Conectáte con nosotros

Política

Se viene un tsunami con rostro de hartazgo ciudadano, vaticina experto electoral

Las internas partidarias con miras a las elecciones municipales se desarrollarán en un contexto social nunca antes visto en la historia de nuestro país, como así también la incertidumbre instalada en el tablero político a raíz de un hartazgo ciudadano resultado de la decepción profunda generada por la desidia de sus gobernantes y una clase política sumida en la falta de ideas claras de cómo encarar la crisis sin precedentes.

Desde El Nacional consultamos con el doctor Rigoberto Zarza, consultor y especialista electoral de vasta trayectoria en el país, sobre su perspectiva de los importantes eventos cívicos que se avecinan y sobre cómo -desde su óptica- se desarrollarán en un escenario totalmente atípico, en plena pandemia, crisis económica, social y política.

-¿Cuál es su percepción del actual proceso electoral de las internas en contexto de pandemia?

-Estamos ente un proceso electoral Sui generis, sin antecedente alguno. En un contexto de pandemia de salud y el inicio de la pandemia de la pobreza. Con aparente calma y desarrollo del proceso, pero por debajo de la superficie con la activación de un tsunami político de proporciones que puede tener su pico de mayor impacto en el 2023. Con cuenta regresiva para las instituciones políticas, con modelos perimidos de gestión en Democracia, y con liderazgos desfasados y desconectados de la actual realidad que vive el país.

Signos de decadencia y deterioro en instituciones importantes de control electoral como la Fiscalía, órganos de control de financiamiento político, inactivos e indiferentes en esta etapa muy importante de las internas partidarias. Con medios de comunicación agrupados en oligopolios que pueden constituir amenazas a libertades importantes. Con partidos políticos sostenidos por súbditos y mercaderes haciendo de la política una mercancía. Amenaza letal para la Democracia.

-¿Cómo ve la gestión de organismos rectores de organización electoral como la Justicia Electoral y los Tribunales Partidarios?

Tanto, la Justicia Electoral como órgano rector del proceso y los Tribunales Partidarios, algunos, no todos, están con mucha capacidad instalada y experiencia ganada en áreas sensibles como áreas de tecnología, informática, y gerenciamiento electoral. Pero están con alto déficit en materia de educación y capacitación cívica ciudadana. Capacitación e información sobre la ley de financiamiento, como -asimismo- del manejo de las máquinas de votación. Instalar una cultura de transparencia se hace a dos manos; una, el de la instituciones responsables y otra mano, la de la ciudadanía que la tiene que validar.

¿Considera que el actual hartazgo ciudadano puede tener efectos determinantes en estas elecciones y otras que vendrán?

El hartazgo, desencanto y decepción de la ciudadanía es el rostro del tsunami que está bien cerca. Creo que en esta pandemia se derrumbo del todo esa cultura de Simulación que era sostenida por la clase política, en muchos países de América Latina, y especialmente en el nuestro. Políticos abanderados en defender el bienestar de la gente, y por debajo actuando como piratas del caribe. Con casacas y máscaras de honestidad e integridad, ya no podrán engañar a la gente. Llego el momento del réquiem para estos grandes simuladores de la política.

¿Cree usted que habrá lecciones aprendidas considerables y serias en estas elecciones?

Totalmente. Debemos prepararnos para registrar el diagnóstico y actuar en consecuencia, para superar la emergencia grave de una crisis de proporciones en los modelos institucionales, de representación política y de liderazgos políticos. Recuperar la confianza y credibilidad de la gente será el oxígeno necesario para superar esta gran prueba.

¿Qué propuesta puede tener para las futuras nuevas autoridades?

Un primer paso es el de recuperar y sellar la alianza de la ética con la política. Humanizar la política poniendo en el centro a la persona humana. Se debe reestructurar nuestras instituciones con burocracias más livianas, que sean eficientes y transparentes a toda prueba.

Con partidos políticos desprendidos de sus clientelas y fortalecidos con participación de ciudadanos libres y honestos. Y, por último, renovar el compromiso de sostener la Democracia como sistema de convivencia necesaria en este nuevo tiempo de postpandemia que se viene. Estamos en presencia no de una crisis más, sino de una gran crisis a nivel global. Nuestro reto es encararla como se debe.

Perfil del entrevistado

Rigoberto Maximino Zarza González, abogado como título de grado y con postgrados de Ciencias Políticas y Administración Pública, es experto en materia electoral, siendo consultor, expositor y docente en este ámbito en diferentes e importantes cargos en organismos locales e internacionales.

En su actividad docente cuenta con cursos de Postgrado de Derecho Electoral, expositor en la materia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), consultor en el International Foundation for Electoral Systems (IFES, por su siglas en inglés) en los Estados Unidos.

En su carácter gremial y político, fue presidente del Centro de Estudiantes de Derecho-UNA y miembro titular del Tribunal Electoral Partidario de uno de los partidos políticos más importantes del país.

Sobre su carrera laboral se le pudo distinguir como secretario de la Cámara de Diputados, miembro titular de la Junta Electoral Central, director del Consejo del Registro Electoral, vice director del Registro Electoral y luego Director General de la entidad. También fue coordinador electoral en varias elecciones, tanto municipales como generales, desde el 1998. Participó de innumerables misiones electorales al extranjero desde 1990 hasta el 2020 y participó de congresos y conferencias en toda América Latina.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos