Conectáte con nosotros

Opinión

Vínculos entre cambio climático y desarrollo sostenible

POR Alberto Yanosky
Director EIISA (Estructura Interdisciplinaria de Investigación Integral Socio-Ambiental) - UNAE.

Recientemente se llevó a cabo la tercera conferencia global para reforzar las sinergias entre el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (Japón, 20 y 21 de julio) con más de dos mil participantes de más de 100 países. Las sinergias y los beneficios que se pueden lograr al abordar los desafíos climáticos y de desarrollo sostenible de manera coordinada tuvieron como eje central los debates y la conferencia también identificó los pasos que los países pueden tomar en sus informes nacionales para generar apoyo para la acción y contrarrestar la percepción de que la mitigación del clima es de alguna manera demasiado costosa.

Nuestros gobiernos se encuentran en un punto crítico con respecto a la aplicación de los acuerdos fundamentales sobre el clima y el desarrollo sostenible. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), adoptados en 2015, ya se encuentran en el punto medio de su período de implementación, que se extiende hasta 2030, pero los logros están rezagados y lo vemos a nivel nacional. Al mismo tiempo, los países han identificado sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC por sus siglas en inglés), bajo el Acuerdo de París sobre el cambio climático, que detallan lo que harán para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y así evitar los impactos más catastróficos del cambio climático.

La conferencia destacó la amplia gama de acciones que se están tomando por diferentes gobiernos, las empresas y la sociedad civil conscientes de lo que está ocurriendo con el clima, para abordar los objetivos climáticos y de desarrollo sostenible, desde las estaciones de esquí que se basan en un recurso natural indispensable y desean garantizar que continúen las temporadas de nieve, hasta las autoridades municipales que actúan para reducir el desperdicio de energía y alimentos, así como para promover la circularidad en las economías locales. Muchos participantes identificaron los beneficios colaterales que pueden derivarse de la acción para limitar los gases de efecto invernadero (GEI), como mejores resultados de salud pública y entornos urbanos más atractivos.

Destacando las sinergias y los beneficios que se pueden lograr al abordar los desafíos climáticos y de desarrollo sostenible de manera coordinada, la conferencia también identificó los pasos que los países pueden tomar en sus informes nacionales. Las NDC de los países, presentadas a la Convención Marco del Cambio Climático (CMNUCC), y las Revisiones Nacionales Voluntarias (VNR), presentadas al Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (FPAN), pueden hacer referencia a acciones que son relevantes en ambos acuerdos. Varios oradores señalaron que cuantificar los beneficios colaterales o co-beneficios podría ayudar a generar apoyo para la acción y contrarrestar la percepción de que la mitigación del clima es de alguna manera demasiado costosa. También destacaron la relevancia de otros procesos multilaterales, incluida la inminente adopción del marco mundial de biodiversidad posterior a 2020, retrasado durante la pandemia mundial, y la acción sobre las cuestiones de desertificación y la atención a los océanos. La conferencia también fue una oportunidad para que los participantes se reunieran en persona después de una serie de eventos en forma virtual en el 2021. La conferencia provocó profundos debates durante paneles de múltiples partes interesadas y eventos especiales, así como promovió una agenda coordinada para la implementación. Los mensajes clave de la conferencia estuvieron marcados por (1) ahora más que nunca es necesario intensificar la acción sobre las sinergias entre la acción climática y los ODS; (2) los resultados beneficiosos para estas sinergias pueden lograrse mediante una acción deliberada; (3) la adopción de un enfoque de todo el gobierno y de toda la sociedad, y la planificación integrada con los gobiernos locales, catalizarían el progreso; (4) una transición justa hacia cero emisiones netas y no dejar a nadie atrás es fundamental, y debe incluir a las mujeres, los pueblos indígenas y las comunidades locales, y los jóvenes; y (5) el aumento de la capacidad para identificar oportunidades y superar los obstáculos, como los desafíos financieros y técnicos, son requisitos previos para la acción.

Nuestra sociedad debería poder recibir insumos e información del gobierno sobre las acciones que se llevan a cabo para el cumplimiento de los ODS y también cómo estos se relacionan con nuestro compromiso a través de las NDCs. Es evidente que la administración de estos desafíos necesita estar coordinado, aspecto que no veo necesariamente y hasta un tratamiento mezquino y poco participativo para lograr un beneficio colectivo. En definitiva, está en juego nuestra supervivencia como especie y como sociedad, nada más que ello.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!