Conectáte con nosotros

Opinión

Anotaciones de una Champions inolvidable – 2021/22

UNO

¿Cómo es posible que el Campeón pateara dos veces, solamente al arco, y ganara? Se preguntan muchos. Y el fútbol es así, muchas veces. Ahí está la historia, pueden revisarla. Carletto, entendió que era la manera de jugarle al equipo inglés. Quitarle la intensidad, cuando se tenía la pelota. No podía responder con la misma intensidad. Así no está construido el Madrid. Si no, tener el balón y ralentizar el juego. Recordar que el fútbol también es eso. Podés ganar de distintas maneras. Podés esconder el balón, tocar y tocar. Tenés jugadores para moverla con precisión. Total, arriba tenés a la mejor dupla del momento. O acaso, ¿Uruguay no ganó la Copa América 2011 y el cuarto puesto del Mundial 2010, de esa manera? O, sin ir muy lejos, la forma como obtuvo Argentina el título de la Copa América 2021. Ojo, que esas dos selecciones no tenían la calidad intrínseca de los mediocampistas blancos.

Dentro de 20 años, la medular: Toni Kross, Casemiro y Luka Modric será recitada de memoria. Así como los nombres de Curtois -Bélgica tiene al mejor arquero del mundo y el mejor volante, De Bruyne– y el Balón de Oro Benzema (nunca vi un 9 tan decisivo en una Champions; parecía Ronaldo del 2002). Vinicius cuenta con 21 años. ¿Hay algún delantero con un presente tan promisorio? ¿Es necesario Mbappé en el Real? ¿O es que no aprendieron los directivos blancos que la política de Zidanes y Pavones fue un error mayúsculo, que el PSG está repitiendo?

Florentino merece un párrafo aparte. Cuando inició la era de los galácticos, más de 20 años atrás, se creyó un ser superior (Butragueño dixit). Despidió a Makelele, quien daba el equilibrio perfecto. Y contrató a Beckham. Entonces, todo se fue a la mierda. Literalmente. Décadas después, el mandamás reculó. Contrató a tres de los mejores volantes del mundo, uno brasileño, otro alemán y un croata. El primero tuvo un primer tiempo flojo; pero, en el segundo se comió la cancha. Mientras el alemán y el croata cumplieron a rajatabla el plan del Sabio Italiano. Ya habían dado lo mejor de sí, en los partidos anteriores. Ah, y compró a un adolescente ignoto de 16 años, por 45 millones. La mayoría lo tomó a broma de mal gusto. ¿Cuánto vale Vinicius Junior hoy día?

Este equipo ha entrado en la historia. Se tutean con el famoso team de Di Stefano, Puskas y Gento. Otros tiempos.

Ahora están en el Olimpo de la Gloriosa Casablanca.

DOS

“Cuando caminas a través de una tormenta

Mantener la cabeza bien alta

Y no tengas miedo a la oscuridad

Al final de la tormenta

Hay un cielo dorado

Y la dulce canción plateada de una alondra” – You Never Walk Alone – Himno Liverpool

La marea roja se instaló en París. Enormes tipos (con pinta de jugadores de rugby), la inconfundible remera y el cuello rojizo. Llenaron los cafés de las calles más concurridas de la Ciudad Luz. Se instalaban en grupos y el pedido unánime: “One beer”. El calor parisino lo ameritaba. Eso sí, no toman agua, menos Coca-Cola. Solo la espumosa. Cada tanto entonaban las canciones inmortales. Tienen un amplio repertorio: el rock británico es imperecedero. Los cafés y bares vendieron el equivalente de un mes, en esos días. Incluso los hoteles, tenían precios prohibitivos: 700 euros por noche. Todos sacaron su tajada de la Final. Los Fan Zone, instalados para la ocasión, eran también testigos de la alegría inglesa. Dícese, llegaron más de 60 mil fanáticos del equipo norteño a la Final.

Familias enteras, rostros cobrizos, morochos y mestizos también forma parte de la cofradía liverpuliana. Todos entonan, de memoria, la canción, de los Gerry and the Pacemaker, convertido en Himno Futbolero. Imposible no conmoverse.

Al final, luego de 90 minutos intensos, los sesenta mil se retiraron cabizbajos, pero orgullosos de su club. Sabían que lo habían dado todo. El fútbol muchas veces es así. El perder forma parte del juego. Ni el Manchester City, en la Premier; ni el Real, en la Champions, los sometió. Y sí, el Liverpool que reinó en Europa, desde 1977 hasta 1985, ha vuelto. Ya no es casualidad.

Gracias, Klopp.

TRES

Desde que el Milán de Sacchi, en el ’89, cambió el mundo futbolístico, las grandes innovaciones comenzaron a darse en las competencias europeas. Los Mundiales dejaron de ser la vara para medir el progreso del futbol. Alemania y Argentina (Mundial ’90) no tenían nada en común, con el equipo italiano y el Dream Team de Cruyff.

Por ende, vale preguntarse: ¿hacia dónde va el futbol ahora?

El estilo y filosofía de Pep encontraron su contraparte en los estilos más directos y contundentes de los técnicos alemanes (Klopp, Tuchel y Flick), que revolucionaron los últimos años. En esta parte del continente americano, River Plate es el equipo más parecido al subcampeón europeo. Palmeiras, se basa en un fuerte cerrojo defensivo y un contragolpe letal. Flamengo es dos equipos en uno: una gran delantera y un flan en la parte defensiva. El Mineiro tiene la oportunidad de conquistar la Libertadores por segunda vez. Tiene jugadores de gran nivel y un estilo agresivo.

La doctrina Klopp no cambiará un ápice. Tampoco lo hará Tuchel; al contrario, se mantendrán incólumes. Mientras el Sabio Italiano administrará, como siempre -de la mejor manera- su plantel. Había heredado una plantilla partida y desmotivada. La convirtió en una ganadora de la 14ava Liga de Campeones. Tácticamente irrefutable. Para muestra, un botón: convirtió a Carvajal, un lateral del montón, en uno de los mejores, anulando al talentoso Diaz. Y pensar que De Laurentis echó a Ancelotti del Napoli por no saber, según él, gestionar mejor el plantel e imponer disciplina. Insólito.

Es el único entrenador ganador de cuatro Champions League.

El fútbol, tarde o temprano, pone las cosas en su sitio. Siempre.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!