Conectáte con nosotros

Destacado

Ley de Teletrabajo con graves falencias y errores conceptuales, según especialista

En el contexto de la pandemia del COVID-19 el teletrabajo se volvió uno de los más perfectos aliados para mantener esa distancia necesaria entre personas a fin de evitar contagios del virus y cuidar los puestos laborales que pueden implementarse a través de la virtualidad. El Gobierno acaba de promulgar un marco normativo para regular esta normativa y para delimitar los derechos y obligaciones de los trabajadores y empleadores, respectivamente.

Pero la normativa tendría graves falencias conceptuales que en la práctica la harían disfuncional, según apreciación del especialista en empleos, Enrique López Arce, quien manifestó que la ley promulgada tiene más sombras que luces y que realmente no fomenta el teleempleo. Cuestionó severamente que para su redacción solo se tuvo en cuenta al empleador local y no del exterior del país.

“En su artículo uno luego ya dice regular y no fomentar. No se analizó al empleado de fuera del país. Paraguay tiene enormes ventajas para el teleempleo. Tiene un español neutro y una forma de hablar que no molesta a otros hispanohablantes porque no tenemos modismos. Nuestros impuestos son de los más bajos de la región y hay buena conectividad de internet. A todo esto se suma que tenemos un bono demográfico a favor que es la gran población joven. Un ejemplo es el caso de Nestlé, empresa multinacional que antes tenía su atención al cliente desde la Argentina y ahora lo hace desde Paraguay, donde atiende a clientes de varios países de la región”, expuso el experto, durante una entrevista con El Nacional.

Critica visitas a domicilio

Otro punto cuestionado es el artículo 16 sobre la seguridad laboral, que habla de la salud y seguridad ocupacional, que “riñe con el concepto del teletrabajo”, según consideró. Este artículo habla de que el empleador puede realizar visitas calendarizadas a la vivienda del trabajador para hacer controles. “El empleador no tiene por qué encargarse de lo que pasa en la casa de uno. El concepto del teleempleo mide el desempeño del trabajador a través de la web, y él puede trabajar no solamente desde su casa, sino desde un café, desde la plaza o de donde quiera, mientras sea productivo con la tarea asignada”, fustigó.

En se sentido, López Arce aseveró que la casa no es la fábrica o la oficina y que en la ley se generó un error conceptual muy grande. Cuestionó en ese sentido en el caso de un empleador del exterior que tenga 100 trabajadores en Paraguay. “¿Cómo va hacer para ir a cada casa de los 100 empleados? La cuestión del teletrabajo se supone que es para abaratar costos y no incrementarlos. ¿Vas a estar contratando 100 fiscalizadores para tus 100 trabajadores?”, criticó.

El también director de la Oficina de Empleos de la ANR sostuvo que el empleador, al costear el seguro social de sus trabajadores, ya está cumpliendo con la situación de seguridad y salud ocupacional.

No contempla multas claras

López Arce sumó objeciones a la ley en cuestión y afirmó que tampoco contempla normas claras en cuanto a las multas que deberían ser aplicadas a los empleadores que incumplan las disposiciones. Por ejemplo, en el caso de la “desconexión laboral”, que refiere que el empleador no podrá molestar a su trabajador en el horario que no corresponde, refirió el profesional que no se incluyeron claramente las sanciones a ser aplicadas.

“Se pudo hacer algo bueno con esto pero pusieron exactamente lo que ya dice el artículo 205, inciso C, del Código Laboral, que señala que se cuando el trabajo no se realice en la sede, se podrá trabajar hasta un máximo de doce horas y con un descanso de hora y media. Acá ellos la hicieron fácil, tiraron todo al Código de Trabajo que justamente está viejo y desfasado. El código, en su capítulo quinto, dice que para todas las multas que no están bien descriptas se va aplicar “x” monto. Algún empleador podría apelar una multa que se le aplique y alegar que no estaba prevista en el código elaborado en el 1993 ni en ninguna de sus modificaciones”, expuso. El especialista sostuvo que se perdió la brillante oportunidad de poner la sanción en el texto mismo.

No hablaron con los sectores afectados

López Arce también lamentó que los proyectistas de la normativa no hayan consultado directamente con los empleadores del sector del teletrabajo. “No consultaron con la Cámara de Contact Center, el gremio histórico. No hablaron con la gente que sabe qué es el teleempleo y se confundieron en el concepto y omitieron varias cosas en el apuro”, expresó.

