Connect with us

Política

Caso Pecci: muestran ruta de los sicarios del crimen

A una semana del asesinato del fiscal de lucha contra el crimen organizado, Marcelo Pecci, las autoridades fiscales y policiales del país se mantienen en absoluta reserva, mientras en Colombia fuentes cercanas a la investigación dan detalles reveladores.

Fuentes cercanas a la investigación, narraron al canal RCN de Colombia, que los videos de las cámaras de seguridad e incluso los hallados en el celular de la viuda del fiscal Pecci, Claudia Aguilera, son determinantes en las pesquisas, porque varios de ellos coinciden en que al menos tres personas son caratuladas como sospechosas.

Las personas que se encuentran apostadas en los sitios por donde la pareja paseó, los recuerdan como turistas cariñosos y tranquilos.

El operario de la moto acuática que alquilaron los sicarios manifestó que se la alquilaron como a cualquier persona. “Como si fuera que me llega un muchacho aquí ahora y me pida ‘alquílame la moto’, y yo se la daría, ‘te doy tu chaleco, págame lo que me tienes que pagar y ya’”, comentó al periodista que llegó hasta el sitio para obtener su versión.

En el material periodístico muestran en detalle la playa del hotel y el sitio exacto donde estaba el fiscal Pecci en el momento del atentado.

En el informe de RCN también se da a conocer la declaración de un turista de Playa Blanca que presenció el momento en que los sicarios abordaron la moto acuática rumbo a la playa del hotel. La palabra clave fue “está lista la comida”. Siguió comentando que los tipos “hicieron la vaina, dispararon y se devolvieron para acá, ellos venían relajados”.

Luego de entregar la moto acuática, los atacantes habrían tomado un camino que los llevaría a uno de los estacionamientos y donde dejaron tiradas varias prendas de color negro para luego huir, finalmente, hacia el sur de Cartagena, según el informe de RCN.

Una fuente cercana a la investigación relató que uno de los dos sicarios fue contratado en la región por un tercero, sería el conductor del jet ski que conocía muy bien la zona. Este hecho se habría corroborado con información que se obtuvo desde prisión.

Se puede decir que el crimen no se trató de un simple acuerdo con asesinos a sueldo, sino de una compleja operación criminal, en la que incluso, según los investigadores, existe la posibilidad que los que pagaron también habrían ordenado asesinar a los autores materiales para no dejar cabos sueltos.

Infografía del crimen. Foto: El Heraldo

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!