Connect with us

Política

Cumplido el plazo y entrega de víveres, se espera liberación de Denis

Myriam Bareiro, esposa de Óscar Denis, se sumó a las suplicas de liberación. Foto:NPY

Myriam Bareiro, esposa de Óscar Denis, se sumó a las suplicas de liberación. Foto:NPY

Cumplido el plazo y la distribución de víveres y herramientas entre las 40 comunidades indígenas y campesinas de Concepción, Amambay, Canindeyú y San Pedro, exigidos por el EPP, la familia del exvicepresidente, Óscar Denis Sánchez, secuestrado hace hoy ocho días, mantiene la fe en que el grupo armado terrorista cumpla con su parte y libere, de un momento a otro, al ganadero y político liberal.

En una convocatoria de prensa que no empezó hasta la llegada de Silvana, que venía de completar el reparto de los últimos kits en San Pedro, y que sumó por primera vez desde que comenzó el drama familiar a Myriam Bareiro, esposa de Óscar Denis, la familia del exvicepresidente anunció haber completado la tarea requerida en tiempo y forma, y pidió al grupo armado su liberación.

“Hemos cumplido con lo solicitado, hemos llegado a las comunidades indicadas y señaladas; la familia asumió un gran compromiso, haciendo un esfuerzo sobrehumano; llegamos a cada lugar gracias al acompañamiento de familiares, amigos, del país, los proveedores; fue un trabajo sumamente difícil, un trabajo duro, particularmente para llegar a las comunidades más alejadas, pero llegamos”, anunció Beatriz, vocera de la familia.

Conmovedor

La conferencia de prensa fue conmovedora. El quincho de la estancia “La Tranquerita” volvió a ser el epicentro del país. La voz de Beatriz Denis se quebró en reiteradas veces. No hubo preguntas, acaso todo ya está por demás muy claro y no hay necesidad; menos a las puertas de la vigilia, “de una noche para no dormir”, tal como la definió uno de los periodistas.

“A ustedes los que privaron de libertad a nuestro padre, le decimos que respeten su vida; que el cuidado y la salud de papá está en sus manos, no se olviden; por razones humanitarias libérenlo”, imploró.

Y dirigiéndose a su padre, dijo: “fuerza que papá, el Señor nuestro Dios está contigo y no te va a dejar nunca; nosotros tampoco papá; te acompañamos cada minuto, no te vamos abandonar nunca; tranquilo, ya te esperamos muy pronto aquí con nosotros”.

“Nosotros hicimos lo nuestro, el pueblo paraguayo, el pueblo de Concepción sabe del esfuerzo que hicimos para cumplir con lo que nos han señalado”, insistió la hija de Denis, y volvió a suplicar: “Liberen a Óscar, liberen a papá”.

Presencia militar

Cabe esperar que Óscar Denis sea liberado en las próximas horas. El gobierno confía en que el gran despliegue militar disuada al grupo de captores del EPP, para que abandonen a su rehén y escapen de la zona antes que se cierre la trampa preparada por la FTC.

Sin embargo, ayer se renovaron las voces que observan con angustia lo peligroso que podría resultar para la seguridad del rehén un despliegue militar de tal envergadura; un eventual combate sería de alto riesgo, señalan; como también la incierta decisión que podrían tomar los secuestradores en caso de sentirse acorralados y sin escapatoria.

Entre todo, el gobierno pudo recuperar algo del aliento perdido en las últimas dos semanas, en el combate al EPP; incluso, el mismo Abdo Benítez tuvo ayer su momento de heroísmo, al rescatar a un taxista de 70 años que amenazaba con arrojarse al vacío desde el 4to piso del edificio de la Fiscalía; las imágenes lo muestran en el momento exacto en que toma el brazo del hombre y lo mete por la ventana, entre aplausos y vítores.

Pero las fugaces imágenes apenas alcanzan para distraer la atención del norte del país, donde se vive un drama real, y donde la violencia enluta de verdad a las familias.

Edelio Morínigo

Ayer también el dolor volvió a tener de protagonista a Obdulia Florenciano, la mamá del policía Edelio Morínigo, secuestrado por el EPP hace seis años, y desaparecido desde entonces.

La mujer cuestiona el gran despliegue gubernamental para rescatar al exvicepresidente Denis, y dice que no fue así con su hijo; que “ahora que se le secuestró a un señor político, un poguasu todas las autoridades se levantaron, no nos pueden tener así, en nuestra cara nos demostraron la desigualdad”.

La madre del oficial Edelio Morínigo reclamó la poca atención de las autoridades para encontrar al hijo. Foto: Popular

La mujer tuvo un cruce telefónico con el ministro del Interior Euclides Acevedo, y por la tarde se crucificó frente al Comando de Defensa Interna (CODI), amenazando con volver todos los días hasta que bajen a Concepción el ministro Acevedo o el mismo presidente de la República.

La cita frente al CODI fue tan conmovedora como la rueda de prensa de los Denis, a unos kilómetros de allí. Flanqueada por su esposo y padre de Edelio, Apolonio Morínigo, por vecinos y vecinas, y el resto de la familia, Obdulia Florenciano rogó: “Señores EPP, como madre paraguaya les pido; a vos te hablo Carmen Villalba, Magna Meza; ustedes también son madres, díganme dónde está mi hijo”.

 

 

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!