Conectáte con nosotros

Política

Denuncian malgasto de Salud de G. 7000 millones en publicidad de vacunas contra coronavirus

El ministro de Salud Julio Mazzoleni contrató los servicios de una publicitaria por G. 7.000 millones para propaganda de vacunación contra el coronavirus. Foto: Archivo

El ministro de Salud Julio Mazzoleni contrató los servicios de una publicitaria por G. 7.000 millones para propaganda de vacunación contra el coronavirus. Foto: Archivo

Otra denuncia hecha pública por el ciberactivista Alfredo Guachiré habla de la intención del Ministerio de Salud Pública (MSPyBS) de gastar unos G. 7.000 millones en una campaña publicitaria de la vacunación contra el coronavirus, un derroche absoluto si se tienen en cuenta la mínima cantidad de dosis arribadas al país, la profunda crisis económica provocada por la pandemia, el escandaloso desabastecimiento hospitalario, las muertes diarias, y los hechos de corrupción destapados en la cartera del ministro Julio Mazzoleni.

Según Guachiré, que ventiló el tema en sus redes sociales, todo comenzó en diciembre cuando por medio de la Resolución N° 692 adjudicó a la empresa BE Publicitaria, de Antonio Ojeda Burgos, la licitación dejando fuera de competencia a otras empresas que tenían mejores ofertas.

“Luego, estas empresas: Biederman Publicidad SA, Coeficiente SRL y PIM Group, presentaron protestas con las debidas documentaciones a la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), detallando las irregularidades, pero llamativamente el 15 de febrero, dos días antes que lleguen las primeras vacunas, el director de Contrataciones del Ministerio de Salud, Pablo Seitz, rechazó todas las protestas”, afirmó.

El rechazo de Seitz destrabó el llamado a licitación y ahora el Ministerio de Salud tiene vía libre para continuar con la adjudicación resuelta por Mazzoleni en diciembre del año pasado, cuando el gobierno de Mario Abdo Benítez apenas hablaba de la vacuna contra el coronavirus, acorralado por el crecimiento exponencial de los números de la pandemia en el país.

La empresa adjudicada, que es como “la Engeenering de las publicitarias”, tal como la definió un usuario de Twitter, aludiendo a la famosa constructora de la famosa pasarela de Ñanduti en la autopista Ñu Guasu-, tiene un largo historial de contratos con el Estado, en COPACO, Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sustentable (MADES), Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Secretaría Técnica de Planificación (STP), Industria Nacional del Cemento (INC), entre otras, y también con la administración municipal de Oscar “Nenecho” Rodríguez, en Asunción, quien se encuentra gastando fortunas para promocionar su gestión con una ofensiva publicitaria que casi no oculta sus fines proselitistas.

“De acuerdo a la propuesta de la firma que ganó la licitación del MSP, el Estado repartiría dinero para varios medios en publicidad con los fondos provenientes de la ley N° 6524, que declara emergencia sanitaria, utilizando una dudosa empresa intermediaria y con precios inflados”, escribió el ciberactivista. “Lo que pretende el gobierno es llenar de publicidad sobre la vacuna contra el COVID en la TV, radios, periódicos, gigantografias y hasta en perifoneos, pero hasta ahora solo llegaron 4.000 dosis de vacunas y me pregunto: ¿Se justifica derrochar tantos recursos en publicidad?”, agregó.

La campaña publicitaria de Mazzoleni sobre la vacunación contra el coronavirus se financiará con recursos de la Ley N° 6524, de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, conocida como “Ley COVID”, y se dispone a arrancar en momentos en que el país asiste a la muerte del medico Flavio Blanco, de Alto Paraná, y la enfermera Ada Blanca, del Hospital Nacional de Itauguá, ambos por coronavirus.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos