Conectáte con nosotros

Política

Abogados argentinos buscan a hija de Carmen Villalba en el norte, “vigilados” por la FTC

Los abogados argentinos buscan a la adolescente desaparecida en la zona donde se produjeron los últimos enfrentamientos de la FTC con el EPP. Foto: Archivo

Los abogados argentinos buscan a la adolescente desaparecida en la zona donde se produjeron los últimos enfrentamientos de la FTC con el EPP. Foto: Archivo

Mientras buscan en el norte del país información sobre la hija menor de Carmen Villalba y Alcides Oviedo Britez, líderes del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), quien se encuentra desaparecida desde fines de noviembre en la zona del Cerro Guasú, los abogados de la Gremial de Abogados y Abogadas de la Argentina, la organización que representa a la familia Villalba en el vecino país, confirmaron a El Nacional las desavenencias que llevaron a su colega paraguaya Daisy Irala Toledo a renunciar a la defensa de las hermanas Villalba.

“Ella (Daisy Irala) pretendía tener un control absoluto de la situación y era evidente que no podía manejarla”, señaló desde Yby Yaú, Concepción, el abogado argentino Gustavo Franquet, quien junto a otro colega de su organización, intentan obtener datos de la adolescente de 13 años que desapareció en las estribaciones del Cerro Guasú, donde estaba buscándola su tía Laura Villalba (hermana de Cármen), detenida por efectivos de la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC) la noche del 23 de diciembre pasado.

Irala, que presentó por escrito a la Justicia su renuncia, se descargó en sus redes sociales contra la organización de abogados argentinos. “Por un lado le tenía a los militares de la FTC apuntándome con sus armas y por el otro lado estaba el serrucho de la Gremial de Abogados de Argentina que lograron meterse en todos los casos relacionados al EPP”, escribió.

Contó que esta semana, en ocasión de haberlos acompañado al norte del país, a la zona donde se desarrolla el conflicto armado adonde fueron a buscar rastros de la adolescente Villalba, las diferencias con ellos se hicieron notables. “Es humillante tener que andar consultando, pidiendo permiso u opinión para cada acto, cuando yo estaba en la primera línea de fuego y era la que siempre ponía la cara y el pecho para recibir todo tipo de improperios y acusaciones”, sostuvo Irala.

Franquet no desconoció que el diferendo con Irala viene de arrastre, y que hizo eclosión con el viaje el fin de semana pasado a Yby Yaú, en que la abogada paraguaya había menoscabado la importancia de la misión, y de la logística necesaria para moverse en una zona que los abogados argentinos desconocen, tanto como el guaraní.

La búsqueda

Franquet y su colega arribaron a Asunción el sábado 2 de enero pasado. Ese mismo día, se embarcaron con Irala en un bus hacia Yby Yaú, adonde llegaron de madrugada, y debieron aguardar varias horas por un guía de Santa Rosa del Aguaray, que había contactado la abogada paraguaya.

Desde allí, se dirigieron hacia la zona del Cerro Guasú en un vehículo que alquilaron en Yby Yaú, y que se descompuso al llegar a la estancia conocida como Cerro Guasú Porá, en la zona donde se registró la última incursión de la FTC, el 20 de noviembre pasado, en que fueron abatidos los miembros del EPP identificados como Lucio Silva, Esteban Marín y Luciano Argüello.

A esa estancia llegó exhausta Laura Villalba antes de ser detenida a fines de diciembre. Fue asistida por una familia de trabajadores indígenas, a la que contó sobre su sobrina perdida en el monte. “Fuimos a preguntarle a esa gente mayor información sobre la llegada de Laura y la niña”, dijo Franquet a este diario.

El abogado argentino relató que mientras circulaban por la Ruta N° 5 fueron interceptados por varios vehículos de la FTC, que los escoltaron durante todo el recorrido, y ya no los abandonaron. “En casi todo el trayecto teníamos cinco o seis vehículos acompañándonos”, afirmó Franquet.

Agregó que los militares descendían de sus móviles al mismo tiempo que ellos bajaban del suyo, y que vigilaron de cerca cada una de las entrevistas que mantuvieron con los pobladores de la zona. Dijo que “no fueron intimidantes, no nos amenazaron, ni fueron violentos, pero sí creo que pudieron ser intimidantes para la gente con que queríamos hablar”. No obstante, el abogado describió como “molesto e insidioso” la presencia policial o militar detrás de ellos, y que debieron mudarse de Santa Rosa del Aguaray a Yby Yaú, donde están ahora, porque al despertarse ayer por la mañana se desayunaron con un “móvil de la policía montando guardia frente al hotel”.

La Gremial de Abogados y Abogadas asumió la representación legal de la familia Villalba en el vecino país, donde llevan adelante los reclamos de investigación de las muertes de las niñas de 11 años Lilian Mariana y María Cármen, de nacionalidad argentina, el 2 de septiembre de 2020, en un supuesto enfrentamiento entre la FTC y el EPP en Yby Yaú, y que provocó malestar diplomático de Argentina.

Franquet, sostuvo que él y su colega tienen planeado permanecer en el norte del país tratando de cumplir la misión con que fueron enviados a Paraguay por la organización argentina de abogados, de reunir la mayor cantidad de información posible sobre la suerte, o el paradero, de la hija de Carmen Villalba, desaparecida hace más de un mes cuando intentaba salir del Cerro Guasú junto a su tía, hasta que se perdieron y se separaron.

De hecho, tras ser detenida Laura Villalba informó de la situación al Ministerio Público, que encomendó al fiscal Antisecuestro Federico Delfino la búsqueda de la adolescente, sin que hasta ahora se informara de ningún resultado positivo.

Entre las informaciones que los abogados argentinos intentan corroborar en el norte, es la que había aportado la renunciante Daisy Irala, luego de la detención de Laura Villalba, de que existía “una alta probabilidad” que la niña esté en manos de la FTC, algo que el mando militar negó inmediatamente. En teoría, la versión de que la adolescente había sido encontrada y llevada por los militares había sido dicha por un supuesto testigo, al que Franquet y su equipo visitaron el fin de semana, pero que ahora se desmiente.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos