Conectáte con nosotros

Política

Lambaré saldrá del abandono solo con una mirada integral, sostiene candidata a concejala

Lambaré, una de las ciudades más pobladas del país y del Área Metropolitana, hoy en día se encuentra en un estado de abandono total. Veredas con todo tipo de obstáculo para el paso peatonal, calles y avenidas destruidas por los baches, espacios públicos en la desidia total y un desarrollo urbano desordenado. Las últimas dos administraciones municipales, teñidas en corrupción, terminaron por dañar a un distrito que venía creciendo inmobiliariamente a ritmos acelerados pero sin ningún plan de planificación. Hoy, el lambareño sufre la consecuencias y vive en una ciudad sumida en una indolente situación.

Se acercan las elecciones municipales que permitirán nuevamente a la comunidad elegir a las personas que consideran para ocupar los cargos de la Intendencia y las bancas de la Junta Municipal. En vista a ello, y en particular atendiendo las condiciones que se encuentra la ciudad, surge la imperiosa necesidad de poner en los espacios de decisión pública a representantes idóneos, que puedan dar un golpe de timón a las gestión municipal, hoy en día bastante golpeada por los corruptos intendentes que le tocó.

En ese contexto, desde El Nacional se generó un espacio para conocer a candidatos fuera de los partidos tradicionales, llegando así a Natalia Ruiz Díaz, candidata a concejala por la Alianza Lambaré, quien es comunicadora social, periodista, asesora y consultora en comunicación y acérrima defensora de los derechos de las personas, según ella misma se define. También es promotora de las iniciativas ciudadanas locales. Tiene estudios en Ciencias de la Comunicación, Desarrollo y Población, y Ciencias Políticas y Sociales.

Ella comentó a esta redacción que se candidata porque, como una vecina más, está superada y harta de las condiciones en la que se encuentra la ciudad. “Es una línea que nos une a la mayoría de los lambareños que vivimos en la ciudad. Una ciudad abandonada desde lo que corresponde a la administración municipal de brindar respuesta a las necesidades”, dijo.

Otro de los males que sobre pesan en el municipio es la situación de inoperancia e ineficacia en la gestión en cuanto de infraestructura, cuidado de espacio vial y seguridad ciudadana.

Junta Municipal, principal contralor

A criterio de la postulante, la Junta Municipal resulta el principal órgano contralor de las gestiones de los recursos de la municipalidad. En el caso de Lambaré, se arrastran dos administraciones seguidas que están teñidas por la corrupción. “Entonces, ahí surge la cuestión de dónde está el control que se debe ejercer en la misma institución. Hablamos de la ejecución del presupuesto y balance presupuestario. No hay prioridades para el destino de los fondos, rubros y trabajos a ser ejecutados, siempre mirando las necesidades de los 28 barrios de Lambaré”, expuso.

En ese orden, la candidata mencionó que allí ingresan las comisiones vecinales que necesitan una participación más protagónica, lo que permitirá que todo presupuesto o programa municipal tenga una visión de impacto puntual.

Planificación urbana

Lambaré, hace unos 10 a 15 años atrás, era una ciudad verde. Hoy en día, el crecimiento desmedido inmobiliario está borrando los últimos remanentes de pulmones naturales de la ciudad. Un crecimiento sin planificación que dejó sin determinar la funcionalidad del territorio.

La eterna problemática de la ciudad también son los innumerables obstáculos en las veredas, que son espacios públicos de tránsito de personas, donde Natalia considera que la municipalidad debe instalar un parámetro de exigencia para su construcción.

“También tenemos la cuestión de los bacheos. Un día cierran un pozo, pero al día siguiente vuelve a aparecer. Tenemos que ver si queremos simples bacheos o intervenciones técnicas estructurales que permitan tener más calles y avenidas en mejor estado por más tiempo”, acotó.

Con relación a la seguridad ciudadana, Ruíz Díaz mencionó que se deben priorizar programas de prevención, donde no solo debe incluirse acciones entre la Policía y la Fiscalía, sino también a la comuna pero desde una mirada integral. Hay varios sectores de la ciudad en situación de vulnerabilidad, que necesitan ser atendidos por las autoridades, indica.

“Todos los lambareños estamos en el derecho de disfrutar de la ciudad. Uno elige la ciudad para vivir. Uno quiere ver la retribución de la comuna del impuesto que pagó, en su entorno, que le permita una vida comunitaria sana, espacios públicos dignos para transitar a pie, bici o auto. Que se brinde la garantía plena porque habrá inversión y el dinero contribuido estará siendo retornado”, culminó.

Natalia Ruíz Díaz es candidata a concejal por la Alianza Lambaré, que tiene como figura para la intendencia a Luis Paciello, uno de los principales impulsores de la última intervención de la comuna, durante la administración del exintendente Armando Gómez. La Alianza está compuesta por partidos como Participación Ciudadana, Tekojoja, País Solidario, Unace, además de ciudadanos activistas, como el caso de Natalia, quien es postulante independiente.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos