Conectáte con nosotros

Opinión

El ombudsman Marco Aurelio criollo

POR Martín Ramírez Machuca
Dr. en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica. Universidad de Kiel, Alemania.

Es interesante, peculiar y didáctico lo que actualmente está pasando con el actual defensor del Pueblo de nuestro país. Este funcionario se encuentra en puertas de un juicio político por supuesto mal manejo de tan importante función que le ocupa desempeñar, pues esta figura constitucional se ha concebido para defender a los  individuos que se encuentran injustamente avasallados en sus derechos ante el Estado.

Lo interesante es que esta figura tiene su origen de un dialecto norgermágico: el altnordisch” que significa umboð: el Ombud, implicaría un poder general para defender al pueblo. En el contexto nórdico germánico, el Ombudsmann (defensor del Pueblo) es un cargo que no tiene ninguna vinculación directa con ningún partido político-partidario, es decir, debe defender a cualquier individuo del país. Se debe rescatar que para defender a los ciudadanos,  el ombudsman no se ciñe mucho a reglas burocráticas tan complicadas.

Algunas obligaciones del defensor del Pueblo, son:

  • Dilucidar los argumentos de los individuos en casos de injustas acusaciones.
  • Analizar daños y costos de los casos.
  • Llegar a una solución justa y amistosa.
  • Buscar una solución a los casos presentados.

Hoy en día, muchas organizaciones e instituciones alemanas buscan la ayuda del ombudsman para llegar a soluciones amistosas, con el fin de evitar otras articulaciones jurídicas más complicadas, engorrosas y costosas.

Por su parte, a nivel local, Ley N° 631/1995 “Orgánica de la Defensoría del Pueblo” detalla específicamente las funciones del ombudsman, que en esencia, no se aleja ni se aparta de las funciones de la misma figura del país germánico.

Lo interesante de todo esto es que una de las funciones de este defensor del Pueblo es la defensa de los DD.HH. ante supuestas injusticias cometidas por el Estado, pero lo triste de esta actual historia del defensor del Pueblo del país, es que este funcionario público estaría involucrado en supuesta mala gestión durante su mandato, aunque este defensor es más conocido por un video en el cual emula a Marco Aurelio y una desagradable fotografía que ronda por las redes sociales en la que se lo ve mostrando su velludos pectorales.

Ante la denuncia presentada contra del defensor del Pueblo por un supuesto caso de exacción, el fiscal Jorge Arce abrió una carpeta contra este funcionario.

Uno de los referentes más visibilizados hoy en día en esta extemporánea, angustiante y estresante campaña política, Santiago Peña, ha declarado en los medios de prensa que no ameritaría el juicio político al actual defensor del Pueblo. Este tipo de declaraciones son peligrosas y tienden a instalar la idea de que supuestos malos manejos de cualquier entidad del Estado no son importantes para el país. Esta declaración lesiona los preceptos fundamentales de la moral, la ética y del buen funcionamiento de la justicia.

En otro rincón del cuadrilátero lo vemos al mega visibilizado, y que ya harta con sus declaraciones que irritan a la sociedad, además de postear fotografías con su mentor político, el diputado Basilio Núñez, devenido a boxeador que desafía a moquete a cualquier bicho que camina. Este personaje se mofa diariamente del pueblo, amparado por sus fueros, ha declarado que la bancada de Honor Colorado no acompañaría el juicio político contra el Ombusmann local.

Es inadmisible que la sociedad esté atrapada por unos paralmentarios que solamente están para defender a corruptos e individuos involucrados en supuestas actividades ilícitas. ¿Hasta cuándo esta sociedad anestesiada por este Congreso débil seguirá en su letargo? El Gobierno actual, que nunca pudo conectarse con el pueblo debido a su convalidada debilidad, ha colgado los botines y los máximos referentes de su gobierno están metidos en una loca y desenfrenada campaña proselitista.

La guinda de la torta, un expresidente que actualmente somete a varios congresistas, quienes aplauden como focas ante cualquier chorrada de este sujeto. No olvidemos que este oscuro personaje fue declarado “significativamente corrupto” por los EE. UU. Muchos políticos instalan la idea de que esta declaración no significaría nada. Muy por el contrario, sectores entendidos en el sistema político estadounidense, opinan que esta declaración tendrá consecuencias negativas tanto para el involucrado como para el país.

El caso del defensor del Pueblo se debe tomar como un problema nacional que lesiona la moral de un país que está prácticamente hundido y desorientado, y que ya no sabe cuál es el rumbo que le depara.

Apelo a los congresistas de bien y que no estén involucrados en hechos torcidos, que apliquen el voto a conciencia y puedan liberarse de perniciosos pactos políticos-partidarios que solo son consensos de grupos corporativos, sin ninguna intención patriota hacia el bien del país, además, alientan la corrupción y la degradación del tejido moral del país.

El pueblo ya no puede soportar tanta vejación de estos funcionarios públicos que deben servir a sus verdaderos patrones: el pueblo que paga diligentemente sus impuestos.

Correo electrónico: [email protected]

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!