liquidación Bruta en Tiempo Real (LBRT); ii) una Cámara Compensadora Automatizada; iii) un Sistema de Pagos Instantáneos (SPI); iv) una Depositaria de Valores (DEPO); v) un Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) y cualquier otro sistema autorizado por el BCP.

¿Para qué sirve el SIPAP?

El SIPAP es un sistema que sirve para realizar transferencias de fondos y valores de manera electrónica, esto es, poner una cantidad de dinero a disposición de un destinatario. En otras palabras, permite realizar pagos.

También permite transferir la propiedad o algún derecho disponible que se tenga sobre uno o varios valores o productos financieros derivados, mediante la anotación en un registro.

¿De quién es o quién está a cargo del SIPAP?

El SIPAP es una pieza fundamental de la infraestructura financiera del Paraguay ya que canaliza los pagos haciendo posible la ejecución de las transacciones comerciales y financieras (Introducción al SIPAP, disponible en https://www.bcp.gov.py/introduccion-a-los-sistemas-de-pagos-del-paraguay-sipap-i599).

Dado que la importancia del SIPAP radica en que facilita la canalización de flujos monetarios de la economía paraguaya y posibilita que los agentes económicos puedan realizar sus actividades en los diferentes eslabones de la cadena productiva (ejecutando pagos en contraprestación a la producción de los bienes y servicios o al ahorro e inversión), es razonable que dicha pieza tan fundamental para la infraestructura financiera paraguaya esté bajo responsabilidad de una Entidad Oficial del Estado Paraguayo (el BCP) y no una entidad privada. El BCP es el único regulador, supervisor y vigilante del SIPAP.

El Reglamento General de los Sistemas de Pagos del Paraguay (SIPAP) establece, asimismo, que el SIPAP es administrado por el BCP.

¿Se pueden imponer tarifas a las transferencias SIPAP?

La ASOBAN y la ABAFI han remitido al BCP una propuesta de tarifario que se cobraría sobre las transferencias SIPAP. Dicha propuesta fue remitida en prosecución a negociaciones anteriores entre dichas entidades privadas y el BCP.

No quedan dudas que el encargado, de manera exclusiva, de imponer costos al SIPAP es el BCP. El regulador puede establecer pisos y techos de comisiones, y las entidades financieras se limitarían a aplicar dichas comisiones a las operaciones de transferencias monetarias o de valores.

Sin embargo, el artículo 3.04 del Reglamento General de los Sistemas de Pagos del Paraguay (SIPAP) establece de forma expresa: “Obligatoriedad de la Prestación de los Servicios de transferencias del SIPAP – Los Participantes que administren cuentas de fondos y que estén autorizados a ofrecer el servicio de transferencia, tienen la obligación de facilitar a sus clientes estos servicios, relacionados con la posibilidad de movilizar fondos entre su entidad y cualquier otra entidad Participante en el SIPAP”.

Esto significa que imponer una condición monetaria de forma previa para realizar las transferencias en el SIPAP (o sea, exigir comisiones a través de tarifas prefijadas) podría constituir una violación al Reglamento General SIPAP.

Es decir, en el caso en que una transferencia SIPAP no se pueda realizar hasta tanto el usuario pertinente abone la comisión correspondiente (o sea, no se podrá hacer transferencias SIPAP si no se paga la comisión antes); esto podría constituir una denegación del servicio de transferencia SIPAP por parte de una entidad financiera y una violación al deber de “facilitar” del art. 3.04 del Reglamento General del BCP.

Responsabilidad por daños

De no cumplirse la obligatoriedad impuesta en el art. 3.04 del Reglamento General SIPAP podrían generarse consecuencias legales. Es importante tener en cuenta que el art. 3.12 del Reglamento General SIPAP del BCP establece que el Participante será responsable por los daños causados por acción u omisión, dolo o culpa, para operar los servicios del SIPAP (los Participantes son las instituciones financieras.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!