Conectáte con nosotros

Política

Opositores, entre picadas y medianoche

Fernando Lugo y Blas Llano compartieron una reunión anoche en casa de Sixto Pereira, con la participación de los diputados Sergio Rojas y Carlos Rejala. Foto; Archivo

Fernando Lugo y Blas Llano compartieron una reunión anoche en casa de Sixto Pereira, con la participación de los diputados Sergio Rojas y Carlos Rejala. Foto; Archivo

Los senadores Blas Llano, Fernando Lugo, y Sixto Pereira, y los diputados Carlos Rejala y Sergio Rojas, se reunieron anoche en la casa de Pereira, invitados por Llano, para continuar con una conversación iniciada en Coronel Bogado, Itapúa, el jueves de la semana pasada, sobre el armado de una amplia concertación opositora para las elecciones de 2023.

Anoche, según contó Pereira, que hoy fungió de oficioso vocero del cónclave, el grupo de parlamentarios compartió “una picada” regada con ron cubano “gentileza de Rejala y Rojas”, y conversó acerca de “la situación del país y de los distintos sectores de la oposición”. “Fue algo informal, no fue nada institucional”, aclaró.

El encuentro despertó su suspicacia, especialmente hacia adentro del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), dividido cada vez más en sectores que no interactúan entre sí, animando la mayoría de las veces un verdadero diálogo de sordos; pero también hacia el interior del Frente Guasú, cuya mesa de presidentes “desconocía el encuentro”, según señaló el senador Hugo Richer, y donde la noticia de la reunión cayó un tanto incómoda.

Richer reivindicó el derecho de Llano de invitar a quien quiera de manera personal, pero defendió la necesidad de instalar el debate de “modo institucional”, advirtiendo que “si no se actúa con claridad puede terminar en un cortocircuito”. “Hay que tener cuidado, tenemos una Mesa de Partidos de la oposición, esa es la instancia institucional en que estamos representados la mayoría de los partidos de la oposición; si la idea (de Llano) es crear otra instancia paralela va a generar más internas en los partidos”, alertó.

Informal

Pereira reconoció que la reunión en su casa tenía “carácter reservado”, hasta que el mismo Blas Llano la filtró a la prensa. “Fue un encuentro informal” de políticos que “hace mucho no nos veíamos y no conversábamos”, afirmó el parlamentario a El Nacional.

“El jueves pasado estuvimos hablando después de mucho tiempo; Llano me llamó, me preguntó si podíamos tener alguna conversa con Fernando (Lugo); le dije que no había problema; no fue nada institucional, conversamos sobre la idea de construir un gran acuerdo de la oposición para 2023”, afirmó.

Pereira aclaró que la reunión no versó sobre candidaturas, sino de la necesidad de hacer una convocatoria amplia de la oposición para las próximas elecciones presidenciales. Dijo que tanto él como Lugo plantearon al grupo que “antes que discutir candidaturas hay que hablar de la situación del país, y qué acuerdos programáticos construir sobre la base de lo que ya se acordó en 2008 y 2018”.

Claridad

Sobre las acusaciones de Efraín Alegre, que ayer en su video diario presentó la convocatoria de Llano como una maniobra del cartismo para asegurarse una candidatura opositora afín a su proyecto político, Pereira señaló que ni él, ni Lugo “vamos a ir a pactar con mafiosos”. “Hay que tener una lectura correcta, nosotros creemos que la construcción de un gran acuerdo pasa por los compromisos para buscar consensos; tenemos que discutir soberanía energética, qué modelo de desarrollo queremos, el tema agrario que es una cuestión pendiente; discutir de políticas tributarias que es una fuente de generación de recursos genuinos soberanos, y políticas públicas; todos estos son temas que ya hemos llevado adelante en gestión de gobierno en 2008, y que están en nuestra agenda”, afirmó.

“Nosotros tenemos una posición clara”, argumentó, trayendo a colación acuerdo del Frente Guasú con Horacio Cartes por la enmienda constitucional, que terminó con el incendio del Congreso y el asesinato del joven liberal Rodrigo Quintana, en la noche del 31-M. “En esa ocasión hicimos acuerdo puntual sobre la enmienda con Cartes y con Llano, justito teníamos los números necesarios; pero siempre sabiendo que teníamos diferencias sustantivas como ahora con Cartes, en lo tributario, agrario, las políticas públicas, los pueblos indígenas; tenemos una lectura clara sobre Cartes, que trata de usurpar todos los espacios políticos del estado”, explicó.

Sobre la figura del empresario liberal Norman Hárrison, que Llano viene presentando como potable cabeza de una hipotética chapa opositora, Pereira contó que en la reunión de anoche, Lugo fue quien colocó el tema sobre la mesa. “¿Es el candidato de ustedes?”, inquirió Lugo a Llano, según Pereira. “Llano dijo que no hay ningún compromiso formal, que Hárrison en afiliado liberal, que trabajó con ellos, y que tiene intenciones de contribuir para articular una concertación”, agregó.

“Personalmente yo no lo conozco, nosotros no tenemos problemas en discutir con el sector económico sobre la agenda país; sobre la base de todo los temas que creemos hay que discutir del país; hay que ver si podemos coincidir”, señaló.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos