Conectáte con nosotros

Política

Interna liberal se agita con reunión promovida por Llano

Blas Llano mueve sus piezas en la interna con Efraín Alegre. Foto: Archivo

Blas Llano mueve sus piezas en la interna con Efraín Alegre. Foto: Archivo

La reunión de anoche convocada por Blas Llano, como una antesala de conversaciones entre sectores políticos de la oposición para la conformación de un frente de cara a las presidenciales de 2023, cayó como un balde de agua fría en el efrainismo, que ensayó una posición distante, llamándose a silencio, aunque el mismo Efraín Alegre le dedicó después su video diario, de “Patria o Mafia”, que subió a las redes a las dos de la tarde, donde sin dar nombres ubicó la propuesta de diálogo del llanismo como una maniobra de Horacio Cartes para adueñarse de todo el arco político.

“No hay ninguna posibilidad”, afirmó Alegre sobre lo que considera una movida del cartismo para colocar un candidato opositor afín a sus intereses. Alegre no lo citó directamente, pero es obvio que la referencia era por el empresario Norman Harrison, a quien Llano presenta como un presidenciable potable, y uno de quienes estaban convidados a la mesa de anoche. “El pueblo paraguayo va a elegir el candidato para enfrentar a la mafia; no para transar, no para negociar, sino para enfrentar y vencer a la mafia”, dijo Alegre en su video.

Llano lo ve potable

Llano tampoco casi mencionó a Alegre en sus declaraciones públicas sobre el evento, pero si se escuchan sus palabras puede suponerse que iban dirigidas a él. “Hay que abrir un espacio político de análisis, debate, de opiniones, propuestas entre todos los sectores de la oposición sin ningún tipo de exclusión; el que tenga alguna expectativa de candidatura, que tenga la oportunidad de encontrar ese espacio donde pueda competir democráticamente”, señaló. “La chapa tiene que salir de una consulta popular y no ya de designaciones a dedo de las cúpulas de los partidos”, agregó Llano a radio Monumental, en abierta referencia a Alegre.

El senador habló de “acordar un programa de gobierno mínimo”, y contó que viene conversando “de a poco” con referentes del Frente Guasu, Patria Querida, y otros sectores opositores, producto de las alianzas que están armándose en el interior del país para las municipales de 2021. De hecho, del encuentro de anoche participarían el expresidente Fernando Lugo y el senador de Tekojojá Sixto Pereira, en una invitación que al parecer y según lo que señaló el luguista Hugo Richer, Llano hizo a título personal y no a nivel de la coalición de centro izquierda.

Pero más allá de las afirmaciones de Llano sobre lo bienintenciada de su convocatoria, la idea pareció no prender tampoco entre la tercera fuerza que está surgiendo al interior del partido, con los senadores Victor Ríos y Enrique Salyn Buzarquis, que tienen su propia agenda. “Creo que el señor Blas Llano y Efraín tienen que dar un paso al costado”, contestó Salyn Buzarquis a la invitación de Llano.

Sobre Harrison, Llano no dijo ni sí, ni no, pero estuvo más cerca del sí, que del no. “No sé si Norman quiere o no ser candidato”, argumentó. Dijo que no habló de eso con el empresario, porque “sería anteponer la carreta a los bueyes”, aunque, consultado por los periodistas, también dijo que no le parecía mala idea una hipotética candidatura presidencial del “amigo Norman (Harrison)”.  “Ya me preguntaron en un medio, y yo le dije: ¿Por qué no?”, contestó.

Lugo no lo ubica

Por el lado del luguismo fue el mismo Lugo el que habló públicamente de la reunión convocada por Llano. El expresidente se mostró conciliador con la idea de conversar acerca de un amplio frente opositor para 2023. Dijo que participaría, pero al cierre de esta edición no había ninguna información al respecto.

“La semana pasada me llamó Blas (Llano), el jueves pasado, yo estaba presidiendo en Senado, y me dice: cuándo hablamos y comemos un chorizo sanjuanino; y yo le dije hoy mismo”, contó Lugo, entrevistado por Mina Feliciangeli. “Lo mismo le llamó a Sixto (Pereira), y si el lunes podíamos encontrarnos y conversar”, agregó.

“Creo que llegó el momento de conversar en referencia a 2023; podrán decir que todavía es muy temprano, pero el tiempo pasa rápidamente, y eso es algo que hemos aprendido de 2008, de aquella alianza que hicimos”, afirmó el expresidente. Lugo abogó por la unidad del Partido Liberal (PLRA), aunque no hizo referencia directa a Efraín Alegre. “A la oposición no le alcanza con un Partido Liberal dividido, la primera tarea es tener un PLRA unido, fuerte, bien orientado”, señaló.

Consultado sobre los potenciales presidenciables opositores que ve para 2023, Lugo mencionó a Víctor Ríos, de quien dijo gustar “su discurso y posición”, porque es un “hombre abierto, no tan dogmático del liberalismo”; y Eusebio Ramón Ayala, “de sólida formación”. “Pero tienen que ser elegidos dentro de su propio partido”, consideró.

“Tampoco se descarta la posibilidad de un outsider, como lo fui yo, pero por el momento no lo veo”, agregó Lugo. Contó que habló con su exministro de Hacienda Dionisio Borda, a quien definió como “una persona extraordinaria”, pero que éste le dijo que “está cansado”.

-Y Harrisón, lo inquirió Felicigiángeli. “No le conozco a ese señor”, contestó el expresidente.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos

error: Content is protected !!