Connect with us

Política

Senador urge abrir debate para despenalizar el cultivo y uso del cannabis

Imagen ilustrativa. Foto: Dinafem

Imagen ilustrativa. Foto: Dinafem

El senador Fernando Silva Facetti manifestó que urge que a nivel legislativo se abra el debate para dar una solución a las miles de personas que necesitan del cannabis medicinal. Afirmó en ese sentido que Paraguay debe reabrir el debate de la despenalización total de la marihuana. Expresó que las empresas hoy habilitadas para producir el aceite del cannabis, no están cumpliendo en proveer del producto a las familias necesitadas, así como estipula una norma ya aprobada.

El senador liberal Silva Facetti expresó que la discusión sobre el asunto nuevamente se abrió a raíz del caso de la Granja Madre de Areguá que fue desmantelada por la agencia antidrogas, la cual estaba gerenciada por el abogado Juan Carlos Cabezudo, un referente del cultivo del cannabis medicinal. “Es un caso particular porque ellos no cumplían la ley pero avisaban de todo lo que hacían a la Senad”, afirmó.

A su criterio, esta situación desnudó una vez más la incapacidad del Estado de dar solución a una realidad que afecta a miles de personas que necesitan utilizar la alternativa medicinal para mejorar la calidad de vida. “Muchas personas sufren de epilepsia, reumatismo o tremendos dolores musculares. Llevan años tratándose así y el Estado muestra la indiferencia a ese dolor que sufren”, expresó. En ese sentido, Facetti aseveró que estas personas no tienen otra opción de acudir a la clandestinidad.

Recordó que en el 2017 aprobaron la Ley 6.007 “Del Cannabis Medicinal”, la cual rompió paradigmas de que la marihuana no solo es una droga, sino que también tiene usos para la Salud. En la reglamentación de dicha normativa se incluyó que las empresas que tienen la concesión de explotación, donen un 2% de la producción del aceite al Estado para que este, a su vez, lo entregue de forma gratuita a las familias que la necesitan.

“Acá se mataron por tener las concesiones y hoy son doce las empresas, pero el problema es que nadie produce finalmente el aceite y ya pasaron cuatro años de la aprobación de la ley. Mientras tanto, la gente que necesita del aceite no recibe una sola gota”, expresó.

Proyecto fallido de despenalización

Tras esta situación, el senador liberal Víctor Ríos, quien luego fue acompañado por su colega Patrick Kemper, impulsó otro proyecto para despenalizar el autocultivo de la marihuana, que en realidad era una modificación de la Ley 1.340 que habla sobre las drogas ilegales. “Luego de un largo debate, resultó que una mayoría importante aprobó el proyecto en el Senado y también en Diputados. Sin embargo, el Poder Ejecutivo vetó la ley con la excusa que el proyecto no daba cumplimiento a los acuerdos internacionales ratificados por la Comisión Internacional Única de Estupefacientes, sufría la falta de previsión de mecanismos de control y producción, catastro de pacientes y excedente de autocultivo. También carecía de garantía de calidad de producto y no se tipifica qué cantidad de producción era el autocultivo”, recordó.

El senador consideró que se debe reabrir el debate de una revisión de la Ley 1.340 y buscar mecanismos de acceso al aceite. “Acá hay cuatro opciones; las empresas se ponen a producir el aceite y los porcentajes a donar, que el Estado termine importando el producto y provea de forma gratuita a las familias, o que se despenalice finalmente el autocultivo teniendo en cuenta las observaciones del Ejecutivo en su veto a la Ley. O que directamente entremos en el debate de despenalizar la marihuana como una oportunidad de mercado. En los Estados Unidos, son 30 los estados que legalizaron la marihuana medicinal y 15 la recreacional”, culminó.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!