Por último, manifestó que se podría hacer una modificación de la Ley nuevamente a través del Congreso Nacional pero expuso que los tiempos son el factor que complica. Lamentó nuevamente que se haya perdido la oportunidad de sacar una ley que contemple todo lo necesario y hacer que Paraguay sea más competitivo. “Hay tiempo todavía pero es una lástima que se hayan apurado tanto”, culminó.

¿Qué es el teletrabajo?

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Mtess) define al teletrabajo como una modalidad especial de empleo en relación de dependencia, que consiste en desempeñar una actividad, elaborar un producto o prestar un servicio a distancia, sin requerirse la presencia física del trabajador o trabajadora, mediante el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), realizado en el domicilio del trabajador o trabajadora o en un establecimiento distinto al lugar de trabajo del empleador, bajo un sistema de control y supervisión de sus labores a través del empleo de medios tecnológicos.

El Poder Ejecutivo sancionó el proyecto de Ley N° 6738 “Que establece el Régimen Jurídico del Teletrabajo en relación de dependencia”. La normativa dispone, entre otras cosas, la no obligatoriedad para el colaborador de responder al empleador fuera del horario laboral.

La Cámara de Senadores aprobó el pasado 7 de mayo su versión del proyecto y rechazó las modificaciones introducidas por Diputados. Finalmente el Ejecutivo procedió a su promulgación.

Esta iniciativa tiene el propósito de impulsar la modernización, reducir los costos, incrementar la productividad y brindar la posibilidad de conciliar las actividades laborales y las responsabilidades familiares.

La ley ya está vigente y rige para empresas privadas, organismos del Estado sean privados, púbicos o mixtos; gobernaciones, municipalidades, instituciones autónomas y autárquicas, según señala el documento.

Los trabajadores que se desempeñen bajo la modalidad del teletrabajo tendrán los mismos derechos y obligaciones que un trabajador que cumpla sus funciones de manera presencial. Utilizar esta forma de trabajo es voluntaria tanto para el trabajador como para el empleador.

Desconexión

La normativa señala que las partes podrán establecer una distribución flexible de la jornada laboral, respetando los límites de la carga horaria diaria y semanal. “El empleador respetará el derecho del teletrabajador a la desconexión, que será de al menos doce horas continuas, tiempo durante el cual el mismo no está obligado a responder comunicaciones, órdenes u otros requerimientos, así como en días de descanso, permisos o feriados”, menciona.

El empleador además debe respetar la vida privada del teletrabajador y los tiempos de descanso y reposo de la familia de este. A tal efecto, se garantiza el derecho a la desconexión digital de los trabajadores, que consiste en no contestar comunicaciones, llamadas, emails, mensajes, WhatsApp, etc., de trabajo fuera de su horario laboral.

En cuanto a las horas extras que hace el trabajador, el empleador deberá establecer un sistema de supervisión para verificar lo cumplido.

Teletrabajador y sus obligaciones

Los teletrabajadores tendrán los mismos derechos que los demás trabajadores presenciales y estarán obligados a mantener su disponibilidad durante la jornada laboral, cuidar de los equipos proporcionados por el empleador e informar en un plazo no mayor de 24 horas el desperfecto, extravío o robo de algún aparato de la empresa; guardar confidencialidad con respecto al acceso y manejo de la información o datos que tenga acceso; y eximir de responsabilidad a la empresa si se realizan actos ilícitos con su equipamiento.

Debe notificar de forma inmediata y formal si sufrió algún accidente, enfermedad o invalidez, y acercar dentro de las 48 horas luego del hecho los certificados o informes médicos que acrediten su condición.

Empleador y sus obligaciones

El empleador es responsable de proveer y garantizar el mantenimiento de los equipos o programas, capacitar el manejo y uso de los mismos, respetar la vida privada del teletrabajador, mantenerlo informado y advertirle sobre las sanciones.

Empleador podrá hacer visitas de control

Cuando el teletrabajo se realice en el domicilio del teletrabajador, el empleador podrá realizar visitas para controlar el cumplimiento de las normas de salud y seguridad ocupacional, así como el mantenimiento de los equipos informáticos, previa notificación y calendarización acordada con el teletrabajador.

Las mismas podrán realizarse durante la jornada laboral y en presencia del teletrabajador o de la persona que este designe.

Ver la ley completa en el siguiente enlace: https://bit.ly/3pbbjqo

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos