Conectáte con nosotros

Política

Jazmín Negrete: “Los perdedores son quienes se adhirieron a “Operación Cicatriz”

Jazmín Negrete Hermosilla, polítóloga. Foto: Gentileza.

Jazmín Negrete Hermosilla, polítóloga. Foto: Gentileza.

El Nacional conversó con Jazmín Negrete, joven politóloga, con el fin de recoger sus impresiones sobre las últimas elecciones municipales. Su visión es importante, pues Negrete representa a la generación de nuevos jóvenes pensadores que buscan la clave para destrabar la engorrosa coyuntura política que actualmente vive el país.

Jazmín Negrete Hermosilla, es egresada de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) en el año 2017. Realizó una pasantía en calidad de observadora en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Es además activa colaboradora de programas de voluntariado de la ONU.

Actualmente, se está preparando para ingresar a la carrera diplomática y consular.

En las elecciones municipales se han puesto a prueba las urnas electrónicas, ¿cuál es su reflexión al respecto?

Sin duda es un avance tecnológico importante, los votos son almacenados en archivos, y de esa forma, elabora el conteo de votos y el acta de resultados, con pocas posibilidades de alteración de los mismos; además, con las papeletas impresas, supone un doble control de los votos.

Aún así, los partidos políticos tienen la obligación de capacitar a sus afiliados en la utilización de las urnas electrónicas, ya que forma parte de uno de los objetivos del subsidio electoral, y así, fomentar la participación de los ciudadanos en el proceso político para la elección de representantes. Recordemos que el pueblo ejerce el poder público a través del sufragio.

¿Ha podido Ud. informarse si hubo alguna irregularidad en la utilización de las urnas electrónicas?

Seguí las elecciones por los medios de comunicación, y en especial por las redes sociales; se vislumbró una cantidad de denuncias de irregularidades, principalmente por la gente que no está acostumbrada al uso de tecnología y por la falta de capacitación antes mencionada; también, al ingresar al local de votación, había un simulador junto con un instructor para evacuar dudas, y a pesar de todo ello, obligó a mucha gente a pedir asistencia en el momento de la votación, hecho que está prohibido, ya que el voto es individual y secreto.

Todo eso, desencadena una jornada cívica irregular, sumado a las denuncias concurrentes en cada elección como ser: la compra de cédulas a metros de los locales de votación, la toma de fotografías a las pantallas de las máquinas, el ingreso de varias personas al momento de sufragar.

Los principales responsables del cumplimiento del proceso a la hora de sufragar son los miembros de mesa, que deben fiscalizar y no actuar de acuerdo a los intereses de su partido o movimiento.

Hay problemas que son fácilmente solucionables si se cambia la forma de elección de los miembros de mesa, por ejemplo, que sea una carga pública como la elección de miembros para el jurado en los EE.UU. Para la compra de cédulas, se puede implementar los marcadores biométricos, así evitar que una persona vaya a votar con la cédula de otra y más de una vez.

¿Podría Ud. hacer una breve comparación con las elecciones con listas cerradas y listas desbloqueadas?

La lista cerrada y bloqueada es un tipo de escrutinio, donde el elector vota la lista del partido, sin posibilidad de modificarla; en cambio, con las listas cerradas pero desbloqueadas (que es el tipo de elección utilizada actualmente), el elector posee la opción de elegir al candidato de su preferencia dentro de la lista que se propone, con el objeto de que el más votado, se posicione entre los primeros lugares de la lista.

En teoría, la segunda opción sería la más democrática, sin embargo, no se vio reflejado en los resultados de las elecciones.

Tal vez se podría plantear como forma de escrutinio, las listas abiertas y desbloqueadas, comenzando en las internas partidarias, de esa forma se fomentará el ejercicio cívico, y habrá nuevos candidatos en la arena política.

El desbloqueo parcial de las listas también se ha puesto en marcha, ¿favoreció o perjudicó a los partidos tradicionales?

En vista a los resultados de las últimas elecciones, el “desbloqueo parcial” sumado al sistema D’Hont favorecieron a los partidos con mayor estructura, o sea los partidos tradicionales porque al haber muchas opciones de listas, los votos se dispersan, y al aplicar el sistema D’Hont para la distribución de los escaños, salen beneficiados los partidos con mayores afiliados.

Una posible solución sería cambiar el sistema de representación proporcional (una vez subsanado los problemas constitucionales), por uno de mayoría simple, quiere decir, se ordenan los escaños de acuerdo a los más votados, e introducir el balotaje, o sea realizar una segunda ronda de votación entre los dos candidatos con mayor porcentaje de votos si ningún candidato alcanza el 50% más 1 votos de los habilitados para sufragar. Esto permitirá que el ganador tenga mayor legitimidad.

¿Entonces, los beneficiados fueron los partidos hegemónicos?

Sí, así mismo, como lo he mencionado anteriormente, a los partidos hegemónicos, no sólo por la forma de realizar el escrutinio, sino por la estructura que poseen los grandes partidos para movilizar a sus afiliados.

Durante la campaña electoral apareció “ANR Nunca Más”, ¿favoreció esta campaña a la ANR, o fue lo contrario?

La respuesta es ambivalente, a pesar que la ANR ganó la mayoría de las municipalidades y juntas a nivel país, los perdedores fueron los que se adhirieron a la “Operación Cicatriz”, que fue un intento de unir los diferentes movimientos dentro del partido. Esto quiere decir que la campaña #ANRnuncamás dejó en evidencia la puja del poder dentro del partido colorado.

Sin embargo, hasta el día de hoy, veo un gran descontento y rechazo a la ANR en las redes sociales, a pesar de haber ganado la intendencia en Asunción, sin embargo, perdió en las otras principales ciudades (Ciudad del Este y Encarnación), ciudades que poseen la mayor cantidad de electores en vista a las elecciones presidenciales del 2023.

¿Cuál sería el factor político que ha impulsado la creación de esta campaña?

Un intento de demostrar el hartazgo de la gente en la forma de administrar los recursos del Estado, demostrada con la mala gestión del manejo de la crisis de la pandemia, y la tardía adquisición de vacunas.

En toda campaña política se busca la confrontación de ideas y tratar de influir en la decisión de los ciudadanos. Con el resultado de las elecciones se observa que la gran mayoría de los candidatos que no confrontaron directamente a la ANR, perdieron las elecciones.

El reelecto intendente de Asunción tiene un tendal de denuncias sobre supuestas sobrefacturaciones durante su mandato, ¿cuál es el mensaje que este hecho transmite a los jóvenes?

Que, si respondes a los intereses y mantenés las viejas prácticas políticas, perpetuando a la clase política que daña el aparato administrativo, pese a tener un prontuario de irregularidades y ante la nula acción de las autoridades que deberían investigar las denuncias, el mensaje que transmite es que ese es el modelo exitoso, que busca enriquecerse a costa de la sociedad.

En la ANR, el activismo político se centró en los movimientos “Honor Colorado” y “Añetete”. ¿Qué lectura da al hecho que muchos movimientos internos no fueron ni son llamados a colaborar con los que hoy están al mando?

El partido posee un modelo clientelista, estos movimientos poseen líderes con poder y una estructura formada, no habiendo lugar para nuevos “correligionarios” que buscan aportar nuevas ideas y no se adhieren a ellos.

Los movimientos minoritarios no fueron llamados, ya que responden a doctrinas institucionales, tratando de cumplir con los ideales y el estatuto del partido; además, estos movimientos saben que no poseen la estructura para hacerle frente a Honor Colorado y Añeteté.

Sin embargo, la ANR posee un pragmatismo, o como se dice “vocación de poder”, y mantienen la convicción que es mejor pelear estando en el poder que en la llanura, de ahí el lema “Todos somos uno”, hasta que terminen las elecciones, luego continúan con la dualidad de ser “oficialistas” y “oposición” al mismo tiempo.

Una pregunta que siempre les hago a los analistas es: ¿Existe oposición en el espectro político del país?

Según la Constitución, el Paraguay adopta para su gobierno la democracia representativa, participativa y pluralista, existe un gran número de partidos políticos y movimientos sociales que buscan acceder al poder a través de sus representantes.

Habiendo dicho eso, si existe oposición, pero se hace difícil diferenciar quienes son la verdadera oposición, ya que muchos de los partidos pequeños fueron creados por los hegemónicos para separarlos aún más, siguiendo la fórmula “divide y vencerás”.

Al estar muy fragmentada la oposición y no conseguir unir sus fuerzas, generalmente somos gobernados por el partido que posee mayor estructura, pero esto no quiere decir que sean mayoría.

 

*Martín Ramírez Machuca

  Doctor en Lingüística, Lenguas, Filosofía, Educación y Didáctica.

  Universidad de Kiel, Alemania.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos