Connect with us

Destacado

Combatir planillerismo en el TSJE debe ser prioridad de nuevos ministros, según Boccia

Alfredo Boccia Paz, analista político. Foto: Gentileza

Alfredo Boccia Paz, analista político. Foto: Gentileza

El analista político Alfredo Boccia señaló que una de las tareas claves de los nuevos ministros del Tribunal Superior de Justicia Electoral, César Rossel y Jorge Bogarín, es corregir cuestiones administrativas y burocráticas del órgano electoral, que si no se hacen a tiempo terminarán “devorando” al sistema. En este sentido, manifestó que la superpoblación de funcionarios es materia pendiente.

“Los nuevos jueces deben volver a limitar la angurria por cargo que ponen todos los partidos cuando acceden a ocupar un cargo en el TSJE”, señaló en comunicación con El Nacional.

“Como estos van a estar bastante tiempo y son relativamente jóvenes y yo creo que van a estar hasta los 75 años, espero que paren con esa parte mala del proceso electoral paraguayo. Hay que reconocer que uno de los pocos sostenes sólidos de nuestra democracia, son las elecciones que hasta ahora no fueron cuestionadas de manera importante por un perdedor. Los resultados son aceptados y rápidos a diferencia de otros países”, agregó.

César Rossel y Jorge Bogarín, nuevos miembros del TSJE. Foto: Gentileza

César Rossel y Jorge Bogarín. Foto: Gentileza

“En una democracia con tantas fallas, tener ese sistema es una de las pocas garantías de que podemos seguir adelante. Ahora también con cada elección hay más cuestionamientos, cada elección termina siendo más complicada que la anterior y un día de estos vamos a tener un fraude que va a armarnos un problema”, continuó.

Habló de situaciones sobre todo en la parte administrativa y burocrática del TSJE que si no se corrigen terminarán “devorando al sistema”. “Esa enorme cantidad de funcionarios al pedo que tienen ahí, una cantidad enorme de planilleros, gente que es contratada simplemente como operadores políticos y no como funcionarios de Justicia Electoral como debería ser. Esa superpoblación de funcionarios sobre todo algún día va a terminar creando problemas y espero que esa sea la principal tarea de los nuevos jueces electorales”, expresó.

Turbulencia

Con respecto a la turbulenta elección de ministros del TSJE, donde resultaron electos el doctor César Rossel y Jorge Bogarín, señaló estar conforme con los designados, pues se logró elegir a un liberal y a alguien del tercer espacio, lo que daría equilibrio al sistema.

“Se eligió a un liberal y a alguien del tercer espacio tal como en un pacto no escrito pero cumplido desde la época del pacto de la gobernabilidad de 1992 y 1993 que se viene haciendo, lo cual es positivo para la democracia”, manifestó.

“Yo creo que se intentó romper ese pacto en algún momento, que es complejo y paradójico porque, por un lado, la constitución habla de la pluralidad pero no establece cómo, y por otro lado el Consejo de la Magistratura (CM) establece una serie de requisitos muy detallados y muy burocráticos en una serie de exámenes de distintos tipos para valorar el puntaje de los postulantes”, agregó.

Sostuvo que todo es una “especie de farsa acertada” ya que se sabe que en una terna tiene que ir un liberal y en otra terna tiene que ir otro del tercer espacio. Entonces, se hace como si realmente fuera una selección por competitividad exclusiva de méritos y conocimientos, cuando realmente no es así, de acuerdo a Boccia.

El experto en política, explicó cuál fue la aparente maniobra que tres miembros del Consejo de la Magistratura quisieron hacer para elegir a un colorado en la segunda terna, lo que finalmente se frustró.

“César Ruffinelli, representante de la Universidad Católica, el ministro (Raul) Torres Kirmser (fallecido el jueves), representante de la Universidad Nacional y Jorge Bogarín que es representante de los gremios de abogados, intentaron torcer ese trámite natural que se estaba dando. Estos tres miembros del Consejo de la Magistratura, que deberían ser el contrapoder, lo primero que quisieron hacer es dejar afuera a suficiente cantidad de postulantes como para que solamente eligieran a cinco y no tuvieran para completar la segunda terna”, explicó.

Explicó que lo que iban a hacer posteriormente es elegir en la primera terna a César Rossel, y luego iban a convocar a una nueva elección de terna diciendo que no había suficientes postulantes y lo que presumiblemente iba a pasar allí es que iban a intentar meter un miembro colorado.

“Como no pudieron hacer eso porque parece que la Universidad Católica le dio un estirón de oreja a su representante, y la prensa se enteró y hubo mucho escándalo, trajeron otra vez del más allá a un sexto postulante con un mecanismo que era completamente inventado”, expresó.

Boccia manifestó que igual hicieron una “trampita” cuando pusieron a César Rossel y Emilio Camacho en la misma terna, siendo que son los mejores puntudos, puesto que “no les gustaba mucho” la presencia de Camacho debido a que se lo vincula más al Frente Guasu. “Si le ponían a Camacho en la segunda terna iba a ser él el electo, y sería ya gravísimo que no pongan un representante liberal, eso ya sería una ruptura o un golpe de Estado”, dijo.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!